miércoles, 8 de julio de 2015

Prisión VIH-Sida de San José de las Lajas

Dania Virgen García


Desde el comienzo de 2015 ha aumentado la lista de fallecidos en la prisión para enfermos de VIH-Sida de San José de las Lajas en la provincia de Mayabeque.

La insuficiencia en la atención médica por parte de los facultativos de la salud, la carencia de medicamentos de manera estable, la tuberculosis, la hambruna producto a la escasez de alimentos dejando una lista considerable de desnutrido, el maltrato sicológico y físico, las huelgas de hambre por tiempo indeterminado, y las lesiones que se provocan los reos en sus cuerpos, son las principales causas de muerte.

No obstante los especialistas en el montaje de las mentiras, justifican las muertes por otros motivos.

Bizmar Rondón de 32 años de edad, falleció el 31 de diciembre de 2014, Yoel Solano Peñalver de 43 años, falleció en enero de 2015, Néstor Javier Frometa de 44 años, falleció en febrero, Fidel Leiva de 40 años, falleció febrero, Yasnel Pérez Martínez de 21 años de edad, falleció en marzo, Rafael Guzmán Suárez de 45 años, falleció en marzo, Frank Jiménez Ramos de 37 años, falleció el 21 de mayo, Manuel Montes López de 43 años, falleció en mayo, y Yoel Villa Vicencio falleció el 24 de mayo.

Este último está en fase terminal, Miguel Contreras Bruzón de 33 años de edad. 

El jefe de la prisión Castillo  y su esposa gozaron de unas vacaciones en una casa de la playa ganada por una inspección que realizó la teniente coronel Mercedes Luna jefa de Tratamiento Educativo a Nivel Nacional, donde supuestamente salió bien.

Castillo amenazó a los presos, informaron varios de ellos: ¨si hablan, saben los que les va a pasar, les suspenderé las visitas familiares y conyugales¨. 

En la mayoría de las veces las autoridades carceleras en conjunto con los tribunales, y especialistas en medicina legal otorgan la licencia extrapenal a los presos cuando están en fase terminal, para que fallezcan en la calle. Otros mueren en la espera. Así las pueden vender a 500 pesos moneda convertible. 

El parasito de la paloma y el gato es mortal para los enfermos, a propósito los militares carceleros tienen crías de ellos. En el caso del último se pasean por los destacamentos hurgando en la comida de los reos dejando los pelos a su paso, en sabanas y ropas.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes