lunes, 27 de abril de 2015

Desaparece título académico

Dania Virgen García


El pasado 2 de febrero el matrimonio Frank Martínez Ochoa y María de los Ángeles García Almaguer se dirigieron al Ministerio de Educación provincial de la provincia de las Tunas con la finalidad de reclamar los años de servicios trabajados del primero. Dicha solicitud no pudieron obtener por la supuesta pérdida del expediente laboral.

Los documentos que debían estar en el archivo pasivo desde el año 1976, ¨no aparecen¨. Según le manifestó Digna Estrada jefa de Recursos Humanos a la fuente.

A raíz de esta situación, Martínez Ochoa se personó en las escuelas que prestó servicios como maestro de primaria y profesor de secundaria básica: la primaria ¨José de la Luz y Caballero¨ donde inicio en el año 1976, en el año 1980 pasó a trabajar a la secundaria básica, ¨Milton Almaguer¨, impartiendo clases de ciencias, luego se graduó de profesor de matemática y comenzó en el pre universitario ¨Calixto García¨. Por necesidad de la provincia también prestó servicio a un pre inaugurado en el municipio de Manatí. Después de dos años, regresó a su municipio hasta el día que ocurrieron los hechos.

A pesar de su trayectoria y de ser un ejemplo ante la sociedad,  los directores de las escuelas se negaron a entregarle el dato que reafirma los años concluidos en las instancias mencionadas. Desagradable situación que lo impide desde hace tres años no poder ejercer su profesión. Aseguró Frank.

Por estos motivos, Ochoa solicitó el servicio de una abogada, Yanet Gómez especialista en asuntos laborales para impugnar a los funcionarios involucrados en la pérdida del expediente,  la letrada le solicitó las pruebas documentales para iniciar proceso de impugnación,  entre ella el número de la denuncia que realizó en los primeros días del mes de octubre de 2013.

Entre los días 1ro y 2 del presente mes, la fuente se personó ante la unidad policial. Allí lo atendió el instructor Leyadí, quien le informó que la denuncia había sido archivada, ¨pero que el número no aparecía¨.  

El represor de la policía política de apellido Quintero, le dijo, que él mantenía una actitud negativa de un contrarrevolucionario, ¨por reclamar mis derechos¨, respondió la fuente.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes