miércoles, 23 de julio de 2014

Endrogada reclusa en prisión

Dania Virgen García

La madre de la reclusa Yanet Pérez Quevedo quien se encuentra en la prisión de mujeres Manto Negro, denunció por vía telefónica a esta reportera que su hija es drogada a la fuerza por sus carceleras para que no proteste por su libertad.

A Pérez Quevedo le suministran a diario dos carbamazepina, dos amitriptilina, y dos trifluoperazina. Aseguró su madre que el día 21 cuando fue a visitar a su hija, esta le dijo que la boca se la abrían a la fuerza para obligarla a tomar las pastillas. La notó muy mal, decaída, y sin fuerza para sostenerse, la esposan para sacarla de la celda.

La reclusa lleva más de tres meses en una celda de castigo en condiciones infrahumanas, sin agua, y duerme en una cama de concreto sin colchón. Ha realizado varias huelgas de hambre. La superior nombrada María Luisa le ha propinados golpes junto a varias guardias que la han dejado con lesiones y hematomas en el cuerpo. Ha tenido varios intentos de suicidio.  La comida, muchas veces descompuesta, se la  suministran en un pote de helado plástico Nestlé de 100 milímetros.

Yaneth Pérez Quevedo es madre de cinco niños menores de edad. En la provincia  Mayabeque donde reside las autoridades tomaron represalias contra ella luego de que pidiera ayuda a los activistas de los grupos derechos humanos. Fue sancionada a 10 meses de privación de libertad por no pagar cinco multas, según le refirieron el día del juicio.

Su madre dice que teme que algo le pueda suceder y que no pueda verla más.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes