jueves, 18 de diciembre de 2014

A niña le niegan inscripción de nacimiento

Dania Virgen García

Los padres de la niña Yorlanis Meriño Claro de 3 años de edad, Alejandro Quesada Franco y Yorlenis Katina Meriño Claro, llevan más de 30 días en la Habana sin respuesta, ni aliento.

Yorlanis Meriño nació, el 16 de enero de 2011 en el Hospital Ginecó-Obstétrico América Arias conocido por maternidad de Línea, en el Vedado. Desde entonces no existe en el Registro del Estado Civil Nacional de Cuba.

Yorlenis Katina, pertenecía a la provincia de Holguín, pero residía con su esposo y otra niña de 8 años de edad, en Prado 265 entre Colón y Refugio. Su esposo, solicitó a la oficina del Carnet de Identidad y Registro de Población de la Habana Vieja, el cambio de dirección. 
Eusebio Leal no autorizó la permanente, pero se le dio un temporal por 180 días. Katina salió embarazada, y los disgustos comenzaron cuando la bebe nació. La funcionaria que confecciona la tarjeta del menor, le negó, a la bebe la inscripción con la dirección de la Habana (su padre).

Quesada y Yorlenis, llevan más de 10 años de casados. Han agotados todos los medios en todas las instituciones gubernamentales de la Habana, Holguín y por último en la provincia de Cienfuegos.

Se presentaron en Atención a la Ciudadanía, entrevistados dos veces por el mayor Roberto, y por tercera vez, por otro oficial que no quiso identificarse, al Departamento Nacional de Identificación, entrevistados por la teniente coronel Amarilis, y por una mayor que no quiso dar su nombre, Policía Nacional Revolucionaria, no lo atendieron, atención a la ciudadanía del Consejo de Estado, los atendió una funcionaria en la calle, nombrada Mireya, Fiscalía General de la República, con el fiscal Víctor Ramos. En la entrevista, el fiscal les aseguró que en cuatro días la familia tendría respuesta, este hecho ocurrió el día 24 de noviembre. Alejandro realizó varias llamadas al fiscal. Respuesta: está en proceso.

El día 28 de noviembre la familia se personó en la fiscalía, y el fiscal se encontraba en un evento, por él lo atendieron la fiscal Iris Marcela, quien le dio su palabra que enviaría a su asistente al Hospital en busca del certificado de nacimiento. La jefa del departamento de la fiscalía Idania, en otra cita, les explicó que por la complejidad del caso-que ya se había evaluado-lo habían remitido para el Ministerio de Justicia.

Hasta el ministerio de justicia la familia se llegó, allí los atendió la funcionaria pública Margarita, que les explicó que el documento no existía, que necesitaba el número de la correspondencia.

¡Estos no fueron los únicos pasos que han dado los padres de Yorlanis Meriño Claro!
Argumentaron, que se personaron en la provincia natal de la madre y se entrevistaron con el primer secretario del PCC, Cueva, donde le explicaron y le mostraron el escrito que acreditaba la inscripción en la provincia al ser denegada en la Habana. El secretario, no autorizó la inscripción pero le facilitó un documento para que se personaran en la oficina para que resolvieran los lácteos y cárnicos. En aquel entonces, la niña ya tenía dos años de edad.

Han enviado cartas, a la Federación de Mujeres Cubanas, Casa de Atención a la Mujer, PCC provincial y Nacional, Poder Popular, Consejo de Estado, MININT, periódico Granma. Sin  recibir respuesta.

Afirmaron que las vacunas que le corresponde desde que nació, la han tenido que pagar desde los 2,3, 5, 7 en cuc, moneda convertible, la tarjeta de vacunación le costó 10.00 cuc.

Alegaron que llegaron hasta los Derechos Humanos, porque en los tres años han tenido que vivir, mentiras, falsificaciones, burocratismo y maltratos verbales en todas las instituciones que se han dirigido.

Para colmos, hace unos meses compraron una casa en la provincia de Cienfuegos, sita en Nave 7 campamento 7, número 6 Localidades de Castillo del Jagua. Cuando fueron hacer los trámites del carnet de identidad, la funcionaria militar los acusó de no tener la niña registrada en el Registro Civil Nacional. Alejandro fue multado, el pasado 5 de mayo, con 300 pesos moneda nacional, por el decreto ley 141 artículo 5 inciso G, con número de talonario 721170. Lo acusaron de privar a su hija de la identidad. Lo citaron a l unidad policial, por el uniformado Alejandro Franco Moltalvan.

En los días que llevan en la Habana, se quejaron con el mayor Roberto de Atención a la Ciudadanía, quien les dijo que había salido bien por la envergadura de la situación, que en esos casos, él podía ir hasta preso, porque la niña estaba expuesta hacer vendida y sacada del país. 


La mayor puede que pierda el año escolar. Y para terminar, a la vivienda de Cienfuegos le robaron todo. El jefe de la policía les aclaró que no iba a formular denuncia.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes