jueves, 16 de enero de 2014

Campaña por la liberación del escritor Ángel Santiesteban-Prats

Dania Virgen García

Desde el inicio del año 2014, el gobierno cubano ha convocado una campaña nacional e internacional por la liberación de los cuatro espías confesos recluidos en las cárceles norteamericanas. 

Una gran cantidad de altos cargos, funcionarios, y oficiales de la FAR, y el MININT, han terminando todos en hundir más los ministerios, trayendo más corrupción y mayores niveles de prepotencia, cada vez más de lo mismo.

El escritor Ángel Santiesteban-Prats en 1984, era un joven de 18 años de edad, cuando sintió los primeros pasos de la dictadura.

Sus  hermanas(o), con sus parejas, un día decidieron irse del país.

Ellos los invitaron y no aceptó, siempre supo que permanecería en Cuba, así lo  demostró en sus viajes representando sus libros a E.U., América y Europa.

En ese entonces, terminaba sus estudios del pre universitario en la escuela militar “Camilo Cienfuegos”, más conocida por los Camilitos, situada en las afuera del municipio de Guanabacoa, La Habana, luego comenzaría a estudiar en la Interarmas “Antonio Maceo”.

Dios quiso interrumpir esa secuencia de su vida, y darle el verdadero camino de la libertad.

En los días posteriores se enteraría que sus hermanos(a) se encontraban presos. Los habían capturados en el mar.

En una de las visitas familiares en las oficinas de investigaciones policiales, lo dejaron preso por el supuesto delito de “encubrimiento”, Por acompañar a sus hermanos(a) hasta la orilla del mar para despedirlos. En ese instante comenzó sus rebeldías ante el régimen cubano.

Según los instructores debía de haber denunciado la salida ilegal del país. Todos fueron a prisión a cumplir sus condenas en diferentes cárceles de la capital.

A Santiesteban-Prats lo mantuvieron dos meses en los calabozos investigativos, luego lo enviaron a la prisión de máximo rigor, La Cabaña. Allí permaneció nueve meses, y otros cinco más en la prisión de Micro 10, situada en Alamar, municipio Habana del Este, donde trabajo en la construcción. En ese lugar descubrió su vocación como escritor y creo su primera novela manuscrita.

El día del juicio salió absuelto, el delito de encubrimiento no existía en aquel entonces, según el código penal vigente. 
Cuando salió de prisión tuvo que enfrentarse a la triste y carente situación de su familia, pues la mayoría fue sancionada por salida ilegal del país.

Tenía que trabajar para ayudar a su madre, para apoyarla económicamente en las visitas familiares de sus hermanos. Laboró como estibador en unos almacenes en Berroa cargando inmensas cajas de botas rusas. Luego fue a trabajar para el Matadero de ¨Antonio Maceo¨ en el municipio del Lawton. Por las noches se puso a estudiar. Hizo Dirección de Cine, y comenzó a trabajar en el ICRT como Asistente de Dirección. Luego comenzó a estudiar Filología, pero no finalizó.

Al tiempo descubrió que  su pasión por la escritura, no terminó en la prisión. Supo que escribir le brindaba una sensación única de su realización personal. Fue en busca del Taller Literario de la Casa de la Cultura de Diez de Octubre, allí inicio su pasión. Sus cuentos le agradaron a la asesora. Luego ganó el premio municipal, el provincial y finalmente en 1990 el nacional.

Antes, sin querer, envió un cuento, y el tercero que escribía en su vida, al más importante de los premios internacionales de habla hispana, el Juan Rulfo de Radio Francia Internacional. Ganó una de las cinco menciones en 1989. Con eso se inscribió en la geografía intelectual de Cuba. Le publicaron en la Revista Letras Cubanas, que era de la élite intelectual; en la revista El Cuento de México, de las más prestigiosas del género, y en el periódico Le Monde Diplomatique, en Francia.

Desde entonces continuó su carrera como escritor logrando ganar los tres premios más importantes del país y del continente. UNEAC, Casa de las América, y Alejo Carpentier, también conquistó significativos permios internacionales.
En el 2009 abrió su blog crítico al régimen “Los hijos que nadie quiso”, y desde entonces, se activó  la policía de la Seguridad el Estado y comenzaron las confrontaciones.

Finalmente lo condenaron a cinco años de privación de libertad, sin pruebas después de cuatro años y medio de intensa y fallida investigación.

En la prisión terminó de revisar la novela “El verano en que Dios dormía”, y lo envió al premio La Gaveta de Frank Kafka, en la república Checa, el cual recientemente ganó y recibió una bella edición.

El laurel en Cuba, al cual ha demostrado desde su juventud, sus verdaderos ideales que nadie se los ha podido quitar aunque lo sometan a las peores torturas sicológicas y físicas de las que ya ha vivido en este año de cautiverio. Solo, ha salido adelante demostrando su inteligencia y valentía antes sus amigos y enemigos conocidos y no conocidos.

Silenciando así a un intelectual que logró su libertad y el pago que recibió fue la cárcel, la que no merece.

Sin embargo en las altas esferas del gobierno ha habido delitos graves de malversación, y corrupción, que han perjudicado al pueblo, y le son perdonados por sus cargos: Carlos Lage quien fungía como secretario del Consejo de Estado, pero en la práctica era la persona que estuvo durante más de veinte años al frente de la economía cubana, Felipe Pérez Roque Ministro de Relaciones Exteriores, Fernando Ramírez de Estenoz, responsable de las relaciones exteriores en el Comité Central del Partido Comunista, Martha Lomas Ministra del Ministerio de Inversión Extranjera y Colaboración Económica, Otto Rivero, Primer Secretario de la Unión de Jóvenes Comunistas y otra larga lista donde se incluye también el Ministro del Transporte, Yadira García, Ministra de la Industria Básica, separada del cargo. El general Rogelio Acevedo, máxima autoridad de la Aviación Civil en Cuba, involucrado en un escándalo de corrupción que finalmente decidieron no hacer público y se conoce ampliamente que charteó ilícitamente un avión IL 62 que supuestamente había sido enviado a reparar a Rusia y abrió varios prostíbulos en el exterior, en su casa encontraron escondidos altas sumas de dólares, Ricardo Alarcón presidente de la Asamblea Nacional, y fundador de las campañas de los cinco espías, y su secretario, otros y otros…….

A los cinco espías, el gobierno cubano ha convocado campañas en cuba, e  internacionalmente por su liberación. Si a los mencionados anteriormente que han demolido el PCC, y los sectores ministeriales del cual no han sido sancionados hallándose confesos.

¿Porque no pidamos y hagamos campaña por la liberación inmediata del escritor Ángel Santiesteban-Prats? ¡Que todos los escritores e intelectuales que lo conocen y no lo conocen, y amigos que se sumen ante este pedido!


dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes