lunes, 9 de septiembre de 2013

Riñas y puñaladas

Dania Virgen García

En los carnavales recién terminados, las indisciplinas sociales estuvieron a la orden del día,  y lo que es peor, el carterismo, las riñas tumultuarias y los ajustes de cuenta.

Hay otras fiestas públicas que se realizan en los barrios, las playas y otros centros, donde  las borracheras y las drogas propician que  cometan  indisciplinas sociales y hechos delictivos.

En los carnavales y en estas fiestas,  la actuación de los agentes del orden público generalmente es errática. Se equivocan a la hora de capturar a los indeseables,  siempre cogen al que no cometió el delito.

En la tarde del 31 de agosto, en la calzada de Luyanó,  dos individuos de la raza negra,  apuñalearon a un chofer de la ruta cinco, que hace recorrido desde el paradero de Guanabacoa hasta la terminal de Ómnibus Nacionales, en El Cerro.

Según informó el presidente de la Comisión de Atención a Presos Políticos y sus Familiares (CAPPF), Daniel Anselmo González Gómez,  los agresores, que residen cerca donde cometieron el delito,  llegaron a su casa se cambiaron de ropa y salieron como si nada hubiera pasado. Las personas que estaban en la guagua y que tuvieron que bajarse para auxiliar al chofer, fueron los que les identificaron.

También ese mismo día 13, en la tarde, actuó el  reguetonero El Micha, en el parque de Guanabo, al este de La Habana. La actuación del cantante discurrió entre broncas y  puñaladas. Hubo decenas de heridos y lesionados. 

“Aquello parecía un oeste, no se acababan las broncas,  la  multitud parecía enloquecida,  la sangre corría como si fuera agua”, me cuenta un taxista. “Y la policía propinándoles golpes a los indefensos y a los delincuentes dejándolos escapar para que continuaran con sus fechorías”.


dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes