martes, 17 de septiembre de 2013

Niegan libertad condicional

Dania Virgen García

En el campamento de trabajo forzoso CETEM, La Empresita, ubicado en la provincia de Camagüey, al reo Eliecer Torres Comendador, de 48 años de edad, le  negaron la libertad condicional después de un mal manejo de asistencia médica en el asentamiento Limones.

El día 28 de agosto del presente año, el reo antes mencionado se encontraba en el asentamiento antes mencionado perteneciente al CETEM La Empresita, que se encuentra en la Carretera Central, en las orillas de la presa Santa Ana, municipio Cibanicú, en la producción del carbón.

Llevaba dos días con fuertes dolores de muela. Al tercer día, el 23 de agosto, el jefe de brigada, Duniel Silva, lo llevó al hospital del municipio antes mencionado, a la consulta de estomatología. Allí le colocaron una curita hasta el día 28, que sería la consulta.

En las primeras horas de la mañana del día 28, Torres se hallaba en la Carretera Central, cuando una guagua interprovincial Yutong que transitaba con uno de los maleteros abiertos lo impactó, haciéndole una herida de aproximadamente cinco puntos de suturas  en el abdomen.

Luego de recibir los primeros auxilios,  lo trasladaron al hospital provincial Amalia Simoni. Allí permaneció cuatro días ingresado en la sala de reclusos. Luego fue trasladado para La Empresita,  la cual no tiene condiciones, ni cama para ingresos. De la enfermería fue conducido para el destacamento uno, en condiciones críticas, con una parte de la herida abierta.

Al recluso Torres le tocaba la libertad condicional para el mes de octubre, pero el día 9 de septiembre  fue informado por la reeducadora de que no se la darían hasta el mes de diciembre. De inmediato se dirigió al segundo jefe de la unidad y le planteó la situación, pero el oficial lo amenazó y le dijo que su familia y él podían dirigirse a cualquier institución y reclamar que él no presentaría su libertad condicional hasta el mes de diciembre.

Refirió la fuente que en el asentamiento Limones, la norma en la producción del carbón de marabú por cada recluso es de 1000 kilogramos mensuales, para un salario de 512 pesos moneda nacional, equivalente a 21 pesos moneda convertible.  En un año que lleva haciendo carbón, se le ha pagado el salario completo solo  2 veces, aunque siempre liquida el sobre cumplimiento obligatorio, trabajando más de 16 horas diarias, bajo cualquier circunstancia climatológica.

A pesar de que el salario no es completo, la norma es de 4 toneladas por mes.

Esto sucede también con los demás presos.

En el campamento mismo no existe la atención médica para los primeros auxilios, la alimentación es poca y mal elaborada, y las condiciones de vida, deplorables.

El reo lleva tres años recluido por el delito de hurto y sacrificio de ganado mayo.


dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes