jueves, 19 de febrero de 2015

¨Internacionalista defraudado¨

Dania Virgen García

Héctor Rodríguez Hernández, reside en Compostela Interior entre Medio y Ríos provincia Matanzas, asegura que le fueron violados todos sus derechos como ciudadano de este país.
Rodríguez fue seleccionado en su trabajo para cumplir misión Internacionalista en la República de Venezuela, como administrador de Centro Integral de la Salud (CDI), en enero de 2007.

Obtuvo diplomas por su buena conducta en su labor y desempeño como ¨excelente¨, por las máximas autoridades facultativas para este proceder.

En el año 2008, amparado por las leyes de Cuba y de Venezuela, inicio trámites para importar un vehículo marca FORD modelo Econolime tipo Camioneta de combustible Diesel del año 1981.

Mediante escritos se dirigió a la Aduana General de la República de Cuba, del que tuvo respuesta legal en documento de fecha mayo de 2008, autorización 515108, foliado AL 262, con fecha 2 de junio de 2008, firmado por Alina Ramirez Viera, Directora de la Dirección de Asuntos Legales de la mencionada Institución, con modelo firmado por el Doctor José Ramón Balaguer Cabrera Ministro de la Salud Pública, en aquel entonces, entre otras autoridades.

La fuente concurrió ante una abogada perteneciente a un Bufete Colectivo de la República de Venezuela, Yusmaris Chacón Arciles con registro legal 123667 y cedula 15.393.386, en la que explicó en un documento que tuvieran en cuenta lo solicitado para que no surgieran problemas de ningún tipo al entrar dicho vehículo a Cuba.

Para esto, obtuvo la autorización de Cuba, procediendo a comprar el carro que costó 20 mil Bolívares, equivalente a 5 mil Dólares, además pagó el embarque de una suma de 1.339.95 Bolívares en puerto Cabello.

En fecha 25 de noviembre de 2009, el ejecutivo de mercadeo y ventas INTERLOGISTIC-SA, le comunicó a Héctor que la entrada del vehículo estaba programada para el 30 de noviembre de 2009.

El vehículo entró a Cuba el 17 de diciembre de 2009. Su cuñado Ariel Quintanas Domínguez, se personó ante Jorge Luis Ruano Valcárcel Especialista Comercial de Servicio de Caribe Merfi Marine Corporación, quien le comunicó que no podía extraer el vehículo porque estaban en cierre de año.
Aquí comenzó el suplicio del Internacionalista, Héctor Rodríguez Hernández.

Su cuñado regresó por segunda vez. El mismo funcionario que lo atendió, le comunicó que tenía que pagar una suma de 2.220.26 pesos moneda convertible de lo contrario el dueño del carro iría preso.

Quintanas Domínguez, se dirigió a la Aduana. Allí le comunicaron que había entrado en vigor una nueva ley por la cual el carro no podía entregársele, que tenía que realizar otra solicitud de autorizo, (la que ya estaba hecha), que el carro había llegado fuera de fecha. 
¨La nueva Resolución entro en vigor en el año 2010¨. Desde entonces, se la ha negado la entrega de los daños que hacienden a los 8.178.80 dólares.

Sin embargo se le entregó un documento, sin nombre, sin firma y sin cuño, con el membrete de la Aduana General de la República, que por cierto no cumple con las normas jurídicas del Ministerio de Justicia, que confirmaba el decomiso de un Ford marca Picop. Que no es la marca de su carro. 

Un hecho que demuestra claramente la corrupción de los altos funcionarios de la AGR cometida contra el carro de Rodríguez Hernández, que ha escrito: a la Asamblea Nacional del Poder Popular, al Ministerio de Salud Pública, Consejo de Estado, a la Aduana General de la República de Cuba,  al General de Ejercito Raúl Castro, Controlaría de la República de Cuba,  Asesor del Presidente de la República, Cámara de Comercio de la República,  Ministerio del Transporte, Embajador de Venezuela, Director periódico Granma, y Juventud Rebelde.

Sin obtener respuesta hasta la fecha.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes