domingo, 11 de mayo de 2014

La tragedia de Surella

Dania Virgen García

Hace un tiempo atrás, esta reportera dio a conocer ante la prensa independiente dos casos de riñas tumultuaria y un caso de asesinato en las afueras del Ranchón de Surella, una paladar situada en Jesús Menéndez número 19323 entre Calzada de San Miguel y Calle A, en el municipio capitalino San Miguel del Padrón. 

Surella Rodríguez Fontanar, la dueña de ese paladar vino a mi casa hace varios días. Mi dirección le fue facilitada por el opositor Rolando Rabanal Reyes, quien también le entregó  rebotes de las informaciones dadas por mí.

La hice pasar a la sala de mi casa, y allí me contó todo lo que le venía sucediendo a causa de las informaciones dadas, y de lo mal que se sentía debido a que  el PCC, el Poder Popular, la 11na Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria, la ONAT, Finanzas y Precios, el Ministerio de Trabajo, Acueducto, Gastronomía, y otras instituciones municipales la cogieron de chivo expiatorio para ocultar su corrupción y los desfalcos que efectúan a diario.

Lo primero que hicieron expulsar a su esposo Elio Carmenate Bode, de grado capitán, quien trabajaba en la 11na unidad de la policía desde hacía más de 20 años.  La justificación dada por el jefe de la unidad,  el coronel Jesús Visoso Reboledo, fue que a la paladar “acudían elementos antisociales, muchos homosexuales y  trabajaban personas con antecedentes penales”, y  que los humoristas de la televisión cubana que contrataban  (Cabo Pantera, Limay Blanco, Robertico, El Habanero, Héctor Molina, Cuquita la Mora, Tony Menéndez, entre otros) realizaban “espectáculos de transformismo”. 

A Carmenate le advirtieron que si no se separaba de su esposa, con la que está casado desde hace  14 años, sería expulsado “por daños colaterales”. Al rechazar la propuesta fue expulsado.

Carménate era integrante del PCC. Fue condecorado con las medallas X y XV, por sus servicios y con la medalla del 50 Aniversario de la Seguridad del Estado y  de la policía. Además obtuvo otros estímulos.

Luego comenzó la tragedia de Surella y su familia.

En el Ranchón hubo decenas de auditorías e inspecciones.

El 7 de noviembre de 2013, el coronel Jesús Visoso Reboledo, envió al jefe de grupo de los sectores, primer teniente Osmani Vega Martínez, con 20 policías, y 14 funcionarios del gobierno con una orden de registro y de detención, pero no encontraron ningún tipo de ilegalidades.
La mañana del  29 de noviembre de 2013, se personaron  el jefe de sector Ariel Rivero, el segundo jefe de la unidad Sánchez, con varias patrullas, un carro, y agentes del orden público para efectuar un registro en la paladar.

Antes de hacer el registro, Surella fue detenida y golpeada. Le ocasionaron lesiones leves en el cuerpo. Fue conducida para la estación de Aguilera, sin orden de detención. El registro fue efectuado sin una orden de la fiscalía municipal.

Le ocuparon 25 cajas de cerveza Cristal, 3 cajas de cerveza Tínima, 1 caja de cerveza rusa, 2 cajas de malta, 2 cajas de jugos, 3 cajas de ron planchado, 8 botellas de ron, 1 caja de Red Bull, 10 kilogramos de pollo, 11 kilogramos de recorteria de carne de cerdo, 15 paquetes de dos libras cada uno de  claria, confituras, cigarros, refresco, 2 neveras de fabricación casera, 6 mesas con 24 taburetes, 1 proyector, 2 bafles marca Elites, 1 equipo de música, una consola de 12 canales marca Piveys, los cables de los equipos de  música, una cámara fotográfica, 2 aires acondicionados, 57 pesos en moneda convertible (CUC), y 2250 en moneda nacional.

Según la fuente,  todos los productos y equipos decomisados poseen vales de compra.
El día 30 de noviembre, Surella fue trasladada para la 11na unidad para ser instruida de cargos por el instructor Orelvis. Fue acusada de actividad económica ilícita. El instructor solicitó prisión preventiva.

De ahí fue conducida para el depósito el Vivac, donde permaneció 20 días. Allí presentó problemas de salud, por lo que tuvo que ser trasladada en varias ocasiones al Hospital Nacional ¨Enrique Cabrera¨.

El 18 de diciembre la condujeron a la prisión de mujeres del Guatao, al oeste de la capital, donde permaneció hasta el 23 de enero de 2014 que fue liberada por cambio de medida cautelar, luego de presentar su abogado tres solicitudes de cambio de medida.

Surella Rodríguez Fontanar se ha dirigido a varias  instancias gubernamentales, la Dirección de la ONAT,  el Poder Popular, la Dirección de Trabajo, Atención a la Ciudadanía, y Fiscalía, municipales, provinciales y nacionales, la Fiscalía Militar Occidental, suplicando que le devuelvan la licencia de trabajo por cuenta propia, pero no ha recibido respuesta.

Surella necesita que le devuelvan la licencia  para comenzar a trabajar, y así poder pagar los más de 40 mil pesos en moneda nacional que tiene que pagarle al fisco en este mes, pero  se la han denegado.

La actividad económica ilícita fue revocada el 4 de octubre de 2013, en el Palacio de la Revolución en la Habana y firmada por el Presidente del Consejo de Estado Raúl Castro Ruz. Dada al público el 15 de enero de 2014,  expone las infracciones personales de las regulaciones del trabajo por cuenta propia (Decreto ley 315).


Surella se encuentra esperando fecha de juicio.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes