domingo, 11 de mayo de 2014

Crimen sin castigo

Valentino Balart

Como es de costumbre en nuestro país, siempre el peje grande se come al chiquito, aun siendo esta tierra según los intolerantes fanáticos del comunismo, la más justa suciedad o sociedad, ingeniada y fantaseada por unos cuantos seguidores sectarios, de los pensamientos arcaicos y primitivos, originales de Europa y brotados a la luz pública, por sus portavoces o cabecillas, los maniáticos y perturbados de Carlos Mark y el no menos sanguinario verdugo, como lo fue Vladimir I. Lenin; y de esa mezcla tan mefítica, nació la revolución socialista del Caribe, siguiendo los pasos de sus líderes, entusiastas apasionados por el marxismo leninismo, hoy mantenemos un status de nación muy pobre o empobrecida, por las pretensiones de sus propios gobernantes.

Pero esto es solo una introducción de lo que será, esa acusación a personas despiadadas y crueles formadas con la arcilla revolucionaria de los hermanos castros, en la nación más ¨honesta y justa del mundo¨ con sus conciudadanos. ¡Ya veremos!

Amparo Triana Pérez, que reside en calle D número 3, Los Perros, Chambas. Ciego de Ávila, está siendo víctima del asedio y el fraude de la corrupta y muy descompuesta cómplice Maddey Guerra Díaz, directora del departamento de tierras de Chambas, Ciego de Ávila, ya que este ávido y tramposo personaje ha logrado ser una estrella allí en el municipio y pretende por medio de sus mañas y trucos de fullerías, muy bien perfeccionados por el de cursar del tiempo en su fructífero, conveniente y lucrativo puesto de trabajo, desde la fecha del 20 de Mayo de 2011, donde este personajillo de la farándula campestre, pretende desalojar y despojar de sus tierras y su casa (si es que se le puede llamar casa, a semejante rancho semi-destruido) a la impedida física Amparo Triana Pérez, para entregársela en usufructo gratuito al compañero Rolando Pérez Febles, muy notorio por sus destrezas liosas y enredadas en la zona, y con sus turbias acciones, muy mescladas con  la astuta pícara de Maddey Guerra, que le hace honor a su apellido, en confabulación con el presidente de la CCSF /El Vaquerito, José Manuel García Alemán, la pata que le faltaba a la mesa que nunca cojea; y cómo podemos ver este trío perfecto, de los tres jinetes de la apocalipsis en Chambas, saben hacer las cosas muy sutilmente, para quedar como los buenos imparciales justicieros. 

En el caso de los dos principales talentillos Maddey y José, estos corruptos y muy corrompidos además de enviciados según las fuentes, por el sabor del vil metal; no tienen piedad de nadie ni de nada en pos de apropiarse de lo ajeno al precio que sea necesario, para eso tienen cargos y poder para especular  y demostrar su soberbia insolente; ejemplo fehaciente de esto es, los nombres que citare a continuación que también están en la misma situación de Amparo Triana, pero corrieron una mejor suerte al respecto y nadie sabe porque:

1) Manolo Martínez Pérez, murió hace años y sus tierras pasaron a sus hijos.  

2) Victoria Alemán Jiménez, también murió y le entregaron sus tierras a su esposo, nunca las trabajo, ni vivía de ellas y lo peor del caso, es que no reside allí y aun las tiene.

3) Pedro Hernández Jaime, difunto también, le entregaron las tierras a una persona que dicen ser hija de él, pero los papeles hablan muy claro, porque su nombre es, María del Carmen Medina Fuentes, y me parece que el grado de parentesco y de consanguinidad  viene o debe ser por parte del CUC o de la Moneda Nacional. 

4) Josefa Delfina Pérez Loyola, la finada madre de Amparo Triana, al parecer no tiene el mismo status de los anteriores siendo del mismo lugar de referencia de los antepuestos.


Esto resulta ser increíble, ya que a la impedida física Amparo que nació allí, se crio allí, y trabajo la tierra hasta que pudo, siendo accidentada en el trabajo.


alejandro60@nauta.cu

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes