domingo, 22 de diciembre de 2013

Necesitamos Cambio

Dania Virgen García

Narrador: comentaban los gusanos turistas. En la selva no hay democracia, ni elocuciones. Con mucho cariño en lo alto de un árbol cuidaban sus orugas para que las arañas no se las atraparan en la res.

Una gran mariposa negra, escuchaba atentamente la conversación. Cerca en un pequeño riachuelo se bañaban osos peludos, las cotorras estaban en la arbolea de tilo, paraíso blanco, todos adornados con enredaderas de botón de oro.

Las cotorras decían: Cambio Cambio necesitamos Cambio. Cambio de que tipo pregunto una jutia que dormía desde la copa de un árbol. De habitacional,  motivación, alimentación, ambiental, social. 

Salta la cobra: habitacionales, todo está seco, delgado,  desesperación, quejas, angustia, tristeza. Ya ni me motiva caerle atrás a los pollitos, ni a los ratones, ni a los pichones.

Salta el oso negro, que le está sucediendo a esta cobra.

Dice el oso gris: si, habla demasiado. El que dice todo lo que ve muchas veces, habla lo que no conviene.
El oso pardo: que era el presidente del comité de defensa de los animales, dijo, porque quieres estropear nuestra tranquilidad.

El oso negro, bueno. El León por ser un gran depredador, y el rey de la selva, come carne cada vez que se le antoje, sin embargo nosotros tenemos que contentarnos con las pocas frutas descompuestas y las verduras, en mal estado. Por ejemplo yo también soy carnívoro, que puedo hacer, que puedo recolectar, nada.

Dice la jutia: ¡si usted tiene la razón!, ¿pero qué tiene que ver eso con el medio ambiente?

Salta la cotorra: caramba donde van a para las buenas frutas y los vegetales, que no comemos nosotros.
El chivo, a la hora que se le antoja comienza a ruyir sin importarle si los demás animales están en desacuerdo, y comienza a verear………

Dice el oso hormiguero: es un gran problema para mí y mi familia encontrar un apoyo donde pasar el invierno, y la lluvia, porque todas están cubiertas por manadas de leones, y monos deportistas, y artistas, y cada  vez se hace más difícil encontrar colonias de hormigas, porque las hormigas le han cogido miedo a los leones.

Chiflaba la cobra: deben trabajar, crear, y  producir.

Sobre todo, ¿y dónde está la motivación?, grito un oso que estaba durmiendo la siesta debajo de la arbolea.

El narrador: Ratón Pérez, viejo y aún enamorado, se puso de pie y dijo, basta ya, vamos a convocar una reunión. Contra las matas de sauces partieron casi todos con caras de disgusto, y pretendían acabar con toda aquella golilla, entre algunos animales hablaban de los meritos del León.

Comentaban, nuestro rey León, tiene meritos de desde siglo, pertenece al antiguo reino, tiene melena, y corona de rey, tiene el cuerpo robusto, a pesar de que su cuerpo es de gran antigüedad, es impetuoso, prepotente.

La cotorra: hay que chanchullo.

Salta el camaleón: debemos respetar la lejanía,  ¿porque no nos podemos de acuerdo con otro rey?
El narrador: en ese momento se acerca la nutria desde la otra orilla del rio. Dice, no reparte la casa en partes iguales,  grita, y solo nos da los huesos.

Salta la Serpiente: nos da la impresión que estamos en una leonera, ¡como hay depredadores!

El renacuajo: Cambio, Cambio, necesitamos cambio. Los comenzaron guanajos a aplaudir, y aplaudir.

El narrador: ya hacia un tiempo que la paloma mensajera, había volado tan de prisa, que pudo avisarle al rey  de lo que estaba sucediendo

Los monos deportistas y artistas: estaban silenciosos. Dijeron, silencio, silencio todos, se acerca el rey, no sienten el humo y olor a gato aromático,  olor de melena recién lavada.

Todo los alrededores, cambio de pronto, estaba como mágico, fachadas pintadas, y  limpio. Aparece el León, acompañado del tigre, la pantera, el leopardo, y otros felinos de sus especies, quienes avanzaban mastozamente.

El León, con su característico rugido pronunciaba, muy prepotente, todos están en el derecho de opinar lo que deseen.
Mentira, grito la cotorra.

Con decir que la rivalidad es cuando progresamos. No podremos, si luchamos unidos, fuera de nuestro territorio. Fuera de nuestro territorio nos veremos atacados por el hambre, la sed, la miseria, y la falta de calor familiar, sin contar las enfermedades, y luchando por la supervivencia.

Sera descarado, gritaron las cotorras y los guacamayos.

Dice la cotorra, entonces si ya estamos de acuerdo, llego el momento de revelarnos, contra el León.

Salta el caballo: nada de violencia, que todo sea por la vía pacífica. Por lo que opino, debemos convocar, al León con todos los animales de la selva, quien esté de acuerdo, que levante la mano.

Un caballo, que habla, dijo el camaleón.

Comienza, la reunión, debemos tener en cuenta la situación del medio ambiente, desde que se está degradando a nivel mundial la capa de ozono, el deterioro ambiental es el recurso más importante, la contaminación de las aguas potables, las bombas nucleares, bla bla bla bla, y se quedaron dormidas todas las cotorras.

Menos la cotorra que es la secretaria de la asamblea, se dirige al caballo, y le pregunta, cuál es tu opinión, lo que este responde, estoy reflexionando acerca de pedir ayuda a los coalas chinos, o a los osos pandas soviéticos.

La abeja interrumpe media intrépida, no podemos vivir toda la vida dependiendo de otros, tenemos que ser laboriosos.

Dice el burro: entonces que hacemos.

Dice el carnero: vamos a esperar hay que tener paciencia.

Salta el burro: la paciencia se come.

Dice el caballo: no se come pero te ayuda a vivir mejor.

Dice la cotorra: que intervenga el león.

Dice el caballo: a se me olvido decir que el León no se encuentra, pues tiene un viaje de negocio, para resolver los problemas globales.

Dice el burro: problemas globales, y que es eso.

Salta el avestruz: bueno, los problemas globales lo hemos tenidos todo este tiempo, más o menos, la inflación de los globos, y de pronto todos los problemas están resueltos, y con esto incrementaremos la canasta familiar para ayudar en la dieta de todos ustedes. Una mágica y nueva forma de alimentarse, muy nutritiva y tiene 55 propiedades.

Salta el carnero: yo comí noné de 500 formas, no hace ni cogones.

Dice la gallina: que alimento tan importante.

Dice el perro: saltando, saltando, déjenlo terminar déjenlo hablar.

Salta el León, lo han tenido al alcance de su mano, ha estado siempre a su alrededor.

El avestruz: ya se, ya se…..ya se dé que están hablando, están hablando del marabú.

Dice el caballo: permiso, permiso. Se formo una gran argaravilla. Tienen que mantenerse en silencio. Les daré cual es la formula, y le aseguro que da buenos resultados, confirmo que alarga el periodo de vida, se trata, se trata de la moringa, es un vegetal que tiene propiedades medicinales, y es muy alimenticia.

Dice el avestruz: con razón usted mantiene esta vitalidad para pensar, ya sabíamos que no era idea del León, porque el come carne, y bueno a demás no piensa.

Aplauso de los guanajos.

Dice la cotorra: la moringa, no cura ni pinga.

Dice el oso: nada más que moringa.

Dice el León: esa fórmula incluida a la claria.
Se hizo un silencio total, aplauso de los guanajos.

Dice el León: aprovecho para convocar a que todos trabajemos, para ganarnos nuestra forma.

Aplauso de los guanajos.

Todos los animales sin apenas comprender, se dirigieron a su trabajo mostrando la satisfacción que al menos tienen alimento.

Hasta la Victoria Siempre.


dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes