jueves, 11 de septiembre de 2014

Trabajadores de la OBE en espera de juicio

Dania Virgen García

El pasado mes de junio, más de una decena de trabajadores linieros pertenecientes a la Empresa de Servicios Eléctricos (OBE) situada en avenida de Carolina municipio de San Miguel del Padrón, se encuentran en espera del juicio oral, acusados de fraude y cohechos.

Una fuente comentó a esta reportera, que un grupo se encuentran en prisión preventiva,  y otros bajo medida cautelar. El director fue reemplazado.


Dicha empresa aún continúa bajo investigación. 

dania@cubadentro.com

Fuerte operativo en el municipio de SMP

Dania Virgen García

Desde hace dos semanas, se ha incrementado un fuerte operativo policial en el municipio de San Miguel del Padrón.

El operativo comienza, desde muy temprano en la mañana, en la virgen del camino con más de 10 carros patrulleros, carros y motos de tránsito, conjuntamente con los agente del orden público de a pie, transitan por toda la Calzada de San Miguel hasta el Diezmero.

Detienen a todo tipo de vehículos particulares y estatales para requisarlos. A los ciudadanos de a pie, les registran minuciosamente sus pertenecían.

Se rumorea entre los vendedores por cuenta propia, que el operativo se debe a la desaparición de dos contenedores, uno de uniforme escolar y otro de botas y uniforme del servicio militar.

El pasado 2 de septiembre en horas de la mañana un helicóptero circuló por los alrededores del municipio. Llevaba un operador de cámara de video, grababa, las calles de la Candonga.
Aseguraron determinados residentes, que el helicóptero voló tan bajo que por poco se estalla contra un árbol.


Los cuentapropistas continúan siendo acosados  por la policía del municipio, que le exigen dinero a cambio de supuesta vigilancia. El vendedor que se niegue a darle el dinero a la policía, le decomisan la mercancía, que luego se la reparten entre ellos por el camino. Comentaron algunos afectados.

dania@cubadentro.com

Fallecen reos en prisión

Dania Virgen García

En la tarde del día 7 de septiembre, un preso al que no menciono su nombre por medida de seguridad, de la prisión del Combinado del Este, en la Habana, informó a esta reportera que el preso Alexander Duarte Vidal de 41 años de edad, alias Tilín, falleció el pasado día 6 del presente mes.

Aseguró la fuente que el preso se encontraba en huelga de hambre desde hacía más de dos meses. Se hallaba en la sala de penado del Hospital Clínico Querúbico ¨Enrique Cabrera¨, más conocido por el hospital nacional, situado en el reparto Alta Habana, municipio Boyero.

Afirmaron varios presos, que Duarte Vidal, llegó al Hospital Nacional de Reclusos (HNR), de la prisión antes mencionada, muerto.

La fuente alegó, que el preso estaba en un campamento penitenciario.

Se encontraba en la calle, de pase o ausente al pase, cuando fue detenido por la policía. En la requisa le encontraron en los bolsillos del pantalón, un rollo de precinta. La policía lo estaba acusando de tentativa de asalto.

Llevaba 10 años en prisión, por el delito de asalto. Autor del robo de la Cadeca situada en la calle 12 entre 21 y 23, Vedado.

El inmolado, era benéfico, su familia no se ocupaba de él. Residía en el barrio del Fanguito, Vedado, municipio Plaza de la Revolución.

También en esta misma prisión, fallecieron dos presos el pasado 25 de agosto.

El primero de ellos, falleció por huelga de hambre, nombrado Vladimir Cuné Vélez de  aproximadamente 31 años de edad,  llevaba 47 días en huelga, protestando por una revisión de causa.

Cuné aseguraba, que estaba mal sancionado por el delito de robo con violencia.
En el mes de enero, la víctima había realizado una huelga de hambre por más de un mes. 

Altos funcionarios militares le prometieron hacerle una revisión de causa, al no cumplir, retorno a la huelga hasta morir.

Horas antes de fallecer fue trasladado para el HNR, en estado grave de salud. Se encontraba en una celda de castigo del edificio dos, en condiciones infrahumanas.

Igualmente ese mismo día, se suicido el preso Yuleisis de la Rosa, padecía de trastornos mentales y epilepsia. Los guardias le negaban los medicamentos (carbamazepina).


En una crisis mental, se ahorco de la Rosa en la entrada de la puerta del piso donde extinguía sanción. Las últimas dos informaciones fueron suministrada por Hugo Damián Prieto Blanco, presidente del Frente de Acción Cívica ¨Orlado Zapata Tamayo¨.

dania@cubadentro.com

Celdas de castigos

Dania Virgen García


Desde la prisión Kilo 5 y medio en la provincia de  Pinar del Rio, el preso contestatario Ramón Rodríguez Gamboa, informo por vía telefónica la restauración de varias celdas de castigos, ordenada por el mayor Camilo Lazo, jefe de la prisión y el teniente coronel Ernesto Torres.

Cuatro celdas de castigos se renovaron en un refugio subterráneo, que está situado debajo de la cocina del penal.

Los funcionarios militares, no están de acuerdo con el nuevo método torturador, porque tienen que custodiar a los presos a una temperatura de 35 a 36 grados de vapor.

Afirma la fuente que las celdas fueron construidas para esconder a los presos que denuncian ante las visitas ministeriales militares, las golpizas, los tratos degradantes e inhumanos contra los reos, la mala alimentación, el robo de los militares, y otros delitos que son sancionados por los tribunales, que en su mayoría quedan impunes.

dania@cubadentro.com

Vecino protegido por la SE y la policía

Dania Virgen García


Continúan los vecinos residentes en calle 110 número 19307 entre calzada de San Miguel y 199, reparto Residencial San Miguel, Ezequiel Salomón Hernández, alias Puli, Daimara Salomón Ruiz, hija, y esposa Eva Ruiz Pérez, hostigándola mi familia y a mí.

El pasado 29 de agosto, me personé con mi hija Zuzy Sarais Viera García, en la 11na Unidad de la Policía del municipio de San Miguel del Padrón,  ante el 1er teniente Ponciano por la supuesta denuncia de amenaza.

Cuando llegamos allí, el oficial nos condujo a una oficina para tomarle declaraciones a mi hija con respecto a lo planteado por la denunciante.

Según la denunciante nombrada Daimara, la hija de Puli, un cuatrero que es protegido por determinados policías, DTI y policía política. Que mi hija iba a cortarle el rostro.

El 25 de agosto, día de los hechos, mi hija y nieto se encontraban paseando con mis hermanas y sobrinos.

La fecha de la denuncia formulada por la hija de los habilidosos vecinos, fue el pasado 27 de agosto.

Mi hija regresó a la casa el 26 de agosto, hasta la fecha de esta información no ha visto a la denunciante.

Según la farsante, ella escuchó desde su casa que mi hija me decía que le iba a cortar el rostro y la iba a matar.

Acusación que se probó por la policía, que la denunciante había mentido.

Esto no terminó aquí. Los vecinos al ver que mi hija no fue detenida comenzaron a provocarla.

Mi hija y yo no reaccionamos a las provocaciones. Esto los molestó. Al rato instalaron un equipo de música.

Lo que divide la vivienda de los vecinos y la mía es un muro. Espacio de un metro.

En la mañana del 30 de agosto, el escándalo de la música y de ellos se sentía en mi casa.
El conflicto duró hasta las 7 de la noche del mismo día.

En más de 10 ocasiones efectúe llamadas al número de la PNR 106, por indisciplina social, dos quejas presentadas al superior de esta entidad y una a la jefa de guardia.

Se presentaron en dos ocasiones la patrulla 272 y en dos ocasiones más la patrulla 471, esta última se presentó con un policía que tenía el grado de mayor. Los patrulleros ordenaban  a los vecinos apagar la música. Cuando se retiraban los agentes del orden público, los vecinos volvían a encender el equipo de música.

En la última ocasión se presentaron los dos carros patrulleros antes mencionados.

La señora de la vivienda Eva Ruiz, y su hija Daimara bajo los efectos del alcohol, delante de los policías presentes me gritaron y ofendieron,  dijeron que me tenían grabada todas las conversaciones que tenía con la contrarrevolución que se reunía en mi casa, que ellos estaban protegidos por muchas gentes y que tenían el poder para destruirme a mi hija, y a mí.

Los carros patrulleros se retiraron dejándolas en el escándalo sin cumplir las órdenes establecidas en estos casos. Tuvieron que intervenir y tranquilizar a las provocadoras el CDR, FMC y vecinos. Esta reportera y mi hija las dejamos gritando y nos encerramos en la casa.

El lunes 1ro de septiembre, los poseídos abrieron el garaje y comenzaron a soldar.

Esta vez  me quemaron el refrigerador. Tuve que nuevamente dirigirme a la 11na unidad y realizar la denuncia por daños de los equipos anteriores y este último. Numero de denuncia 47708/2014.

En la noche de ese día un grupo de la guardia operativa se dirigió a mi casa para tomarme las declaraciones y solicitar la propiedad de cada uno de los equipos electrodomésticos dañados, olla arrocera, cocina eléctrica y refrigerador.

Luego que los policías se llegaran a la vivienda con quien mantengo el litigio tuvieron que retirarse, los demandados no les abrieron el portón, se negaron a declarar. Al otro día Salomón confirmó a la policía que si tiene una planta generadora de soldar criolla, que todavía la posee y utiliza hasta la fecha.

Hasta el momento no se ha tomado medidas con los vecinos, a pesar de los varios incidentes y amenazas de ellos expresados ante la autoridad. 

Responsabilizo a la Policía Nacional Revolucionaria de San Miguel del Padrón, la Policía Política, al Departamento Técnico Investigativo (DTI), y al Gobierno Cubano por lo que le suceda a partir de ahora a mi hija, nieto y a mí.

Estos vecinos no es la primera vez que cometen delito de perjurio. En el 2010 la señora Eva Ruiz, dijo a la policía que yo iba a asesinar a mi hija y nieto con una tijera. Con esta falsa declaración la Seguridad del Estado aprovechó para detenerme y acusarme por el delito de amenaza y ejercicio arbitrario del derecho, por lo que fui sancionada y llevada a prisión.


El padre de Eva Ruiz es depredador sexual, la hija no tiene vínculo con su padre, debido a que un día este hombre manoseó a una amiguita de la hija menor.

dania@cubadentro.com

Presas se evaden de prisión

Dania Virgen García

La madre de  la reclusa Yaneth Pérez Quevedo, Santa Quevedo Moreno, dijo a esta reportera por vía telefónica que su hija se evadió de la prisión de mujeres del Guatao, situada al Oeste de la capital, la noche del pasado 29 de agosto.

Aseguró Santa, que su hija se escapó de la prisión para dirigirse al Consejo de Estado, para denunciar las torturas que sufrió dentro de las celdas de castigos de la prisión de Manto Negro, la corrupción de los militares en la prisión del Guatao, el robo de medicamentos, la mala alimentación, la falta de asistencia médica, y los tratos degradantes e inhumanos a que están sometidas las presas.

Funcionarios del Consejo de Estado llamaron a la prisión comunicándoles que se encontraban en el organismo central dos presas fugitivas. A las 11 de la mañana del otro día las reclusas fueron reintegradas a la prisión.

Al llegar a la prisión las reclusas le propinaron severas golpizas, le ocasionaron lesiones y hematomas en todo el cuerpo, se encuentran en celdas de castigo, y en incomunicado.

Una hermana de la reclusa Yaneth, fue a visitarla al otro día con sus hijos, la prisión le negó la visita para que no la vieran en el estado crítico que se encuentra.

La madre refiere que su hija será traslada para la prisión de mujeres de la provincia de Pinar del Rio, por decir la verdad.


La reclusa Yaneth Pérez Quevedo, fue  sancionada a principio de este año a 10 meses de privación de libertad por no pagar cinco multas, fue llevada a la prisión de mujeres de Manto Negro, allí permaneció en celda de castigo y en huelga de hambre, en protesta por la injusta sanción.

dania@cubadentro.com

Prisión Kilo 5 y medio

Dania Virgen García


Desde la prisión de Kilo 5 y medio en la provincia de Pinar del Rio, informaron el preso político Julio Cesar Valdez Díaz y el preso Ramón Rodríguez Gamboa dos fallecimientos por negligencia médica y un intento de suicidio.

En la mañana del día 30 de agosto, falleció el preso Juan Lorenzo Pórtelo Gómez conocido por el Lolo, de 48 años de edad.

Según las fuentes, el preso Pórtelo Gómez llevaba más de 5 días con dolores en los pulmones y tos seca, ya en estado grave de salud la guardia militar lo condujo al llamado botiquín de la prisión, en donde le inyectaron un sedante, y devuelto a la celda, minutos después el medicamento le creó una erupción en la piel, pero el preso se durmió.

Al amanecer, Lorenzo Pórtelo comenzó a convulsionar y a vomitar, tuvo que ser regresado al botiquín, donde falleció.

El recluso Juan Lorenzo Pórtelo Gómez estaba sancionado a cadena perpetua, por un delito de asesinato, llevaba 15 años de sanción, se encontraba en régimen especial.

Comentarios de presos que el médico no pudo trasladar al reo al hospital provincial ¨Abel Santamaría¨, porque no tenía la autorización del jefe de la delegación de Cárceles y Prisiones de la provincial.

Para que un preso de cadena perpetua pueda ser conducido al hospital, hay que movilizar dos carros patrulleros, el conduce tiene que ser autorizado  por el jefe de la delegación del MININT en la provincia, y activar la brigada especial. Afirmaron las fuentes.

También en la madrugada del 21 de agosto en el área uno, galera tres, el preso apodado Semana, natural de la provincia de Canagüey, de la raza negra, llevaba varios días sintiéndose mal.

Cuando la guardia se acordó que tenían un reo enfermo, lo llevaron al botiquín, luego que lo inyectaran, comenzó a sudar y a tener frio. Los funcionarios manifestaron que el preso estaba filmando.

Horas más tarde decidieron trasladarlo al policlínico ¨Raúl Sánchez¨. El carro se demoró más de 15 minutos. Según refirieron los médicos del policlínico que el preso llevaba una hora de fallecido.

Sus familiares se dirigieron a la dirección de Cárceles y Prisiones en la Habana para reclamar por el fallecido. La familia asegura que el preso no padecía de ninguna enfermedad.
El pasado 25 de agosto, el preso Ramón Flores Morejón intentó ahorcarse en una celda de castigo.

Los presos responsabilizan al mayor Camilo Lazo,  quien no hace más de un mes que fue designado jefe de la prisión. Los presos lo consideran un dictador.

dania@cubadentro.com

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Acusada hija de periodista independiente

Dania Virgen García

En la tarde del día 28 de agosto, la delegada de la cuadra nombrada Virginia le entregó una citación, a mi hija Zuzy Sarais Viera García, por el 1er teniente Ponciano, de la 11na Unidad de la Policía del municipio de San Miguel del Padrón, acusada de un supuesto delito de amenaza con número de denuncia 46473/14.

Presentarse a las 10 de la mañana en la mencionada unidad, del 29 de agosto.

La denuncia fue efectuada por la familia residentes en calle 110 número 19307 entre calzada de San Miguel y 199, reparto residencial San Miguel.

El jefe de la familia apodado Puli, es un delincuente que vive de la corrupción y tiene negocios ilícitos con personas que se dedican al desvío de recursos, está protegido por la policía, el DTI y la policía política, según sus afirmaciones.

El día que ocurrieron los hechos, el pasado 25 de agosto, mi hija y nieto se encontraba con mis hermanas. A esta reportera nunca la policía me tomo declaración de la amenaza y agresión de la hija del vecino, ahora aparece fabricado este delito.

Solicito a la opinión pública internacional pronunciarse por mi hija.


Temo que la policía y Seguridad del Estado quieran enredar a mi hija en una trampa para enviarla a prisión. 

dania@cubadentro.com

Riña entre oficiales de la SE

Dania Virgen García

El pasado 20 de agosto un grupo de oficiales pertenecientes al cuerpo represivo del departamento 21 de la Seguridad del Estado, en Marianao, tuvieron una reyerta bajo los efectos del alcohol.

En horas de la tarde del día mencionado, en calle primera y  26, Miramar, un grupo de la policía política dejaron parqueadas 8 motos y un carro rojo de chapa azul en la calle.

Se fueron a la Playita 26, llevando consigo canecas y botellas de ron.

Según una fuente de información que los conoce muy bien, a quien no menciono su nombre por medida de seguridad, me contó, que los oficiales ya en estado de embriaguez ocasionaron una riña tumultuaria, las mujeres comenzaron el alboroto.

Entre ellos se abatían a golpes. Hubo alguien que dio el parte a la policía.

Al personarse los carros patrulleros, los represores mostraron el carnet de la SE, y le ordenaron a los agentes del orden público, que no se atrevieran a meterse en el asunto, que se retiraran.

Gritaban que eran oficiales de la Seguridad del Estado y que ellos mandaban en cuba.

Lo cierto es que en el lugar habían niños disfrutando de la playa que se atemorizaron del horror, otras personas y la fuente comenzaron a gritarle que respetaran la zona, y otros se  burlaban del espectáculo que tenían armados.

dania@cubadentro.com

martes, 2 de septiembre de 2014

Miembro del PCC involucrado en fraude

Dania Virgen García

Uno de los jefes de la brigada de la dirección de comunales del municipio de San Miguel del Padrón, junto a su esposa, están involucrado en fraude económico.

Adalberto es el esposo de Yara Prado, residen en calzada de San Miguel entre 110 y 112. 

Yara y su esposo trabajan en la dirección de comunales de Monterrey, ella es oficinista y el es jefe de una brigada de recogida de basura.

Este cargo se lo otorgaron después de que él y su esposa participaran en el Mitin de repudio del pasado 14 de agosto de 2011 contra esta reportera.

Muchos trabajadores se encuentran disgustados por el poco salario que le es devengado, alegan que Yara se los roba.

Su nivel de vida ha aumentado en el trascurso de los años.

Resulta que un trabajador de comunales al que no menciono su nombre por medida de seguridad, me contó, que Adalberto cobra todo el salario de los trabajadores, de la brigada a la que él está al mando.

Brigada fantasma.

El grupo de obreros están registrados en nominas, y en tarjetas de entrada y salida, pero físicamente no trabajan.

El acuerdo entre jefe de brigada y obreros, es cobrar todo el salario de los  trabajadores, y ellos trabajan en la candonga.

El salario tiene un total de más de 3mil pesos moneda nacional. De esto tiene conocimiento el director de la instancia, que es compensado.

El basurero en el municipio, se pasa semanas que no se recoge, contaminado con todo tipo de insectos.


Los Jefes como estos, que cometen fraude, son inmunes ante la sociedad y la población es la afectada.

dania@cubadentro.com

Delincuente protegido por la policía y SE

Dania Virgen García

En horas de la tarde del pasado 25 de agosto los vecinos de la vivienda sita en 110 número 19307 entre calzada de San Miguel y 199 residencial San Migue, municipio San Miguel del Padrón, hubo de agredir física y verbalmente a esta reportera.

El dueño de la vivienda apodado Puli tiene un taller de chapistería. Se dedica a comprar carros en mal estado, lo restaura desde chapistería, tapizado, mecánica, pintura, y luego lo revende.

Esta reportera hace aproximadamente un mes por necesidad tuve que cambiar el cable de la electricidad de un poste a otro, esto molestó al vecino, el cable tuvo que ser instalado en la misma línea donde se encuentran los cables de su vivienda y de otras también.

Hacía varios días que llevaba solicitando a la compañía eléctrica (104466, 104825) la revisión del bajo voltaje y pestañazo en las luces que venía presentando en mi casa. 

En las tres veces que se presentaron los electricistas, el voltaje y los pestañazos cesaban.
La decisión tomada por los electricistas, que una de las casas aledañas a la mía, podía estar utilizando una planta de soldar criolla que estaba afectando la electricidad de mi casa, que causara la rotura de la arrocera y cocina eléctrica.

En la fecha mencionada me llegue a la vivienda de Puli y le pregunté a los trabajadores si ellos estaban soldando, me contestaron que sí, le dije que me llamaran al dueño, me contestaron que él se encontraba durmiendo, les pedí de favor que suspendieran la soldadura hasta que se despertara el dueño del negocio para solucionar el problema.

Al rato el dueño del negocio se dirigió a mi vivienda, me llamó indispuesto y agresivo;  me dijo que a él no le interesaba lo que me estaba sucediendo porque el pagaba 2 mil pesos moneda nacional de electricidad y todo lo tenía en orden.

Salieron su esposa y una de sus hijas, la mayor nombrada Daymara que comenzó a ofenderme, y  amenazarme, también los trabajadores que tenían en el taller estaban presentes, luego que la hija me agrediera físicamente, uno de los trabajadores me empujó hasta mi casa, me introdujo a la fuerza alegando que no saliera porque me iban a desbaratar a golpes.

Cuando supuestamente se calmó el alboroto, me llegué hasta la Unidad de la Policía del municipio.

Allí me di cuenta que el dueño del negocio, Puli, decía la verdad, que a él no le iba a suceder nada porque tenía comprado a muchas gente. Estuve esperando más de dos horas para que me atendieran, me atendió el capitán que estaba de guardia operativa, le conté lo sucedido, cuando salgo de la oficina, ordena que me devuelvan el carnet de identidad sin haberme tomado declaraciones.

Espere que saliera uno de los jefes de la Unidad de la Policía.
Sánchez el segundo jefe de la unidad, bajó horas después, lo intercepte y le dije que necesitaba hablar con él, le conté lo que me había sucedido,  y que la policía no había tomado interés en el asunto.

Sánchez, me condujo hasta la oficina del  coronel  Visoso. Volví a contar lo sucedido. Estando en la oficina llegó el guardia operativo, el jefe de la unidad le ordenó al capitán tomarme la declaración, mandar a buscar al dueño del negocio y su hija, y hacer un registro en la vivienda.

Cuando salgo de la oficina, el capitán sale, me dice: tanto diste que te presentaste  ante Visoso, yo le conteste, no tengo confianza en ti, usted no me tomo declaraciones, y ordenó a que me devolvieran el carnet, y como el vecino alardea de decir que tiene comprado a media unidad tuve que solicitar a los jefes.

La declaración nunca fue formulada.

En algo me di cuenta que el oficial de guardia operativo estaba nervioso, se demoraba a dar la orden de registro y lo vi dando instrucciones no muy clara a los policías del carro de patrulla de la guardia operativa.

Esto no terminó aquí. Vecinos que no menciono sus nombres por medida de seguridad me contaron que el registro daba entender  que le habían robado. Los policías actuaban de manera extraña. Solamente registraron el taller, hallando algunas infracciones.

Puli, presume de tener protección bajo soborno, de media policía, tanto del municipio como de otros municipios, Departamento Técnico de Instrucciones, DTI, policías de patrullas, policía política, inspectores por cuenta propia, policía de tránsito, y otras personas vinculados al MININT.

La gasolina que compra, una parte se la vende algunos policías de patrulla que se parquean en su vivienda, el petróleo en 6 tanquetas de 20 litros se lo traen en un carro estatal que se descarga a pleno día, los materiales que utiliza para la reconstrucción de los carros son ilícitos, los que utiliza para la construcción y reparación de su vivienda también.

Debido a esto, él y su familia creen que pueden avasallar, ultrajar, y reprimir a cuantas personas le molesten.

Todo esto es de conocimiento de delegados, ex combatiente de la revolución, CDR, FMC, miembros del PCC, y miembros del MININT que residen en los alrededores de la vivienda, en complot aceptan los quebrantamientos del delincuente.

Este vecino trabaja por cuenta propia, tiene un taller que mide más de 10 metros de ancho y 10 de largo, posee cuatro carros que están a nombre de las dos hijas de 18 y 25 años de edad, esposa, y él, ninguno tienen vínculo laboral, según él, el dinero  obtenido para la compra de los carros es enviado por los familiares residentes en los Estados Unidos desde hace cinco años.

Su vivienda exhibe un nivel económico muy alto. En cuba los que tienen este tipo de vivienda, son los llamados cuellos blancos, los que viven del negocio ilícito y, la droga.

Los cubanos de a pie no pueden darse ese lujo.

Posee dos teléfonos fijos, cuatro aires acondicionados, tienen una piscina, dos apartamentos detrás de la casa y cada 15 días hacen fiestas millonarias.

Son ostentosos.

El carro que menos le ha costado es el que están armando. Los otros están entre los 15 mil y 20 mil pesos moneda convertible. Dos de ellos fueron comprados hace menos de dos meses.

El ciudadano fue puesto en libertad, y en la mañana del día 26 le comentó a varios  vecino que lo que le habían decomisado fue porque él quiso, que amigos de la policía que estaban en ese momento en la unidad le avisaron del registro, y le dieron el tiempo determinado para guardar lo más importante.

Resulta que este hombre que mantiene un nivel financiero alto, dice que está protegido por algunos oficiales del MININT, que su dinero compra a los muertos de hambre.

El jueves 28 en la mañana un carro de turismo gris, marca Van, con chapa T-24859, que se utiliza para la captura de jinetera, estaba en su casa.

La madre de la esposa de Puli, llamada Eva, vista los Estados Unidos todos los años.

Los llamados revolucionarios.

dania@cubadentro.com

Padre asegura que su hijo no atentó contra su vida

Dania Virgen García


El pasado 28 de julio el preso Sandi Pablo Martínez González, hubo de incendiarse. Según refirieron varios presos de la prisión de Kilo 7, provincia de Camagüey. Su padre Pablo Manuel Martínez Carballo residente en calle 12 número 68 entre B y C,  afirma que su hijo fue incendiado por militares a propósito.

Sandi Pablo presentaba trastornos mentales con tratamiento médico, estaba sancionado a 13 años de privación de libertad por el delito de asesinato pasional. Llevaba un año y medio de la sanción.

En llamada telefónica, varios preso comentaron que el preso Martínez tenía enemigos de familiares de la víctima dentro de la prisión.

Días antes de fallecer había sido trasladado a otros destacamentos por contrariedades entre presos.

La víctima se manifestaba enfermo. Alegaron los presos.

Pablo Manuel Martínez el padre de la víctima asegura que su hijo fue asesinado por militares, el pasado 28 de julio.

Los hechos ocurrieron así, el día 25 de julio Sandi fue golpeado por el guardia del orden interior, llamado Rodolfo. Testigo de este hecho fue el reo contestatario Enrique Bartolomé Cambaras Díaz del destacamento 8, al cual Sandi le dejó un papel comunicándole la golpiza propinada, antes de ser conducido para el destacamento 7.

El día 27, fue golpeado nuevamente pero esta vez por el funcionario militar nombrado Sergio frente al destacamento 11. La golpiza se debió a que los presos le explicaron al guardia que no podía convivir allí porque tendría problemas. Testigo de este hecho fue el preso Erik García Rodríguez.

El día 28 Sandi Pablo tubo un supuesto problema con un recluso por una fosforera en el destacamento uno, varios presos lo golpearon y guardias también. Aseguró su padre.
Ese mismo día el reeducador Carbonel, ordena que lo trasladen hasta el destacamento 7,  nuevamente, antes le propinó varios golpes.

El pelotón que estaba de guardia, ya dentro del destacamento  lo golpearon hasta hacerlo perder el conocimiento. Luego lo esposaron en forma de cruz en la reja de la litera.

Los presos que estaban en otros destacamentos escuchaban los gritos  de terror del preso, que decía, auxilio me estoy quemando. Los guardias se reían entre ellos y decían que él estaba filmando.

Los presos de los destacamento 6 y 8 comenzaron a gritar, se está quemando el preso.
Un preso pasillero fue quien le lanzó dos cubos de agua para apagar la candela. Los guardias se aparecieron media hora después que el reo se carbonizara, otro preso fue quien le zafó las esposas. 

El perito, segundo jefe de instrucción penal, el mayor Lázaro Carabela, certificó, que el incendio había sido intencional, que la víctima se prendió candela con una fosforera que tenía en los pies y se la llevó a las manos.

Tratando de  salvarse, Sandi se zafó la clavícula del brazo derecho, y el brazo izquierdo quedó inflamado por la esposa.

El padre de la víctima le aseguró al mayor que su hijo no podía tener la fosforera porque antes de él ser introducido dentro del destacamento lo habían requisado, que tampoco tenía esa flexibilidad en los pies como para hacer esa maniobra. Que quienes le prendieron candela a él fueron los militares que estaban de guardia.

La víctima llegó al hospital provincial muerto. Dijo Pablo Manuel, que se encontraba en el cuerpo de guardia en ese instante poniéndose un medicamento en vena.

Martínez Carballo se ha dirigido a las instancias gubernamentales militares de la provincia para reclamar justicia, y para que sean sancionados los militares involucrados en el delito de asesinato.


Las respuestas de los altos militares que le dan al doliente para salvar la responsabilidad de los involucrados, que él se incendió.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes