domingo, 11 de mayo de 2014

Bandolero protegido por la policía

Dania Virgen García

En la mañana del pasado 8 de abril recibí una llamada telefónica de la madre de Yasser Rivero Boni, Yaquelin Boni Echavarría. Desesperada me explicó que a su hijo lo van a someter por segunda vez a una operación el próximo viernes 11 porque el ojo afectado por la golpiza, el cual le operaron no está evolucionando bien.

Luego de colgar el teléfono, llamé a Yasser Rojas Valdés, consultor médico del Centro de Información CUBALEX, para que me diera su criterio médico sobre el paciente.

Según me explicó Yasser Rojas,  el paciente debe ser ingresado de inmediato en el Hospital Pando Ferrer, conocido como la Liga Contra la Ceguera, donde se está tratando con los especialistas de Oftalmología que lo intervinieron quirúrgicamente.

A Rivero Boni le fueron propinada tres golpizas por militares y una de ella le ocasionó serias afectaciones cráneo-cefálicas catalogadas como una conmoción cerebral, además de un trauma severo del ojo derecho, el cual ocasionó daños irreparables en el cristalino del que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente, varios días después de la golpiza, por la inflamación severa que presentaba.

En la intervención quirúrgica los especialistas distinguieron los daños ocasionados por lo que tuvieron que implantar un lente intraocular. En el pos operatorio el paciente no tuvo un proceso de recuperación inmediato.

En cuanto salió del salón fue conducido directamente en una ambulancia en pésimas condiciones, sin ningún tipo de higiene, sentado en una silla de hierro, aguantando los huecos y baches de las calles, hasta la prisión del Combinado del Este, donde se encuentra ingresado en el Hospital Nacional de Reclusos,  en una sala que no reúne los requisitos básicos, sin ningún tipo de cuidado.

Ha sido llevado dos veces por semana a las consulta en la misma ambulancia, con las misma condiciones, esposado de manos y pies, con el mismo personal militar que lo acompaña.

Las violaciones cometida por parte del equipo médico y paramédico, jefes de la prisión, los represores de la policía política, el jefe de servicios médicos, el doctor Disley, y el director del HNR Kelvin, con conocimiento de todo esto, han permitido que este muchacho continúe en  condiciones infrahumanas, en un lugar que no reúne las condiciones adecuadas para atender al paciente,  que tiene que tener un seguimiento íntegro por un oftalmólogo.

A raíz de lo antes expuesto el paciente tuvo  una complicación de glaucoma, (aumento de la presión intraocular). Este es el principal factor de riesgo que puede causar deterioro de la capacidad visual.  Se le impuso un tratamiento en las anteriores consultas,  que no dio resultado, determinando la doctora este martes intervenirlo quirúrgicamente en la fecha mencionada para aliviar la presión ocular.

Este paciente de por vida va ser un discapacitado visual. En el futuro padecerá de cefaleas, cambios conductuales, trastornos ansiosos, y hasta de epilepsia, a raíz de las lesiones craneales que presenta. 

A Yaquelin Boni le han escondido desde el principio toda la información sobre su hijo. A Yasser le hicieron una tomografía de cráneo del cual ella desconoce los resultados.

A Yasser Rivero  le fue puesto tratamiento con manitol por vía intravenosa. Es un diurético osmótico que se emplea en situaciones agudas, en este caso fue para aliviar la hipertensión intracraneal.

En  la última visita y en esta consulta, Yaquelin Boni notó cambios en su hijo, somnolencia, incoherencia, movimientos involuntarios del labio inferior izquierdo que pueden  guardar relación con el trauma craneal que sufrió durante la golpiza.

En la visita del día 5 en la prisión, Rivero Boni le contó a su mamá que el día que le propinaron la golpiza fue conducido para el Hospital Clínico Quirúrgico ¨Calixto García¨. Allí la doctora que lo atendió determinó que el ojo tenía que ser extraído. Luego fue conducido para el HNR. Después de varios días fue que lo condujeron a la Liga contra la Ceguera.

Este es un llamado a toda la opinión pública internacional no gubernamental, y de buena Fe, que se pronuncien para la inmediata liberación de Yasser Rivero Boni, un joven torturado severamente por varios militares por el solo hecho de no estar de acuerdo con el régimen dictatorial, además por ser un colaborador incansable de la prensa independiente, denunciando ante el mundo la corrupción de los oficiales del MININT, las torturas, actos degradantes e inhumanos que se cometen a diario dentro de las prisiones cubanas.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes