jueves, 17 de diciembre de 2015

Reprensión y artimañas

Dania Virgen García


Los confinados son un negocio fácil para los tribunales, militares y funcionarios civiles.

En las cárceles hay cientos y cientos de sancionados con delitos menores. Las elevadísimas condenas sin fundamentos, son manipuladas por una mafia corrupta que está formada por un partido militarizado y dictatorial, quienes condenan en nombre del pueblo.

Mientras que el gobernante y sus vasallos se muestran ante el mundo que son los más eficientes con respecto a los Derechos Humanos, en Cuba, se engañan a miles y miles de presos con entregarles su libertad y sus beneficios.

Para la llegada del Papa Francisco el MININT utilizó en todas las prisiones a presos con más de 20 años de cárceles, mediante mentira les comunicaron que su libertad estaba en sus manos, fueron conducidos a teatros, y otros sitios, le entregaron flores, y diplomas, le improvisaron un acto político y lo hicieron firmar un documento falso.

Todo fue una burla de la más cruel. 

El sistema penitenciario a pesar que es un negocio oscuro, está lejos de cumplir con la función humanitaria y social, y está muy lejano a la famosa escuela de política que pasaron los cincos infiltrados quienes, se proclamaron héroes de la patria, y quienes no están actos ni competentes para visitar las prisiones conjuntamente con los DDHH en Cuba y los periodistas independientes, así pueden comparar su reclusión con los verdaderos centros de torturas de todo el país.

En todas las prisiones y campamentos penitenciarios se viola el control de la Legalidad del Cumplimiento de las Sanciones Jurídicos Penales.

EL REGLAMENTO PENITENCIARIO DICE: los presos tienen derecho a la asistencia médica, y estomatológica, el preso tiene derecho a un trato en vista a su integridad físico- moral, y sicológica, tiene derecho a una ubicación penitenciaria de acuerdo con el requerimiento establecido y delito cometido, tiene derecho a un examen de la documentación de su legalidad y de tratamiento penitenciario, tiene garantizado el ejercicio de respeto, obligaciones y prohibiciones diferenciada de clasificación penitenciaria, el preso está en el derecho de convivir en condiciones de vida de habitabilidad, estado físico higiénico, y sanidad de las instalaciones penitenciarias donde conviven, el preso tiene derecho a incorporarse al trabajo y recibir un salario digno. 

Este reglamento no se cumple en ninguna de las prisiones y campamento del país. El 99% de ellas, está deteriorada, los mismos tienen que convivir bajo la mugre, filtraciones, y hacinamiento.

Reclamamos pacíficamente, digo, reclamamos, me uno a los infortunados que desesperadamente invocan desde dentro de las prisiones una causa justa. En el país existen miles y miles de presos con más de tres décadas, a quienes se les niegan todo tipo de tratos justo y explicativo.

Sepa el Papa que el escenario preparado de liberar 3500 presos, todo fue un montaje por el gobernante Raúl Castro, liberaron a los altos funcionarios públicos y del gobierno, algunos con pocos meses para su libertad condicional y libertad consumada, y unos pocos con licencia extrapenal, y los paramilitares ¨delincuentes connotados¨ que benefician a los guardias penitenciarios.  

Solo espero que continúen las conversaciones y negociaciones hipócritas que mantienen los dos gobiernos, que solo están beneficiando a los familiares los antes mencionados.   

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes