domingo, 30 de marzo de 2014

Riñas por juegos prohibidos

Dania Virgen García

Desde la prisión provincial de las Tunas, el preso Humberto Echevarría, dijo por vía telefónica a la abogada independiente Teresa Gutiérrez, quien informó el día 25 de febrero en la tarde a esta reportera, que en la prisión todos los días se escuchan a presos que gritan gritos de auxilios.

Refirió Echevarría que el preso Yasmani Cogían Fuente,  fue herido en el rostro al ser agredido brutalmente en el pasillo de su celda por Juan López, un recluso que cuenta con una gran cantidad de delitos graves en la prisión: riñas, lesiones, golpizas, y amenazas contra los demás presos.

Esta situación bien conocida por la jefatura del penal, pero al parecer el reo  goza de inmunidad, puesto que  la mayoría de las veces que los presos agredidos se han quejado,   se ha hecho caso omiso a las quejas.

El preso Yasmani Cogían fue remitido a medicina legal, el médico le entregó su certificado médico de lesiones, pero quedó en las manos de los jefes.

Muchas de estas agresiones y riñas son con armas blancas.

En las cárceles cubanas es normal que los presos oculten armas blancas dentro del pan. 

Muchas veces los incidentes están relacionados con los juegos prohibidos, como los dados, que  en los centros penitenciarios son permitidos.

En estos  riñas,  al ganador le pagan con cigarros, ropas, dineros, y zapatos.
En las peleas, muchos presos han muerto o recibido heridas que los han dejado con secuelas para toda su vida.

Tal es el caso de José Antonio León Céspedes, de la misma prisión mencionada, quien fue apuñalado dos veces, una en el pecho y otra en el estómago, por el reo Jorge Garrido Hernández, a causa de un juego de dados, en el que perdió.  Se encuentra ingresado en la sala de lo penal del hospital provincial Ernesto Che Guevara, donde fue intervenido quirúrgicamente. Quedó con secuelas para toda su vida.


dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes