miércoles, 30 de abril de 2014

Situación crítica de presos en Kilo 9

Dania Virgen García

Desde la prisión disciplinaria  Kilo 9, en la provincia de Camagüey, el preso Eduardo Gamboa Suarez, informó por vía telefónica de la censurable situación de los presos.

La vida de los presos en las cárceles cada vez es más inhumana.

Los reos tienen que soportar las torturas y actos degradantes e inhumanos que se cometen a diario en las cárceles cubanas contra ellos. No pueden defender sus derechos, ni pedir ayuda cuando están enfermos. Si lo hacen, los militares los amenazan, los chantajean, y maltratan física y verbalmente, y en ocasiones son trasladados.

A los que realizan huelgas de hambre, a los cincos días los sacan de los destacamentos y los trasladan a celdas de castigo. Una vez  allí, les propinan severas golpizas, les lanzan agua y le niegan la atención médica. Cuando terminan sus juegos diabólicos, algunos están desmoralizados. Luego los trasladan de prisiones justificando que cometieron delitos dentro de la cárcel.

Decenas de ellos son llevados al suicidio.

Hace aproximadamente dos meses que el preso Rafael, quien no recibe visitas familiares y no ve a su hijo por falta de recursos, por lo que  comenzó una huelga de hambre el pasado 15 de marzo en protesta por las condiciones incalificables en que está y porque no recibe ningún tipo de beneficio social por parte de la jefatura y la asistencia social de la prisión.

Los militares no respetan sus reglamentos y mucho menos se comportan cómo deben actuar dentro de las prisiones. Debido a esto, decenas de presos no tienen seguridad de vida ni protección por los militares que se venden por dinero o cualquier objeto.

Tal es el caso del preso Ernesto González Gómez, de 25 años, que teme por su vida. Teme que un guardia le introduzca en el destacamento al preso que asesinó a su hermano.

También refirió la fuente que la jefatura de la unidad decidió negarle el régimen de mínima por tres meses al preso Héctor Romero Rodríguez, luego de haber cumplido el año de castigo por haber ingerido bebida alcohólica en el campamento Sabanilla.

dania@cubadentro.com

Madre de presa política diagnosticada con cáncer

Dania Virgen García

La presa política, enferma de VIH-SIDA, Madeleine Lázara Caraballo Betancourt, quien se encuentra cumpliendo una sanción de tres años de privación de libertad amañada por la policía política, en la prisión de régimen severo para  enfermos, en el municipio de San José de las Lajas provincia Mayabeque, dijo a esta reportera que a su madre le detectaron cáncer generalizado en un pulmón.

A Madeleine Lázara Caraballo le fue dado un pase a su casa desde el 21 de marzo hasta el 24 en la tarde.

Al llegar a su casa, vecinos y el médico de la posta  le informaron que su madre, de 81 años,  está muy enferma, y están preocupados porque no tiene quien la atienda.

A la madre de Madeleine Lázara, en los exámenes que le realizaron, le detectaron un epoc generalizado pulmonar, debido al enfisema pulmonar avanzado que presenta desde hace varios años. La anciana ha tenido una notable pérdida de peso.

Madeleine, quien es única hija, teme que su madre recaiga y que no haya quien pueda asistirla.

A la presa política le toca la libertad condicional en el mes de abril. Según refirió, la jefatura de la prisión le comunico que estaban revisando su caso para ver si le conceden la libertad.

dania@cubadentro.com

Dos casos en la prisión de las Tunas

Dania Virgen García

Desde la provincia de las Tunas, Teresa Gutiérrez Tristá, abogada independiente de CUBALEX, informó el pasado 22 de marzo que el mayor Leandro García Pina de la prisión de las Tunas insta a los reos a que se autoagredan  y que al preso con tuberculosis Daniel Alfaro González, le niega la asistencia médica.

Al preso Maikel Licea Orquiola, de 29 años de edad, que es auto agresor,  el mayor Leandro García lo ha instado en varias ocasiones a que se autoagreda. El pasado 22 de marzo le dijo al enfermo que se cortara la vena aorta.

Este militar es uno de los que según los presos ha cometido asesinatos en la prisión. En ninguno de los casos el MININT ha tomado medidas contra él.

El preso Daniel Alfaro González, enfermo de tuberculosis,  comenzó a presentar fiebres altas.


Diez días antes fue dado de alta del hospital provincial bajo la responsabilidad de la jefatura de la prisión. El ingreso fue debido a un tratamiento médico que le estaban suministrando. Al llegar a la prisión, los médicos le suspendieron el tratamiento y la asistencia médica. Se encuentra en un piso donde convive con presos a los que puede contagiar.

dania@cubadentro.com

Continúa ingresado preso golpeado por guardia

Dania Virgen García

El interno Yasser Rivero Boni, se mantiene ingresado en estado grave  en el Hospital Nacional de Recluso, (HNR), de la prisión del Combinado del Este,  por una severa golpiza propinada por el guardia Alcides que le causó lesiones graves con peligro para su vida.

La madre de Yasser Rivero, la dama de blanco Yaquelin Boni Hechavarria tuvo la visita programada por el jefe de la prisión Roelis, el pasado 22 de marzo.

La fuente dijo a esta reportera que encontró a su hijo en estado de cuidado.

El director del HNR, le explicó que Rivero permanece en la sala de terapia con cuidados estrictos. No puede hacer esfuerzos físicos, como toser y corregir,  porque le puede afectar gravemente el ojo dañado.

El jefe de la prisión le comunico a la madre del interno que al guardia supuestamente lo están procesando.

Rivero Boni le contó a su madre que un fiscal que fue a visitarlo le manifestó que él estaba acusado por desacato. Boni le explicó al fiscal que él sabía cómo trabajan los guardias cuando les propinan  golpizas a los presos que los dejan con lesiones graves para toda su vida o  causarles la muerte, son acusados de desacato, atentado, o resistencia.

Además le dijo que Alcides le quitó las esposas en la celda, y él se llevó las manos a la espalda y así soportó los golpes con la tonfa sin pronunciar palabras, y sin quejarse.

Su madre cree que esto sea otra manipulación de la policía política. Teme que su hijo, que está en prisión cumpliendo una sanción injusta, sea acusado nuevamente por otro delito que no cometió.

Yasser Rivero Boni, desde que entro a prisión, fue puesto en máxima severidad. Ya lleva tres años de 7 que tiene que  cumplir. El régimen de mínima le toca y no le ha sido otorgado por darle informaciones a la prensa independiente.


Rivero Boni padece varias enfermedades crónicas que no son compatibles con el régimen penitenciario.

dania@cubadentro.com

Suministran comida en mal estado a ancianos

Dania Virgen García

Los opositores pacíficos Frank Silveira Machado y Luis Yanes Morales, informaron desde la provincia de Cienfuegos de la situación crítica de los alimentos destinados para los comedores sociales, a los que asisten personas de la tercera edad que son atendidos por asistencia social, en su mayoría,  impedidos físicos, débiles visuales, y personas con  trastornos mentales.

Las fuentes aseguran que la administradora, nombrada Sara Hernández, y los empleados se roban el plato fuerte de los asistenciados.

Ha habido quejas de la situación en las instancias gubernamentales de la provincia y no se ha dado respuesta al caso.

Alrededor de las 9 y 30 de la mañana del día 15 de marzo, Silveira y Yanes se presentaron en el comedor social situado en el municipio de Santa Isabel de las Lajas, descontentos por las dificultades que están presentando los asistenciados en la unidad desde hace más de un año. 


En la protesta, los opositores fueron reprimidos por cuatro agentes represores de la policía política.

dania@cubadentro.com

Epidemia de cólera en las prisiones de Camagüey

Dania Virgen García

Desde el pasado 15 de marzo, ha aumentado la cifra de contagiados de cólera en las cárceles de la provincia de Camagüey, informó el reo Eduardo Gamboa Suarez desde la prisión disciplinaria conocida como Kilo 9.

Aseguró la fuente que los casos de cólera en esta prisión aumentaron a más de 20.

Los presos contagiados se encuentran aislados en los destacamentos 19 y 20. Entre los contagiados se encuentra la fuente, que fue ingresado el pasado 23 de marzo. 

A pesar de la situación crítica que existe, continúa la mala alimentación y la pésima higiene.

Los reos que están en los destacamentos no contaminados no tienen ningún tipo de precaución.


La prisión fue declarada en cuarentena.

dania@cubadentro.com

Acosado preso político

Dania Virgen García

El preso político David Piloto Barceló, desde que hace aproximadamente un mes y medio  fue trasladado para el Campamento de Trabajo Forzoso, CETEM, en San Juan de los Pinos, en la provincia de Pinar del Rio, es acosado constantemente por los guardias.

El jefe del campamento, el mayor Vargas Rodríguez, y la reeducadora Rebeca le tienen prohibidas las visitas familiares. Solamente puede visitarlo su hermana.

Piloto Barceló padece de tuberculosis y dificultades en la vista. En la exploración del fondo de ojo que le realizaron en la consulta de  Oftalmología del Hospital de la provincia, le detectaron en un ojo 25 de visualidad y en el otro 19. El médico lo remitió para el Hospital Ramón Pardo Ferrer, del municipio  Marianao, La Habana, más conocido como Liga Contra la Ceguera, para que sea valorado con urgencia.

El jefe del campamento no puede decidir su traslado para La Habana.


El pase que le correspondía para el 5 de abril se lo suspendieron por facilitar información a la prensa independiente.

dania@cubadentro.com

domingo, 20 de abril de 2014

Escuela primaria convertida en cuartel militar y centro de represión

Dania Virgen García


En la mañana del día 12 de abril cinco mujeres, entre ellas esta reportera y dos periodistas oficialistas, fueron agredidas por más de una decenas de agentes del orden público y jefes de sectores pertenecientes a la 11na unidad de la Policía Nacional Revolucionaria de San Miguel del Padrón, el chofer del primer secretario del Partido Comunista del municipio, integrantes de la Asociación de Combatientes de la Revolución, y varios de los llamados “factores” que se encontraban en la escuela primaria ¨Conrado Benítez¨.

Los hechos ocurrieron así.


Me encontraba en mi casa junto a  Yaquelin Boni, que se había quedado desde el día anterior para preparar las cosas que le iba a llevar a su hijo Yasser Rivero Boni, quien se encuentra ingresado en la sala de terapia del hospital de reclusos del Combinado del Este, y tenía visita programada a las 10 de la mañana, donde la estaban esperando oficiales de la policía política en la prisión, cuando mi hija me llamó y me dijo que había conseguido un paquete de galletas para Yasser.

Salimos Yaquelin Boni y yo para la casa de mi hija a buscar las galletas. Para ir a su casa, tengo por obligación que pasar por la escuela “Conrado Benítez”, que es donde estudia mi nieto.



Eran las 8 y 45 de la mañana. De repente, el chofer del secretario del PCC del municipio que estaba dentro de la escuela se arrima a mí en la calle y empieza a ofenderme  y a provocarme.  No reaccioné a su provocación. Le dije: “usted me ofende y yo le doy mi mano”.  Me contestó: “yo no le doy la mano a los contrarrevolucionarios”.  Siguió ofendiéndome y de inmediato ordenó, como si él hubiera sido el máximo representante del PCC, al jefe de grupo de sectores, 1er teniente Osmani Vega Martínez, que me esposara y me detuviera. Luego,  se montó en el carro estatal que maneja y se marchó.

Yaquelin Boni  pensaba que esta persona era un amigo que estaba bromeando, hasta que dijo “contrarrevolucionaria”. Entonces exclamó: “Dania, ¿qué es esto?”. El chofer ordenó que la detuvieran también. 

Se nos lanzaron encima cuatro agentes y el 1er teniente, quienes nos golpearon y me esposaron con  las manos a la espalda.


Dentro de la escuela, me amenazaron con caerme a golpes. Dos periodistas oficialistas de la TV cubana, que se encontraban allí (después me enteré que estaban allí por una actividad con los niño), al ver el abuso que estaban cometiendo con nosotras, protestaron y se pusieron a grabar. El primer teniente Osmani Vega las empujó, y a la periodista que tenía la cámara se la arrebató, y le rompió el trípode.  Cuando las dos periodistas, que temblaban de miedo, se identificaron, el oficial dijo “no me interesa”. 


Surella, una amiga que me había encontrado en el camino a la casa de mi hija, Zuzy Sarai Viera García,  salió corriendo y le avisó a mi hija de lo que estaba sucediendo.

Cuando mi hija llegó y le preguntó  al jefe de los sectores qué había sucedido, este ordenó que la detuvieran tambien, yo le dije que la dejaran, que mi nieto lo iban a dejar en la calle y ella no les había dicho ninguna ofensa. Entonces nos montaron a las tres a empujones y golpes en el carro patrullero. Mi hija recibió un golpe en un seno.

Por el camino, uno de los policías comenzó a llamar y a decir que tres delincuentes estaban haciendo una acción contrarrevolucionaria.  Le dije al agente que nosotras éramos defensoras de los derechos humanos y empezamos a gritar  abajo los Castro.

Ya en la 11na unidad, el chofer del patrullero nos sacó a rastras. Mi hija cayó en el piso. A Yaquelin le dieron un empujón y la tiraron contra la pared, y perdió el conocimiento.  Fue arrastrada por dos policías a casi más de tres metros. A mí me llevaron a empujones hasta un banco.

Mi hija y yo comenzamos a pedir auxilio. Más de 40 policías hombres y mujeres  se encontraban presentes, pero nadie acudió a socorrer a Yaquelin Boni.

Luego de 20 minutos, apareció un represor de la policía política del municipio que se hace llamar Diosdan.  Le grité su nombre y le dije que nosotras no habíamos cometido ningún delito,  que mi nieto se había quedado solo en la calle, y que le dieran auxilio a Yaquelin. Me contestó: “Conmigo no hables, este es tu problema, a mí no me interesa”.

30 minutos después que se cansaron los policías de amenazarnos y gritarnos ofensas, y de acusarnos de desacato, nos enviaron para la unidad de Aguilera, situada en Lawton, municipio Diez de Octubre.

Nos lanzaron como si fuésemos animales contra la guagua que utilizan para el traslado de presos. Un policía se aprovechó y me manoseo.

En la unidad de Aguilera había represores de la policía política. Esta reportera se les arrodilló, llorando, todavía con las esposas puestas, y les expliqué que mi nieto se había quedado solo en la calle, y les pedí que liberasen a mi hija. El corazón no se les suavizó y nos encerraron en un calabozo.

En los calabozos gritamos frases antigubernamentales. Gritamos que el PCC y la policía fueron los que hicieron contrarrevolución al politizar y dar un espectáculo de violencia en un acto escolar.

Mi nieto estuvo bajo el amparo de los vecinos por seis horas, hasta que liberaron a mi hija.
El jefe de la unidad de Aguilera me empujó cuando iba camino al interrogatorio por parte de los instructores de Villa Marista.

Luego que nos interrogaran a Yaquelin y a mí, les preguntamos a la instructora de Villa qué iban hacer con el chofer del PCC y los policías que nos agredieron. Nos contestó que nos dirigiéramos a la 11na unidad y lo acusáramos.

Esta incitación fue para luego decir que fuimos a provocar a la unidad y acusarnos, por lo que decidimos no hacerlo.

Nos liberaron a la seis de la tarde.

Las personas que nos agredieron quedaron impunes, como si no hubiera pasado nada.
Que me diga ahora Mariela Castro, Raúl Castro, y Miguel Díaz-Canel, que esto no fue un acto de violencia de género contra cinco mujeres cubanas. Fue abuso de poder, y  provocación. Se debió a la inquina personal de la policía, el PCC y el Poder Popular del municipio, por las informaciones que doy  como periodista independiente de la corrupción, los negocios ilícitos, la malversación, el cohecho, el abandono a las escuelas, y en especial la de mi nieto.

Que me digan que hubiera pasado si a mi nieto le hubiera ocurrido algo.

Quiero aclarar que nunca he mezclado a mi hija, y muchísimo menos a mi nieto, en mis actividades como periodista independiente, y que jamás he escenificado una protesta en una escuela, y menos en la de mi nieto.

Las autoridades del municipio de San Miguel del Padrón movió un ejército, patrullas, paramilitares, y brigada de respuesta rápida, todos se personaron frente a la escuela donde estaban los niños que iban a participar en el acto.

La escuela primaria se convirtió en un cuartel militar y en un centro de represión.
Utilizaron en la provocación a elementos de pésima conducta y poca moral. Uno de los integrantes de la Asociación de Combatientes  tiene un hijo preso por violar a una menor.

El chofer del secretario del Partido participó en el mitin de repudio que me hicieron en el año 2011. 

He sido ofendida a decenas de veces por estas personas.


Esta es la tercera vez que utilizan a los niños de esta escuela para hacer actos políticos contra mi persona. En  dos actos de repudio frente a mi casa han utilizado a niños.

dania@cubadentro.com

Visado directo al infierno en el Hospital Morón

Valentino Balart

Mientras los supuestos gobiernos locales, en plena maquinación y contubernio, con los órganos represivos o paramilitares creados específicamente para amedrentar y sofocar cualquier intento de indignación, por parte de la población sumisa al extremo, y aún más resignada, aun cuando estos gorilas fingidos cuidadores del orden del hospital de morón,  que hoy lucen uniformados, para mantener apariencias, ya que están autorizados, a ir mucho más del extremo permisible y tolerable, como se denunció en noticias anteriores, que su verdadera función allí, es principalmente contra los periodistas independientes de esta ciudad y todo aquel que no simpatice con su anhelada y apetecida dictadura de los hermanos castros, servilmente defendida por estos sicarios.

Pero aquí los extremos todos son permisibles, y más que eso, como sucede en las salas de Cólera, de dicho antro hospitalario, donde escasea y por días no hay cloro, como ahora en estos momentos, para desinfectar los baños y servicios sanitarios, contagiados y contaminados por estos aquejados del cólera.

Estando esto estipulado como norma fundamental, para tratar de evitar más contagio interno y externo por parte de los plagados con esta enfermedad, medidas estas que son decretadas por salud nacional e instituidas aquí por higiene y epidemiología, que son un parte del guiñol de ese sanatorio.

Ellos solo pregonan lo que le señalan que digan y hagan, las leyes y resoluciones, son como acordeones, que se estiran y se cierran y otras veces se atascan, según la canción del momento, que sus letras principales son, la escasez, el no hay de nada, y la culpa la tiene el bloqueo. ¡Pero no el americano! sino, el bloqueo de los mismos comunistas de esta isla esclava, que esa es su peor enfermedad, la ceguera fanática, fogosa y acalorada, del que no quiere ver la realidad de 55 años de demagogia marxista; y en esta ocasión orquestada por el partido comunista de morón, el poder popular, salud municipal y los que no pueden faltar a ese maravilloso espectáculo, la tenebrosa seguridad del estado, estos que son los que dan el visto bueno, por no decir el visto virulento endemoniado.

Pero para que el ensarte de desgracias, siga proliferando, como el cólera y el dengue, aquí en morón y los demás municipios, ya que así se pronosticó, desde el año pasado, sabiendo que siempre que 2 x 2 será 4, si la matemática no falla, y esta involución socialista, esta chapaleteado de lo lindo, en su estercolero hace varios años, por eso, lo bueno no es predecible, pero lo malo sí.

Ahora bien para reafirmar lo que les digo, hoy y por varios días más, no hay ni habrá, yeso en este chiquero hospitalario, de ningún tipo, así que los sufridos cubanitos, venidos de municipios lejanos y los pacientes locales, que intentaron hoy ser atendidos en el departamento de ortopedia, tuvieron que seguir unos con sus dolores de fracturas, y los más afortunados aquellos que pretendían cambiarse los yesos, seguir con el que tenían ya sucios y cuarteados por la mala calidad de los mismos, en espera de un aviso, para cuando se encuentre el desaparecido yeso de factura en su mayoría nacional ¡¿Increíble, verdad!? Y de esta forma ver cuando se realiza el pregonado milagro castrista, de la apócrifa potencia médica y empiecen a aparecer como por arte de magia totalitaria y tiránica, todo lo que hoy está muy desaparecido.

Aquí según explican los más mezclados con ese desparpajo de recinto hospitalario, el colmo de los colmos, está ahora mismo en todas las salas del hospital, que le están dando entre 2 jeringuillas y cuando la cosa esta muy buena 8 o 10 jeringas, que esto sí que es una jeringa o jodedera a lo cubano, para esos enfermeros y médicos, obstinados de tanta falta de respeto con la población y con ellos mismos, como pretendidos trabajadores de la ¡¿salud!? Para inyectar a un promedio de 25 o 30 pacientes de estas salas, con las mismas jeringuillas, por no haber más.

¿Habrá infecciones cruzadas aquí? ¿Se contagiaran los más sanos con hepatitis de todo tipo, VIH, etc.? Creo que en estos momentos, ni en una guerra, se ve tanta miseria e indigencia como la que se ve hoy aquí en esta guerra de todo el pueblo cubano, como sentencio en una ocasión el señor castro, cuando aún aullaba sus consignas. 

Pero esta guerra de todo ese pueblo, se la deben al máximo líder y sus máximas ideas del socialismo, la soñada utopía o más bien esa alucinación traída desde la Sierra Maestra por estos tirano saurios del caribe, que nada les sirve ver todos estos desastres que sufren hoy los habitantes de esta isla cautiva y tiranizada, comprobados a las claras por todos los ciudadanos de esta nación, palpados por este pueblo en sus propias y desdichadas vidas, durante medio siglo de promesas no cumplidas y viendo cada día más el hundimiento de esta sociedad y el país en general, por los caprichos de unos cuantos prósperos y afortunados doblemente, que son estos señores, los cabecillas del retroceso socialista.


 Y ahora quien me dice que esta involución marxista, lenista, castrista, va a salir de ese cráter que ya no es el antiguo bache. ¡No hay peor ciego que aquel que no quiera ver! así afirma el viejo refrán, pero a estos invidentes ya les llegara la hora de visitar este antro hospitalario, y allí obtendrán también, como el resto de la población de la ciudad de Morón y los municipios aledaños, sus propios visados directos al infierno.

alejandro60@nauta.cu       

Represión contra activistas de la CAPPF

Dania Virgen García

Entre los días 22 y 24 de febrero, las viviendas del presidente de la Comisión de Atención a Presos Políticos y sus Familiares, (CAPPF), Andrés Pérez Suarez y del delegado Raisel Rodríguez Rivero, fueron objeto de fuertes operativos policiales.

Otros activistas de la comisión fueron detenidos cuando trataban de llegar a la iglesia de Santa Rita.

El presidente de la Comisión, Andrés Pérez, aseguró que un grupo de agente represivos de la policía política y del orden público iniciaron un operativo  el día 22 de febrero que duró hasta el día 24 en su vivienda, sede de la Comisión, sita en Callejón Barbosa número 13 entre Calzada de Güines y  Final, reparto María Luisa, municipio San Miguel del Padrón.

Entre los días 23 y 24, fueron detenidos un grupo de activistas que realizarían una actividad conmemorativa del aniversario de la muerte del mártir Orlando Zapata Tamayo, y el derribo de las avionetas de  Hermanos al Rescate.

Las Damas de Blanco Anisleydi Martínez Mayor y Mileysi Díaz Ceijas, fueron detenidas cuando se dirigían a la iglesia de Santa Rita.

Martínez Mayor fue conducida para la 11na unidad de San Miguel del Padrón. Luego fue trasladada para la unidad del Capri, situada en el municipio Arroyo Naranjo.

El día 23 de febrero la vivienda de la madre del delegado de la comisión, Rodríguez Rivero, Ana Rivero Abreu, ubicada en calle 4ta número 24708 entre Avenida 2da y Calzada de San Miguel, Diezmero,  fue rodeada por la policía política y agentes del orden público, para impedir que Raisel Rodríguez  se dirigiera a la sede de la Comisión para participar en las conmemoraciones.
Raisel Rodríguez, fue advertido por los agentes represivos de que si continuaba en “la contrarrevolución” podría ir preso.

El número de la chapa de una de las motos que participó en el operativo policial (no se pudo determinar el de las otras) es HYN 069.

También el 23 de febrero fue detenido el activista Mario Moraga Ramos, quien fue conducido hacia la 7ma unidad de la Lisa. Permaneció en un calabozo por más de 7 horas. Antes de ser liberado fue amenazado con ir a prisión.

El opositor Yonlee Zamora Casimiro y la dama de blanco Yordanka Week Barquineriz, fueron detenidos por varias horas, también el día 23.


El activista Ariobel Castillo Villalba, ese mismo día fue detenido y conducido  para  el Vivac, en Calabazar, donde permaneció por un espacio de cuatro horas.



Los números de los carros utilizados en el operativo, fueron una guagua de detenidos H03180, las patrullas 174 y 775, varias motos, y una guagua de color rojo que no se pudo identificar el número de su chapa.

dania@cubadentro.com

Tratos degradantes a enfermos mentales

Dania Virgen García

Los trastornos mentales como la esquizofrenia paranoide generalmente  resultan de problemas en la infancia y la adolescencia. La violencia en el hogar y los abusos sicológicos y físicos provocan cambios mentales drásticos.

Hace varios días, circuló en  Internet  un video grabado por un celular  de una mujer de entre  30 y 35 años, que fue golpeada por la policía por caminar desnuda por las calles del centro de la ciudad de Camagüey.

Ese mismo día tuve varias llamadas, debido al comentario que había entre los pobladores de Camagüey. Se decía que la mujer era de “la gente de los derechos humanos” y que “estaba protestando”. Yo respondí que los defensores de los derechos humanos no nos desnudábamos para protestar.

El pasado 11 de febrero, el delegado en Camagüey  de la Comisión de Atención a Presos Políticos y sus Familiares, (CAPPF), Alexander Zaldivar Puerto, residente en Pinares, número 86 entre Riberita y Mirandita, reparto Marquesado, me facilitó cuatro tomas de videos y una  información sobre esta mujer.

Me senté a ver los videos, y me proporcionó repulsión y asco. Diré por qué.

Alrededor de esta mujer, quien caminó desnuda cerca de cinco cuadras en la Plaza de los Trabajadores, según la fuente, había más de 50 hombres impúdicos grabando a una enferma con trastornos síquicos. Ninguno tuvo el valor de quitarse su camisa y cubrirle el cuerpo a esta mujer. Había también mujeres que tampoco reaccionaron en su auxilio.

Llegó la policía y tres agentes femeninas le propinaron varios golpes en el rostro, antes de cubrirla. Así fue montada en la patrulla. Ningunos de los presentes se les enfrentó a los agentes para impedir que la golpearan.

Estos son los llamados revolucionarios: sin coraje ni dignidad.

Según la fuente, esta mujer padece de esquizofrenia paranoide y ha estado en varias ocasiones ingresada en el Hospital Psiquiátrico de la provincia. Su familia padece de la misma enfermedad. El día de los hechos la paciente estaba en crisis.

No es la primera vez que ella se despoja de sus ropas y sale desnuda a la calle, dijo la fuente.
Ahora la enferma que tanto alboroto armó en la Plaza de los Trabajadores de Camagüey antes personas cobardes e inescrupulosas, se encuentra hospitalizada con hematomas y laceraciones en el rostro y otras partes del cuerpo.

Casos como estos abundan en las prisiones de Cuba.

Pacientes con esquizofrenia paranoide, trastornos mentales y epilépticos, son acusados por diferentes delitos por la Policía Nacional Revolucionaria y llevados  a tribunales y sancionados a años de prisión.

Cuando llegan a la ergástula, les propinan severas golpizas dejándolos con laceraciones que los afectan para toda su vida, llevándolos a cometer autoagresiones e intentos de suicidio, casi siempre por ahorcamiento. En muchos casos son trasladados lejos de su hogar para que sus familiares no denuncien los actos degradantes e inhumanos cometidos contra ellos por los militares.

Sus familias presentan la historia clínica con diagnóstico desde la infancia a los fiscales, instructores, presidentes de tribunales, y a todas las instancias gubernamentales, pero eso no basta. Se desgastan en el intento de hacer reaccionar a los altos funcionarios sin recibir una respuesta de aliento.

Tal es el caso del paciente con esquizofrenia paranoide, epiléptico, y retraso mental, con tratamiento médico, y cinco intentos de suicidio,  José Ramón Jorge Maffenson, de 26 años, quien se encuentra recluido en el Combinado del Este, por un supuesto delito de robo con fuerza, con una petición fiscal de 10 años de privación de libertad. Los militares le niegan los medicamentos.

Su madre, Martha Maffenson Cairo, vecina del edificio 4, apartamento 15 Micro-10, Alamar, municipio Habana del Este, se ha dirigido a todas las instancias gubernamentales de las cuales no ha obtenido respuesta.


El juicio de José Ramón se efectuará en el tribunal provincial de la Habana Vieja, el próximo 24 de marzo.

dania@cubadentro.com

Fue trasladado al hospital preso en huelga de hambre

Dania Virgen García

El preso Noel López González, quien se encuentra recluido en la prisión de régimen especial la 26, más conocida por Kilo 8, en la provincia de Camagüey, fue trasladado para el Hospital Provincial “Amalia Simoni” el pasado lunes 10 de marzo en estado grave.


Noel González lleva más de 45 días en huelga de hambre. Se declaró en huelga el pasado 30 de enero, en protesta por las injusticias cometidas contra él.

dania@cubadentro.com

Falleció paciente por negligencia médica

Dania Virgen García

Alexis Sabatela Ugarte informó que su madre, Yasmina Ugarte Morales, de 58 años, quien se  encontraba en coma desde el pasado 25 de febrero en el Hospital  Martín Chan municipio de Nuevitas, provincia Camagüey,  Puga debido a una negligencia médica, falleció en la madrugada del pasado 4 de marzo.

El 21 de febrero fue ingresada  con un principio de  coma hepático, producto de una cirrosis hepática que padecía desde hace muchos años. 

El cirujano que estaba de guardia ese día llamado Juan Luis Araujo,  no se encontraba en el hospital en el momento que se agravó la paciente. Se había ido para su casa.

La paciente hubo de ser intervenida quirúrgicamente de urgencia. Luego en la sala de terapia intensiva tuvo un paro respiratorio, y cayó en coma hasta que falleció.


El cirujano Juan Luis Araujo, continúa trabajando sin que se hayan tomado medidas con él hasta el momento.

dania@cubadentro.com

Fallece reo en prisión

Dania Virgen García

Desde el Hospital Nacional de Reclusos, (HNR), de la prisión del Combinado del Este, en la Habana, el interno Daniel Pérez Díaz, informó de la muerte de un preso por  negligencia médica en la mañana del  7 de marzo.


El preso, nombrado Yoan Martínez Calvo, de 34 años, quien se encontraba extinguiendo sanción en el edificio dos,  en la madrugada fue conducido de urgencia con un dolor en el pecho. Falleció a las 6 de la mañana.

dania@cubadentro.com

Expulsado de su vivienda

Dania Virgen García

Misael Téllez Rodríguez, residente en calle Julio Antonio Mella numero 30 alto entre Jorge Humberto Peña y José Fernández, reparto Sosa, provincia de Las Tunas, fue expulsado de su propia vivienda, donde residía hace más de 25 años, informó Teresa Gutiérrez Tristá, abogada independiente de CUBALEX.

El pasado 23 de febrero, Téllez recibió un documento que decía que tenía que abandonar urgentemente su vivienda.

Hace alrededor de 8 años la jefa del departamento  jurídico de la Dirección de Vivienda provincial, América Jorrín Mejías, y Rubén Laforcade, jefe  del departamento de la fiscalía provincial, y esposo de América, vendieron el título de propiedad de la casa de Misael Téllez al ex esposo de la anterior dueña  que actualmente tiene ciudadanía italiana.

Téllez Rodríguez, el actual propietario, presentó los documentos de la compra, de la legalización a su nombre, y de la terminación de la construcción ante todas las instancias gubernamentales a nivel provincial y nacional, incluyendo el Tribunal Supremo, el cual falló a su favor, dándole todo el derecho de propiedad sobre su vivienda.

En el año 2013, América Jorrín se tomó la facultad de impugnar el fallo del tribunal y volvió a flagelar a Misael y a su familia.

En medio de la desesperación, Misael Téllez acudió al Consejo de Estado  el día 25 de febrero, siendo atendido el 3 de marzo. En los días de espera, él y su esposa tuvieron que dormir en la terminal de ómnibus, turnándose para poder cuidar sus pertenecías. De día se sentaban en los parques y se alimentaban de lo que compraban a los vendedores.

El día citado fue recibido el matrimonio por una funcionaria, a la que le mostraron los documentos. Luego de que la funcionaria revisara  los pliegos, los envió para la provincia de las Tunas con la conformidad de que el PCC provincial le daría solución a su caso.


El 11 de marzo, el matrimonio fue en busca de la respuesta del PCC. El funcionario Juan Carlos, encargado del Departamento de Atención a la Población, les explicó que lo sentía mucho pero que no había solución para su caso.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes