miércoles, 23 de julio de 2014

Fallecen reos en la prisión de las Tunas

Dania Virgen García

El pasado 9 de mayo, en la prisión de Las Tunas fallecieron los presos Fernando Michel Pérez Vidal,  y Rogelio Izoguirre Medina,  informó el preso Liusban Yohn Utra, miembro de la Unión Patriótica de Cuba, UNPACU.

El preso Fernando Michel, luego que recibiera una golpiza propinada por los militares de la prisión, fue trasladado para una celda de castigo con hematomas y lesiones en todo el cuerpo.  En horas de la madrugada  se ahorcó.


El preso Rogelio Izoguirre Medina, de 43 años, falleció a raíz de una huelga de hambre. Llevaba 12 días sin recibir asistencia médica.

dania@cubadentro.com

Surella reclama y logra sentirse libre

Dania Virgen García

A raíz de varios reclamos que ha realizado Surella Rodríguez al Comité Central del Partido, al  PCC provincial, el Consejo de Estado, el Poder Popular provincial, la Dirección de la Policía Nacional Revolucionaria, la Fiscalía General de la República, la Fiscalía Militar, y el periódico Granma, para que se le devuelvan todos los productos y equipos decomisado y su derecho a la licencia de trabajador por cuenta propia, porque considera que no cometió delitos, y que al contrario,  le han sido violados todos sus derechos como ciudadana de este país, decidió enviar este reclamo por última vez a las instituciones gubernamentales antes mencionadas y hacerla pública ante la prensa independiente.

Dice así:

De: Surella Rodríguez Fontanar, residente en Jesús Menéndez número 19323 entre Calzada de San Miguel y Calle A, en el municipio capitalino San Miguel del Padrón. 

Quisiera que esta carta  fuera objeto de atención de toda la  dirigencia de este país y que no la pasen por alto, como se ha hecho hasta ahora.

Nací el 20 de noviembre de 1970, en la provincia de Santiago de Cuba, lugar donde nacieron jóvenes de la talla de Frank País, Pepito Tey, y otros muchos más, de los que me siento orgullosa.

Mi madre era costurera, y mi padre tabaquero. Crecí en esta sociedad, tuve una niñez feliz,  me enseñaron las ideas revolucionarias, y  así con una enseñanza limpia aprendí a andar por la vida. Con tristeza, fui madurando. Había cosas que no entendía, pero las fui aceptando porque nada es perfecto, pero pasaron los años y los problemas de mi país se fueron agudizando, las personas que me rodeaban comenzaron a pensar diferente. Poco a poco, la nuestra se fue convirtiendo en una sociedad miserable por culpa de personas que miran su interés propio y no quieren ver cómo han desamparado la integridad de un pueblo y lo han sumido en la miseria.

En el año 2000, me casé con un hombre honesto que respondía a los intereses de la revolución, pues era militar, Elio Carmenate Bode. Él estaba orgulloso de su trabajo. Poco a poco, eso cambió. Fue víctima de personas que abusan del traje militar y del cargo, que son capaces de destruir a otros, sin que nadie les ponga freno, pues   tienen el poder.

Militar por más de 20 años, capitán de la policía, con condecoraciones, sin tacha en su trabajo, y sin motivo alguno, fue despojado de todo y expulsado de su trabajo en el que había estado todos estos años, sin motivos algunos, solo porque me ayudaba en la paladar.

Cuando se aprobó el trabajo por cuenta propia y hubo la oportunidad de resolver los problemas de la vivienda, mi familia y yo decidimos poner un paladar. Con mucho trabajo y empeño, pusimos el negocio, y aproveché la oportunidad de ubicar a mis hijos varones en el trabajo.

Al pasar el tiempo, mi familia y yo fuimos víctima de corrupción, manipulación y envidia por parte de funcionarios y oficiales del MININT del municipio. 

Resido en un lugar donde existe la mayor incidencia delictiva, y donde la corrupción de la policía está a flor de piel sin que nadie detenga eso.  Han puesto autoridad en manos de personas, supuestamente bien escogidas, que se  creen con derecho a hacer cuanto quieren. Al no tener la supervisión de los que en realidad tienen la responsabilidad de hacerlo, todo se les hace más fácil, y el pueblo es quien sufre las consecuencias.

Luego de dos años y medio, los dirigentes corruptos de mi municipio se personaron un día en mi vivienda y destruyeron mi negocio que con mucho trabajo y energía construí junto a mi familia. Me despojaron de todos mis bienes adquiridos con tanto esfuerzo y con todos los documentos en orden. Me dieron golpes, y me llevaron a prisión por tres meses.

Mi familia pudo lograr que me liberaran bajo una medida cautelar. Creyendo en la revolución, estando presa escribí a varias instituciones.

Cuando salí que vi a mi familia colgando de un hilo, desesperada, temiendo por mis hijos, y mis padres que dependen  de mí, continué escribiendo a estas instituciones.

Mis suplicas llevan más de seis meses. He estado abogando por trabajar, por integrar a mis hijos en una dirección correcta, pero a todos los lugares que me he dirigido increíblemente se han parcializado con los funcionarios y policías corruptos  de San Miguel del Padrón, y han archivado mis cartas, burlándose de mis ruegos.

Siento dolor y ahora entiendo que no tiene caso seguir luchando contra aquellos que no conocen los valores humanos, la integridad, y el respeto por aquellos que lucharon por una sociedad digna.

Hoy me encuentro sin trabajo, y esperando ser procesada por los tribunales, donde seré sancionada sin pruebas testificales, y seré llevada a prisión sin antecedentes penales. Por lo que me niego a apoyar a dirigentes y funcionarios llenos de pudrición.

Mi familia y yo somos otras víctimas de las muchas que hemos creído y luchado por la revolución, al final nos dan una patada en el culo, y quedamos sin protección. Debido a esto, el pueblo cada día está más indignado.

A partir de este momento, donde quiera que me encuentre, denunciaré toda la corrupción de los altos dirigentes del país, y sus subordinados ante la opinión pública internacional, y los activistas de derechos humanos, aquellos que llaman contrarrevolucionarios.

Estoy orgullosa de ser cubana, pero no quiero vivir ni aceptar la manipulación que existe por parte de las autoridades en general, y particularmente del MININT.

Sin más, 

Surella Rodríguez Fontanar

dania@cubadentro.com

Asegura ser sancionado sin pruebas

Dania Virgen García

Jorge Luis Arcaya Vega, de 26 años de edad, residente en la Carretera Bibijagua reparto Delio Chacón, municipio especial Isla de la Juventud,  quien fue sancionado a 13 años de privación de libertad por el delito de robo con violencia e  intimidación a las personas, en la causa 24/2014 con el Expediente de Fase Preparatoria 210/2013, actualmente en proceso de casación,  asegura ser inocente.

Jorge Luis Arcaya se ha dirigido a todas las instancias gubernamentales reclamando su inocencia, pero no ha tenido respuesta.

La fuente asevera que fue sancionado por su pasado.

El 6 de julio de 2013, alrededor de las 10 de la noche, en la granja tabacalera  ubicada en el reparto Delio Chacón, penetraron dos individuos  para robar un TV marca Seletron de 21 pulgadas, valorado en 99.64 cuc equivalente al mismo precio en moneda nacional.

La fuente fue detenido al otro día de los hechos por el jefe sector de apellido Castro, e instruido por el oficial Mirel. Permaneció cuatro días bajo investigación, reconocimiento de pruebas de ADN y de olor, luego fue puesto en libertad sin cargos. Al mes el instructor citó a Jorge Luis, y le dijo que tenía una huella de olor de él que coincidía con la encontrada en el lugar de los hechos. Arcaya lo negó  todo desde el principio.

El 28 de septiembre Jorge Luis Arcaya Vega, fue a trabajar a la provincia de Artemisa, regresando el 26 de enero de 2014, porque su madre había sufrido un infarto; luego se  agravó y falleció el 10 de febrero.

A los 7 días de fallecida la madre de Jorge Luis Arcaya,  fue citado por el tribunal. Cuando se presentó la hicieron  entrega de una petición fiscal acusándolo de los delitos antes narrados.

Arcaya Vega contrató una abogada,  Sleimisbel León Cotarelo. 

En el expediente de fase preparatoria existían varias declaraciones  que afirma no hizo.  La abogada reconoció que el expediente estaba alterado, y le confesó que no podía ayudarlo porque “podía buscarse un problema”, pero lo envió a presentar una queja de difamación contra el instructor.

 Bárbaro Ramírez Mestre, el custodio que se encontraba trabajando en el momento del robo y que sorprendió a los ladrones,  fue golpeado por uno de ellos. En el acto del juicio oral, el pasado 8 de abril del presente año, narró los hechos ocurridos ese día, identificando al acusado Chayanne Yobanne Mora Vives como la persona que lo golpeó por haber trabajado en el lugar; a la otra persona la describe, pero no la pudo identificar.

El tribunal refirió que aunque no haya identificado a Jorge Luis Arcaya en la presentación de reconocimiento, la policía pudo comprobar que existe una huella de olor en el sitio donde se encontró el TV, y por ser el acusado una persona antisocial con varios delitos, dio por probados los hechos narrados.

Jorge Luis Arcaya presentó en la fiscalía militar del municipio especial Isla de la Juventud, la queja de difamación. Allí lo recibió el fiscal militar Carlos Yasmani Ruano Tejeda, quien le dijo que esa acusación no se recibía en esa entidad, que la abogada tenía que haber actuado de inmediato al ver la falsificación en el expediente, y que tenía que dirigirse a la fiscalía civil.

En la fiscalía civil lo recibió la fiscal Anebis Álvarez Debo, quien le expresó que el caso había pasado por varios instructores, entre ellos el instructor Vladimir Sorrión. Al final le dijo que el caso no le compete a ellos, y que no podía dirigirse a otra institución  porque ellos lo recibirían y no podían hacer nada al respecto.

La comunidad y los factores declararon en una carta y la investigación que Jorge Luis Arcaya Vega “estaba integrado a la sociedad, y participaba en las tareas que se le encomendaban”.


Este caso prueba una vez más que en Cuba, luego que delinques, aunque hayas cumplido con la sociedad y pagado tu deuda, cuando quieres reintegrarte a ella,  los instructores policiales, la fiscalía, y  los tribunales, con prejuicios e ideas mal intencionadas, te utilizan de chivo expiatorio por tu pasado. 

dania@cubadentro.com

Sera llevada a tribunal periodista independiente

Dania Virgen García

"Nada de lo que me suceda es casual: esto es una maniobra de la policía política"-Dana Virgen Garcia

El pasado 3 de  febrero de 2014, esta reportera solicitó el contrato de un abogado del bufete colectivo de San Miguel del Padrón, situado en la calzada de Güines, para que represente por el supuesto delito de amenaza, por el que me denunció un carpintero que me estafó.
  
El carpintero, al que le pagué por adelantado un trabajo que no terminó, el pasado 23 de diciembre 2013, formuló la denuncia 7207. El caso es seguido por el instructor Yorkis.

Por el delito que me imputan pueden condenarme a un año de privación de libertad o imponerme 300 cuotas de multa.

También hice en el bufete colectivo la solicitud del contrato del cobro  del dinero estafado por el denunciante.

El abogado Eisner Noa Matos, quien me representa en los dos contratos, me comunicó que se ha presentado en más de 10 ocasiones en la oficina de instrucciones de la oncena unidad del municipio para la revisión del Expediente de Fase Preparatoria pero nunca se lo han facilitado. Aseguró que ha tenido que presentarse ante el jefe de instrucciones quien le ha manifestado que el expediente está en “proceso de diligencia”.

El pasado 2 de mayo esta reportera se presentó en el bufete colectivo, para informarme de la situación del  proceso, ya que han pasado más de 4 meses y no ha acaecido nada.  El abogado me dijo que la pasada semana el expediente había sido enviado al tribunal, pero que la presidenta lo devolvió a la fiscalía por falta de documentación.

Esto es una maniobra de la policía política.  Nada de lo que me suceda es casual. Han utilizado a un estafador para que me acuse. ¿De qué violencia habla este hombre? Amenazas y golpes fue lo que sufrimos mi hija, Yaquelin Boni y yo, el pasado 12 de abril, por parte de la policía y el funcionario municipal del PCC  de apellido Pino, quien fue el principal agresor. Hay ensañamiento por parte de la presidenta del Poder Popular Ana María, el Secretario del PCC, el jefe de la 11na unidad, el coronel Visoso, conjuntamente con la fiscal Esmilda Olivares Suárez, para encausarme y llevarme a prisión por un delito que no cometí.

Es el mismo teatro que hace cuatro años cuando me encarcelaron, pero con diferentes actores. Solo les diré a los protagonistas de este teatro que no pagaré ninguna multa. Quienes tienen que ser procesados y sancionados son los que nos agredieron el 12 de abril.

dania@cubadentro.com

Solicitud de señalamiento del juicio oral

Dania Virgen García


El licenciado Manuel Alonso Díaz, representante legal de los presos políticos Sonia Garro Alfonso y Ramón Alejandro Muñoz González, (el acusado Eugenio Hernández Hernández no tiene representación de abogado), presentó solicitud de señalamiento del juicio oral a la sala de lo penal del Tribunal Popular Provincial (TPP) de La Habana Vieja, de la causa 418/2013, el pasado 25 de abril, argumentando lo siguiente:

Primero: El Consejo de Gobierno del Tribunal Supremo Popular, (CGTSP) no señaló el juicio oral dentro del término de los 20 días hábiles, luego de que fueran obradas las conclusiones provisionales del proceso penal.

Segundo: El presidente de la sala puede suspender la apertura de las sesiones cuando algunas de las partes no tengan preparadas las pruebas presentadas en sus escritos. Esta decisión debe ser comunicada mediante auto.

Tercero: Que el presidente del Tribunal Supremo Popular, presenta la circular 66 en fecha 29-12-1989, que establece los requisitos para la anulación del señalamiento, que tiene la debida comunicación a las partes antes de la fecha del señalamiento de la anulación.

Cuarto: Establece el Acuerdo 112 del CGTSP, en su segundo apartado que los señalamientos con los acusados en prisión no deben de exceder los 90 días, salvo autorización del Presidente del TSP de prórroga, que debe estar fundamentada por los motivos de la dilatación.

Quinto: En las causas en cuestión se han violado todos los preceptos legales e indicaciones del CGTSP, a pesar de haberse retornado hace poco tiempo la representación de los acusados referentes, pues sencillamente se basa en la secuencia de hechos que se narraran.

La letrada de la defensa obró sus conclusiones provisionales en fecha anterior al 19 de septiembre, cuando vencía el término para ello y no fue hasta el mes de noviembre en que fue señalado el acto del juicio oral, a pesar de que ya llevaban más de un año y medio de indefensión los acusados.

Pero lo interesante resulta que la suspensión fue manifestada a la letrada en la sala donde se realizaría el juicio oral en el Tribunal Municipal Popular de Diez de Octubre, la sala DCSE donde radicaría allí, violación a las perceptivas antes analizadas.

Nunca se recibió auto proveniente de la Sala 1ra del TPP, La Habana, justificando dicha suspensión.
No se tiene conocimiento de si fue solicitada la correspondiente prórroga al presidente de TSP, o de haberse cumplido este requisito, de cuáles son los motivos que la sustenta y las razones dada para su autorización, los cuales son de importancia para la defensa.

Por último, en estos momentos donde se ha pronunciado el Consejo de Gobierno del Tribunal Supremo Popular, por lograr mayor celebridad en la tramitación de los procesos penales, porque no se ha dictado la medida cautelar de prisión provisional.

Los acusados Sonia Garro Alfonso y Ramón Alejandro Muñoz González llevan más de 2 años y 5 meses esperando sea nuevamente señalado, luego de su injustificada anulación en noviembre de 2013.

Dijo el letrado: “No somos ingenuos, ni pecamos de inocentes, desde que recibimos el presente asunto para realizar la defensa técnica de estos acusados, supimos que no estábamos inmersos en un proceso común, pero donde la ley no distingue no cabe distinción, no existen términos especiales para casos especiales ni tratamientos diferentes para acusados diferentes, no en las leyes a las cuales debemos obediencia todas las partes inmersas en el proceso penal, y por tanto con las características que tengan los procesos, los términos son improrrogables, y los derechos de los acusados y las garantías del proceso penal inviolable, o al menos eso tenemos entendido”.


Nota: La anterior información  sobre las irregularidades en el proceso de los acusados fue dada a esta reportera por el actual representante de los mismos. Solo hago lo que está establecido por mis principios éticos.

dania@cubadentro.com

Otro inocente en prisión

Dania Virgen García

Carlos Alexander Sánchez Mola, se encuentra preso desde el pasado 29 de abril por estar pedido por el Tribunal Provincial de la Habana Vieja.

Se encuentra en la prisión del depósito Vivac, sin documentos que detallen su detención.

Carlos Alexander fue acusado por el delito de malversación, en la causa 73/11  y sancionado a 9 años de privación de libertad.

Su esposa el 2 de mayo se dirigió a la sala segunda del tribunal antes mencionado. La secretaria, en forma indispuesta, le dijo que aunque él estuviera todo este tiempo en la calle, el tribunal podía pedir la prisión cuando quisiera, que el expediente se encontraba en revisión, y que no sabía si estaba en el Ministerio de Justicia, o en el Tribunal Supremo, que tenía que esperar 15 días a ver si le daban una respuesta.

Aseguró Sánchez Mola que esto debe estar manipulado por David Machín Ramos, quien tiene influencias en las altas esfera del MININT. Este hombre le estafó un motor al carro Ford-56 con chapa HTJ 708, propiedad de Carlos Alexander. Machín es amigo del jefe de la unidad de instrucción de Alamar, donde se presentó la denuncia.


Sánchez Mola trabajaba en la Empresa de Comercio y Gastronomía del municipio San Miguel del Padrón, antes de ser  sancionado. En el momento  del robo de la carnicería, el director, el subdirector, la jefa de la zona, el DTI, el PCC, el Poder Popular, los delegados del consejo dos y la fiscalía, quienes tenían conocimiento de los hechos, le expresaron que “se estaba metiendo en camisa de once varas”.

dania@cubadentro.com

Presos en huelga de hambre

Dania Virgen García

El opositor Sandalio Mejías Zulueta, miembro del Partido Liberal de Cuba, se encuentra en huelga de hambre desde el día 7 de mayo, ingresado en la sala penal del Hospital “Enrique Cabrera”, más conocido por el Hospital  Nacional, en Boyeros.

Mejías fue sancionado por peligrosidad social por gritar “abajo la dictadura” en el tribunal  popular de la Habana Vieja.

El preso político quien no acepta sueros, solamente agua de vez en cuando, lleva más de 50 días en huelga, informó el delegado del PLC en La Habana, Rafael González.

 En la prisión de Guanajay, provincia de Mayabeque, se encuentra en huelga de hambre, el preso contestatario, Yovel Román Ramos, desde hace más de 20 días. Fue llevado a una celda de castigo, en condiciones infrahumanas, sin colchón, sin atención médica. Los guardias le propinaron una golpiza y le lanzaron espray.


Desde la prisión provincial de Kilo 5 y Medio, Ramón Rodríguez Gamboa informó de la huelga de hambre que mantiene desde hace más de 45 días el preso Robert Pardo Brito. Al huelguista lo tienen esposado con las manos en la espalda, en una celda de castigo, sin colchón, con hormigas y santanillas. Los militares a cargo de las torturas, Osmany y Euclides, le echan mermelada al piso para que las hormigas se descontrolen.

dania@cubadentro.com

Amenazan a preso contestatario

Dania Virgen García

Desde la prisión disciplinaria  Kilo 9, en la provincia de Camagüey, el preso contestatario Eduardo Gamboa Suarez, ex sargento instructor de la FAR, informa que fue  amenazado por los jefes de  la prisión y la policía política.

Aseguró la fuente que el jefe de la prisión, el teniente coronel Miranda, el jefe del control penal, el capitán Ángel, el pasado 30 de junio, en la oficina del jefe del primer jefe, puso frente a él a la sicóloga militar Yulaimi y su ayudante Yuliet, y bajo coacción desmintieron  la declaración dada por él en cuanto a estas oficiales.

Dicha información se refería a los hechos del pasado 28 de mayo, cuando en horas de la mañana en presencia de otros militares y reos, la sicóloga, quien está sujeta a un tribunal militar, cortó el carnet del MININT,  y su ayudante fue  degradada a primer teniente por las supuestas relaciones que mantiene con los reos.

Las militares negaron con temor, y bajo presión,  todo  cuanto habían denunciado a la fuente, manipulando la verdad para hacerle creer a los militares presentes que la justicia estaba de parte de ellas.

El jefe de la prisión le ordenó a la fuente  que le diera los nombres de los informantes que le facilitaron la información sobres sus actos de corrupción, respuesta que fue denegada por salvar a la fuente confiable, por esto Gamboa, fue amenazado con ser denunciado por el supuesto delito de perjurio, si no demostraba que la fuente tenía razón.

También le dijo el teniente coronel que “iría hasta el final hasta hacerlo tierra” aunque le costara su carrera y sus grados; que de la única manera que Gamboa Suarez se salvaba era desmintiendo la acusación hecha el pasado 12 de junio, y que él quería ayudarlo. Entre chantajes, le dijo que pensara bien, que pensara en su madre, Marlene Margarita Suarez, quien padece de células cancerinas en desarrollo en las mamas, hernias discal, sacrolumbagia, hipertensión arterial, problemas en el corazón y crisis nerviosas, entre otras enfermedades crónicas.

A raíz de la amenaza y coacción hecha por el teniente coronel, la fuente sintió temor de que pudieran intentar algo contra su madre y no pudiera verla más, conociendo, lo capaces que son la policía política,  cayó en un lapsus e hizo la carta negando la denuncia.

Según el teniente coronel Miranda, la fuente sería llevado a una corte disciplinaria y no a un tribunal por acceder a hacer la carta.


El preso Eduardo Gamboa Suarez teme el rumbo que pueda tomar la carta que fue hecha bajo amenaza y coacción, un error que no se perdonará jamás.

dania@cubadentro.com

Fallece reo en el Combinado del Este

Dania Virgen García

El pasado 3 de julio falleció el preso conocido por el Becura, en el Hospital Nacional de Reclusos HNR, de la prisión del Combinado del Este,  la Habana, informó el preso contestatario Daniel Pérez Díaz.
En la sala E, a las 9 de la noche falleció el preso antes mencionado.

Según refirió Daniel Pérez, el preso desde hacía un mes había comenzado a sentirse mal,  con un cuadro de decadencia, y diarreas liquidas ensangrentadas. Los médicos del edificio numero dos donde extinguía sanción el preso, hacían caso omiso.

Cuando el preso ingresó en el HNR, ya estaba demasiado enfermo. Se le diagnosticó posible cólera.

Aseguró Pérez Díaz que su fuente le refirió que falleció por un dolor en el pecho.

dania@cubadentro.com

Testimonio de un preso común: Entrevista a Yosvel Román Ramos

Dania Virgen García

Esta es la verdad sobre el preso común Yosvel Román Ramos, miembro activo de la Unión Patriótica Cubana, (UNPACU). Aquí está su testimonio.

¿Qué es un preso común? ¿Acaso no es todo aquel que se encuentra privado de libertad?, sin embargo, me adelanto a los dictadores y les digo que sí, yo soy un preso común. Pero lo que me diferencia y me distingue dentro de la población penal, es que me opongo abiertamente al régimen dictatorial, que tiene sumido en el dolor a nuestro pueblo.

Desde muy joven logré comprender que las cosas de mi país no estaban bien. Considero que hasta un niño es capaz de darse cuenta, pues  los niños, al cumplir los 7 años, quedan privado de un alimento tan vital como la leche. ¡Qué ironía!  José Martí lo dejó bien claro: “los niños son la esperanza del mundo”.

Desde muy joven caí en prisión. Por aquel entonces, mi rebeldía estaba mal encausada. No obstante, a medida que me fui adentrando en los asuntos de la oposición interna, fui concentrando mi energía en la lucha abierta contra los abusos cometidos dentro de las prisiones en que me he encontrado.

A consecuencia de este drástico cambio y forma de pensar,  recibí severas e injustas condenas y severas torturas físicas y sicológicas. Tanto fue así que encontrándome en libertad condicional, en el año 2002, fui acusado el 10 de diciembre de haber hecho dos llamadas telefónicas, al jefe de sector de mi localidad, amenazándolo de que lo iba a matar.

Siendo una gran mentira, ante la injusticia que se estaba cometiendo conmigo, me les evadí del Hospital de San Cristóbal, en aquel entonces en la provincia de Pinar del Rio, pero tanto era el ensañamiento de los esbirros de la dictadura con mi persona, que le dijeron a mi difunta abuela que había una orden de tirarme a matar, que era mejor que me entregara, que mi problema se iba a resolver. Mi abuela, por preservar mi vida, y que el problema se resolviera lo más rápido posible, me entregó, pero como ellos son los padres de la mentira, lo que me estaban preparando era otra jugada.

Así fui sancionado a un año de privación de libertad por evasión.

Tan solo estuve cuatro meses de libertad y empezó esta larga cadena de causas injustas que  tenían preparadas de antemano. En el año 2003 fui nuevamente enjuiciado por el supuesto delito de desorden penitenciario. Fui sentenciado a otro año de privación de libertad. Todo por exponer ante mis compañeros de reclusión una verdad suprema: las constantes violaciones de los derechos humanos.

En el 2004 fui vuelto acusar por el delito de desórdenes, cuando socorría a un recluso herido por una riña tumultuaria. La sentencia fue de cinco años y cuatro meses. Trascurrieron tres años, donde me mantuve firme en mis convicciones. Por ello, en el 2007 recibí una brutal golpiza por el capitán Jorge Cruz, jefe de orden interior del penal 5 y Medio, en la  provincia de Pinar del Río. Tan grande es la desfachatez del mal llamado sistema de justicia cubano, que se me acusó de atentado y desacato y fui sancionado a tres años de reclusión, y transferido nuevamente para la prisión de Taco Taco.

En el año 2008, en la prisión mencionada, por no querer cubrir mi cuerpo con el vergonzoso uniforme color gris con los que visten a los presos, fui agredido y golpeado hasta soltar  sangre por el capitán, Duarte Toledo, jefe de orden interior. Por mi familia acusarlo en fiscalía militar y, yo no querer retirar la causa, me involucró en menos de un mes, en una nueva causa con el opositor Juan Miguel Valdez Mayor, que estaba siendo golpeado con ensañamiento, y fui nuevamente acusado, esta vez  por un tribunal militar. Me condenaron a seis años por desorden penitenciario.

Con todo lo que  me hacía la policía política y los militares de las prisiones, no podían hacer cambiar mis ideales. Dicen que los que no claudican tienen que estar siempre preparado para pagar el precio. Por todo eso es que nunca han dejados de hacerme daño física y sicológicamente.

Después de cinco años de la última causa, en el 2013, me volvieron acusar de desorden en la prisión de Guanajay,  Mayabeque, donde me encuentro ahora. Por qué cogen frente a mi celda en el pasillo central Un pedazo de lata que se encontraba en el pasillo central, frente a mi celda,  dijeron que servía para una agresión. Fui sancionado a otro año más por desorden.

Si existe alguna diferencia entre causas comunes y causas políticas, entonces hace mucho que Yosvel Román Ramos dejo de ser preso común. Es por ello que en mis exigencias  por mi libertad inmediata me he declarado varias veces en huelga de hambre. De hecho, en una de ellas pasé 78 días, lo que me provocó una hepatitis C y una gastritis crónica. En ese estado fui brutamente golpeado y me lanzaron varias veces contra la pared, a pesar que mi cuerpo apenas se sostenía. Esta hazaña la cometió  el capitán  Ramón Miranda, jefe de orden interior del penal Kilo 8, en Pinar del Rio, mientras vociferaba que “a los contrarrevolucionarios singados lo que había era que colgarlos”.

Es tan grande el ensañamiento contra mi persona que me han sacado lejos de mi provincia con el objetivo de que en esas prisiones de  régimen severo, me sigan torturando físicamente, y maltratar a mi familia en viajes largos y difíciles.

La asistencia médica que he recibido por mis enfermedades ha sido pésima: llevo años en espera de tratamiento.

La mano de hierro de los militares dentro de las prisiones contra los presos contestatarios, la he sentido de manera implacable. No obstante, mis pensamientos políticos, son más lúcidos que nunca, pues ahora sí están bien encausados.

En el año 2008 pasé a formar parte del Partido Democrático 30 de noviembre-Frank País, en el cual realicé infinidad de actividades.  Tuve el privilegio de ser el vocero de los huelguistas de la prisión de Kilo 8, en protesta por la muerte del incansable luchador Orlando Zapata Tamayo, misión encomendada por Michel Suárez Cruz, preso político, y por Rafael Suarez Aviló, miembro del Partido 30 de noviembre.

Para estar en contacto directo con la oposición en la calle, en el año 2012 dejé de ser parte del 30 de noviembre y entré en las filas de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), dirigida por José Daniel Ferrer.

Sobre todas las cosas mi posición ha sido denunciar todos los abusos, torturas, actos degradantes e inhumanos que cometen los  carceleros, y despertar en la población penal, el sentimiento de rechazo al régimen de los Castros, y la conciencia de que todos los cubanos podemos hacer uso de nuestros beneficios contemplados en cada artículo de  la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Mi sanción por delitos comunes ya la extinguí,  ahora me enfrento a otros 10 años y seis meses como sanción conjunta por supuestos delitos que considero inaceptable. Sobran testigos que confirman que no he sido otra cosa que una víctima más de este régimen, puesto que la oposición cubana se encuentra bajo el zapato de hierro de una dictadura avasalladora, donde no tienes derecho a nada, sin libertad de palabra o pensamiento, sin protección judicial ni constitucional, con tanto abuso, torturas y asesinatos.


Por lo tanto, me considero secuestrado dentro de una prisión por el régimen que nos oprime.

dania@cubadentro.com

Endrogada reclusa en prisión

Dania Virgen García

La madre de la reclusa Yanet Pérez Quevedo quien se encuentra en la prisión de mujeres Manto Negro, denunció por vía telefónica a esta reportera que su hija es drogada a la fuerza por sus carceleras para que no proteste por su libertad.

A Pérez Quevedo le suministran a diario dos carbamazepina, dos amitriptilina, y dos trifluoperazina. Aseguró su madre que el día 21 cuando fue a visitar a su hija, esta le dijo que la boca se la abrían a la fuerza para obligarla a tomar las pastillas. La notó muy mal, decaída, y sin fuerza para sostenerse, la esposan para sacarla de la celda.

La reclusa lleva más de tres meses en una celda de castigo en condiciones infrahumanas, sin agua, y duerme en una cama de concreto sin colchón. Ha realizado varias huelgas de hambre. La superior nombrada María Luisa le ha propinados golpes junto a varias guardias que la han dejado con lesiones y hematomas en el cuerpo. Ha tenido varios intentos de suicidio.  La comida, muchas veces descompuesta, se la  suministran en un pote de helado plástico Nestlé de 100 milímetros.

Yaneth Pérez Quevedo es madre de cinco niños menores de edad. En la provincia  Mayabeque donde reside las autoridades tomaron represalias contra ella luego de que pidiera ayuda a los activistas de los grupos derechos humanos. Fue sancionada a 10 meses de privación de libertad por no pagar cinco multas, según le refirieron el día del juicio.

Su madre dice que teme que algo le pueda suceder y que no pueda verla más.

dania@cubadentro.com

Preso contra preso

Dania Virgen García

Los represores de la policía política dentro de las prisiones en conjunto con los carceleros, suelen utilizar como paramilitares a presos comunes condenados por asesinato, violación, pederastia y otros delitos por los que cumplen condenas de más de 20 años para que agredan a los presos políticos.

Esa táctica de utilizar a presos contra presos, está dirigida a intimidarlos para evitar que den informaciones a la prensa independiente.

Mantener el orden implantando el terror, las torturas sicológicas y físicas, es su principal objetivo. Luego se limpian las manos como Poncio Pilatos, montan un teatro para  hacerle creer a los demás reos que no tienen que ver con esas  agresiones.

A los reos que utilizan para estas agresiones, los premian con beneficios tales como pabellones conyugales, visitas de estímulos, pases con permisos especiales, y el adelanto al régimen de mínima severidad que puede ser en un campamento o asentamiento penal.

Debido a esto, corren peligro las vidas de varios  presos políticos y contestatarios que se encuentran en  distintas prisiones y campamentos de todo el país.  Entre ellos, Eduardo Gamboa Suarez, de la prisión la disciplinaria Kilo 9, provincia de Camagüey, el cubano americano Carlos Alberto Pereza Ávila, quien lleva más de cinco meses en una celda de castigo de la prisión de Quivicán, provincia Mayabeque,  y otros presos que he mencionado en otras informaciones.

Por otra parte, se supo que el militar que golpeó salvajemente a Yasser Rivero Boni, el carcelero Alcides se encuentra trabajando en el área la incrementada conocida por el 47, de la prisión del Combinado del Este.

A su madre, Yaquelin Boni, en una entrevista que tuvo en la Fiscalía Militar Central, con el jefe de la institución el teniente coronel Julio Cesar, un mayor y el que está llevando el caso, le dijeron que el militar está bajo investigación hasta que Medicina Legal diagnostique si las lesiones propinadas son graves y con peligro para su vida, que hasta que el médico que lo operó no le dé el alta médica, no pueden decidir, por lo que el militar tiene que continuar trabajando en la prisión.

El preso político Ramón Alejandro Muñoz González, también fue víctima de una golpiza propinada por el militar Alcides.


Las golpizas de Alcides han dejado  incapacitados física o mentalmente a varios presos, hecho que es conocido por todos los oficiales del MININT que han trabajado con él.

dania@cubadentro.com

El caso de la presa política Sonia Garro y su esposo

Dania Virgen García

Hace varias semanas esta reportera recibió una llamada telefónica del abogado Manuel Alonso Díaz, del bufete colectivo Salvador Allende, de Centro Habana, representante de la pareja opositora Sonia Garro Alfonso, Ramón Alejandro Muñoz González, y de Eugenio Hernández Hernández, luego de que fuera sancionada la abogada que los defendía, Amelia Rodríguez Cala.

El letrado me refirió que Sonia Garro le había dado mi teléfono para que contactara conmigo y tuviéramos una cita.

El lunes 21 de abril en la mañana esta reportera tuve la cita en el bufete colectivo junto a la hija de la pareja opositora, Elaine Hernández Garro.

Lo primero que planteó el letrado fue que hace un mes tomó el expediente de los acusados. Detalló la situación crítica que presenta el expediente. Actualmente, no posee documentos testificales que pudieran presentarse el día del juicio. La abogada Amelia Rodríguez solamente presentó dos cambios de medida, y luego de que el juicio fuera suspendido no efectúo la reclamación al tribunal. Dos veces visitó a Sonia, pero le faltaron detalles importantes que debía tener archivado. En fin, hubo un mal trabajo en el proceso por parte de la abogada.

En la visita que tuvo con los acusados, la presa política Sonia Garro le manifestó al abogado que ella estaba muy disgustada por el proceder de la letrada, que no deseaba que ningún abogado la representara porque ella sabía bien claro que estaría allí hasta que el gobierno decidiera su libertad, pero ya que él había reemplazado a la letrada lo admitía. Un escrito firmado por la acusada fue enseñado a la hija y a mí.
En la visita con Ramón Alejandro Muñoz González, y Eugenio Hernández Hernández, estos les dijeron que no tenían dinero para solicitar otro abogado (a), que lo aceptaban.

Entre otros detalles importantes, el abogado nos comentó que en el Expediente de Fase Preparatoria EFP, no aparece el certificado de las lesiones de los tiros dados a Sonia en la pierna, y  no existen testigos a favor de ellos.

Conclusión todo, es un desastre desde el principio.

Me aseguró que a partir de la fecha en que nos informó de la situación, comenzaría a trabajar.  Le pedí  que cada paso que diera me informara de los detalles, que era importante que la opinión pública internacional  conociera la situación.

Esperemos que este letrado cumpla con sus palabras y pueda lograr la libertad inmediata de Sonia Garro y sus compañeros de causa. Me dio su teléfono, pero me pidió que no lo fuera a facilitar a la prensa internacional, que no daría entrevista, pero si podía dar información. 

A, Sonia Garro le piden 10 años de cárcel por atentado, desorden público y tentativa de asesinato;  a su esposo Ramón Muñoz, 14 años por desorden público y tentativa de asesinato, y a Eugenio Hernández 11 años, los tres en la causa 418/2013.

dania@cubadentro.com

domingo, 29 de junio de 2014

Caos y corrupción en las oficinas de registro civil

Dania Virgen García

Antes de que entrara en vigor  el nuevo reglamento de Inmigración el 14 de enero de 2013,  hacer trámites legales en las oficinas del registro civil era menos engorroso que ahora. 

Cobraban en ese tiempo entre 5 y 10 CUC por cada trámite a los interesados en salir del país, fuera de visita familiar o permanente.

En las oficinas de inmigración tenías que dar entre 25 y 30 CUC, y en ocasiones había que dar un poco más.

Resulta que esto ha dado una vuelta a favor de esos empleados y funcionarios del MININT.

La mayoría de los cubanos solo quieren irse del país. Cuando  les preguntas por que quieren irse, te responden, esto no da más. Prefieren pasar trabajo fuera de Cuba que tener que soportar las mentiras de los nuevos lineamientos económicos que le han traído más problemas al pueblo.

Hace unos días atrás, las conexiones a la red de las oficinas del carnet de identidad estuvieron paradas.  Los funcionarios no daban explicaciones y maltrataban a aquellos que necesitaban realizar un trámite. Pero no era con todas las personas los tratos desagradables: a los que depositaban algún billetico en CUC, les era solucionado el problema al momento.  

En las oficinas de registro civil, donde se obtienen las copias de inscripción de nacimiento, matrimonio, divorcio, defunción, y fe de soltería, hacer un trámite de los mencionados es un problema. Te dicen que tienes que esperar 15 días o más.

Hay personas que pueden darse el lujo de sobornar al empleado, pero los que no pueden darse ese lujo, tienen que halarse los pelos. Cada documento de este tipo cuesta 20 CUC.

Hace dos meses que el registro civil de la Habana Vieja, situado en la calle  O’Reilly, está cerrado porque se derrumbó. Los trabajadores del lugar fueron ubicados en el tercer piso del palacio de matrimonios de Prado y Ánima, pero no pueden  ejercer los trámites legales debidos que los libros se encuentran bajo llave entre las ruinas del derrumbe.

La ex presa política Madeline Lazara Caraballo ha tenido que dirigirse a los centros antes mencionados, y ser peloteada por no tener dinero para sobornar a estos funcionarios.  No ha podido sacar uno solo de los documentos que le pidieron en la oficina de refugiado para su primera entrevista.

El pasado 19 de mayo una trabajadora del registro civil  le dijo que tenía que dirigirse  al registro civil de Centro Habana. Cuando llegó allí, le dijeron que no podían resolverle la situación porque no pertenecía al territorio.

Tuvo que volver a la oficina reubicada en el palacio de matrimonio, donde pertenece. Allí, Leidis, la registradora del departamento civil, le manifestó que Gloria, la directora  provincial dijo que era un problema interno del país y que no podían remediarlo hasta nuevo aviso.

El 20 de mayo, Madeline Lazara volvió a la entidad y tampoco pudo resolver su problema. La directora le dijo que no podía hacer nada por ella.

Una persona a la que le comente la situación de Madeline, me contó que su prima pertenece a este registro civil, y le cobraron 20 cuco por sacarle una inscripción de nacimiento.


Madeline Lazara tuvo que llamar al departamento 21 para dejar la queja. El pasado 22 de mayo se persono un agente del DSE y le manifestó a la directora del registro que tenían que solucionar la situación porque crearían un problema político.

dania@cubadentro.com

Presos en huelga de hambre

Dania Virgen García

En la prisión de régimen especial Agüica, provincia de Matanzas, el preso político Luis Enrique Labrador Díaz, y el colaborador de esta reportera Lázaro Pie Pérez se encuentran en huelga de hambre desde hace más de 18 días.

El preso político Labrador Díaz reclama la asistencia médica que le es negada constantemente por las autoridades de la prisión y los médicos. Su padecimiento crónico de  los riñones no es atendido por un especialista. Además en una de sus manos está presentando invalidez producto de  una severa golpiza que le propinaron hace varios meses y por la que tiene que ser operado.

Lázaro Pie quien es paciente diabético tipo dos, es reprimido constante por los funcionarios de la prisión quienes le azuzan presos para que lo provoquen y lo golpeen.

Los dos presos están pasados de la libertad condicional. Además corresponden a la provincia la Habana, pero llevan más de un año en esa prisión matancera.

Sus vidas peligran en la prisión.

dania@cubadentro.com

Preso en coma por negligencia medica

Dania Virgen García

El preso Luis Miguel Arias Cala, de 24 años de edad, fue trasladado de la prisión provincial de Holguín al Hospital Clínico Quirúrgico de la provincia el pasado 22 de mayo, con la presión arterial en más de 200/ mmHg. Fue ingresado en la sala de penados por descompensación y días después  se agravó por negligencia médica, informó María del Carmen Cala madre del preso.

El día 24 del presente mes, el doctor Edilio le administró por vía intramuscular un sedante llamado cloropromacina a la fuerza, junto a los guardias que se encontraban en la sala que lo aguantaron. Este suceso fue observado por el recluso apodado el Pinto.

El medicamento lo durmió por más de seis horas. Al despertarsufrió un infarto masivo del miocardio, que lo puso en estado  grave con peligro para su vida.

Fue trasladado de inmediato para la sala de terapia intensiva, del hospital, donde fue entubado.
Los médicos no le aseguran la vida.

En la visita  médica que realizó la doctora  Pura Adilet, manifestó que el paciente se había agravado debido a unos medicamentos que le habían encontrado en su pantalón.

La madre del paciente asegura que dichos medicamentos pudieron ser puestos por los médicos que lo estaban atendiendo ese día y que la doctora está tratando de ocultar el acto cínico provocado por el doctor y los guardias.

En la tarde del día 26, la policía política de la provincia le entregó a la abuela del muchacho la libertad por licencia extrapenal, documento que fue roto por María del Carmen ante los agentes de la policía política y le dijo que mienta su hijo estuviera en estado grave ella no lo aceptaba.

No es la primera vez que este joven es expuesto a situaciones graves por parte de los guardias y algunos médicos.

Hace varias semanas, Luis Miguel levantó una huelga de hambre de más de 80 días, con la que estaba reclamando la libertad extrapenal por las patologías que presenta, entre ellas  la cardiopatía congénica que no es compatible con la prisión. Pero le fue denegada por orden de la policía política, el tribunaly la fiscalía.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes