lunes, 31 de marzo de 2014

Severa golpiza a colaborador de Cuba por Dentro

Dania Virgen García

El viernes 28 de febrero fue trasladado para la prisión del Combinado del Este en la Habana desde la prisión de Ariza provincia de Cienfuegos el hijo de la dama de blanco Yaquelin Boni Echavarría, y colaborador de Cuba por dentro, Yasser Rivero Boni.

Al llegar a la prisión fue recibido con una golpiza propinada por 8 carceleros.

Yasser Rivero Boni llegó a la prisión a las 4 y 30 de la tarde, de inmediato fue enviado para el edificio uno de régimen severo. Allí fue recibido por el capitán Riquelme, quien dio órdenes de que lo subieran para el cuarto piso sur, compañía 1415 y el 1er teniente Alcides. Este último lo esposó por la espalda, y entre él, otro carcelero, y seis guardias más fue subido a la fuerza por la escalera, a empujones, le propinaron una patada por una costilla y golpes en el estómago y el rostro, dejándole laceraciones en la boca y el cuerpo.

Además, las esposas  le produjeron laceraciones en las muñecas.

En la requisa, le rompieron el maletín y  lo despojaron de las tabletas purificadoras de agua,  los pulóveres blancos, el calentador de agua y  una agenda de teléfonos.

Ese mismo día, Rivero Bonni  se declaró en huelga de hambre en protesta por la golpiza.   

El oficial Alcides, en el año 2012, cuando se encontraba en el área 47  del Combinado del Este le propinó una golpiza a Rivero Bonni que le partió la cabeza,  que tuvo que ser suturada con cuatro puntos.

El 25 de mayo de 2012, un oficial del cuerpo represivo de la policía política visitó el  edificio de mayor rigor para filmar a varios reclusos que colaboraban con esta periodista, entre los que se encontraban el interno Yasser Rivero Boni. Los presos fueron coaccionados y amenazados para que declararan ante una cámara de video que las informaciones que esta periodista realizaba  son mentiras.

Yasser Rivero se negó a ser filmado. En represalia, el departamento 21 le prohibió las llamadas telefónicas y les fueron quemadas las cartas familiares para que no pudieran ser empleadas como pruebas testificales.


Por  negarse a ser filmado, fue trasladado para el área 47, llamada “la incrementada”. Luego, fue trasladado para la prisión de Ariza, donde permaneció dos años, sometido a todo actos de torturas físicas y sicológicas, severas golpizas, en un destacamento de mayor rigor. 

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes