lunes, 9 de septiembre de 2013

Juicio de la presa política Madeline Lazara Caraballo Betancourt

Dania Virgen García

El pasado 4 de septiembre se realizó el juicio en el tribunal de Carmen y Juan Delgado en la Víbora municipio de 10 de Octubre, en la Habana, en la sala de delitos contra la Seguridad del Estado, de la presa política Madeline Lazara Caraballo Betancourt, quien está recluida arbitrariamente en la prisión para enfermos del VIH-SIDA, en San José de las Lajas, provincia Mayabeque.

Hubo un fuerte despliegue policial alrededor del tribunal. Varias decenas de guarapitos pertenecientes a la policía de la Seguridad del Estado, del departamento represivo del 21 nacional, situado en la avenida 31, al lado de la 6ta unidad, junto a varias decenas de agentes del orden público, con patrulleros que se presentaban con mujeres uniformadas de color azul.

Al llegar a la entrada del tribunal, burlando el operativo en un carro particular, ya estaban esperándome un grupo de guarapitos de la SE y un grupo de uniformados de la Policía Nacional Revolucionaria que sabían quién era esta reportera.

El que estaba en la entrada, quien se presentó como policía de la SE, me dijo: “Dania Virgen, usted sabe que no puede pasar al juicio, está prohibido que usted pase”. Le dije que yo sabía que esto iba a suceder, pero que mi nieto valía más que ellos, que yo quería saber y ver lo que estaba sucediendo que no se preocupara que yo me iba a retirar.

Al frente del tribunal se encontraba Juan Manuel Pérez Asencio, el Chino, esposo de la presa, quien me llamó y me saludó. 

Comencé a llamar a Juan Goberna, activista de la Comisión de  Derechos Humanos y Reconciliación Nacional  que dirige Elizardo Sánchez Santa Cruz. Al momento se me acercó un guarapito  que andaba junto a otros en un carro.

No voy a mencionar sus nombres y hacerlos famosos; espero que me entiendan, no tengo animo de hacer famoso a represores, esbirros y  abusadores de mujeres.

Ya cuando iba a una cuadra caminado se me acercó un carro patrullero y me montaron a la fuerza.  Me grababan y  provocaban  para ver si desobedecía sus órdenes, pero en todo el momento les dije que no iban a lograr lo que ellos querían, que mi nieto valía más que ellos.

Uno de los guarapitos que en su carro andaba con cuatro de ellos, paró y les dijo a los policías que me pasaran para otro carro. Con mucha calma, cambié de carro.

No quiero seguir con mi historia porque la que tiene en estos momentos validez  es la de la presa política Madeline Lázara Caraballo.

La abogada todo el tiempo estuvo comunicándose conmigo, dándome detalles del teatro que estaba montado en el acto del juicio. Hubo manipulaciones por parte de la fiscal y la presidenta del tribunal, quien le faltó el respeto a la abogada en una ocasión.

Madeline Lázara Caraballo fue sancionada a la máxima sanción que le pedían por los cuatros delitos imputados por el régimen,  tres años de privación de libertad.

Me contó la abogada que a la madre de Madeline, que tiene 80 anos, le subió la presión durante el juicio oral y  hubo que asistirla.

Pido a la opinión pública internacional que se pronuncie por esta opositora pacífica que fue severamente sancionada.

Madeline Lazara Caraballo se encuentra en celda de castigo debido a que  la carcelera y reeducadora le impidió a llamar a esta reportera.  Por un reciente incidente que tuvo, le cambiaron la reeducadora  y  amenazaron con sancionarla por el delito de atentado, lo que fue impedido por su abogada.

Quiero destacar que  la abogada Belkis Maura defendió a la presa política como está establecido, sin temor a nada.  Personalmente la felicito por su valor. Su teléfono: 5 272 88 08.

Madeline, después del juicio tiene un pase, y a los seis meses le toca la libertad condicional. Actualmente tiene 11 meses en reclusión.


dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes