lunes, 9 de septiembre de 2013

Desde la prisión Agüica

Dania Virgen García

El 9 de agosto, el capitán Oscar Casar fue a la prisión de Agüica, en Matanzas, a dar una charla política que los presos fueron obligados a escuchar. El preso político Luis Enrique Labrador Díaz,  por negarse a escuchar, fue esposado de manos y conducido a rastras hacia las celdas de torturas del Vivac. Fue golpeado en la boca para que dejara de pronunciarse en contra del gobierno y a favor de los derechos humanos. El mayor Mario Mijáns Cartaya  apoyó al capitán, diciéndole que el proceder de Casar estaba correcto. Informó William González Concepción desde la prisión de régimen especial de Agüica, Matanzas.

El preso ucraniano  Mikhaylo Hromov, fue golpeado el pasado 23 de julio, por la tarde en el recuento, por el carcelero  conocido por Lores y el reeducador Evelio, según informó el preso indio Dalvinder Singh Jagpal. Lo esposaron de manos y pies, y en  la celda donde se encuentra en el área “la polaca”, y le  propinaron una golpiza que le ocasionó golpes  hematomas en el rostro y laceraciones en todo el cuerpo. Los carceleros, mientras lo golpeaban, le decían que se callara y que dejara de gritar. Luego lo condujeron para el área de torturas y lo obligaron a oler  mierda insoportable. Este preso se estaba recuperando de una huelga de hambre que había realizado recientemente.

Esta golpiza fue denunciada ante el jefe provincial de Cárceles y Prisiones, el Tte. coronel  Medero, y un funcionario de la fiscalía, pero todo fue en vano, porque quedaron impunes los carceleros Lores y Evelio.

El sábado 27 de julio, cuando hacía una llamada telefónica  a esta reportera, a Singh Jagpal le fue colgado el teléfono por el  reeducador Ferreira, en presencia del capitán René Tolón Torres, y el jefe de logística Carbajal. Le manifestaron que el teléfono no era “para denunciar cosas que no eran asunto de él”.  El 25 le había sido suspendida la  llamada internacional que le correspondía.

En la misma prisión el  presidente del Movimiento por los Derechos de los Presos, Lázaro Pie Pérez, fue entrevistado por el jefe de la prisión, el Tte. Coronel Emilio Cruz Rodríguez, el jefe de orden interior el Tte. Noslen Pedroso, el capitán segundo jefe de orden interior Lisandro Arguelles, el sub Tte. Eduardo, y Maikel Toledo Cuesta.

Emilio Cruz le preguntó  cuáles eran los problemas que tenia, a que interno había visto que ellos hubiesen golpeado, que quién era su jefa, si era “la terrorista Dania Virgen García”, y cómo eran sus relaciones con los presos.

Le dijeron que el teléfono se le dará una vez al mes, 10 minutos, las visitas serán en la dirección para revisar a la familia y ver si llevan alguna denuncia.

Lázaro Pie les dijo que su situación médica no se ha resuelto desde que llegó a la prisión, que la doctora Yenisey Pérez Alpizar,  consulta de forma restringida  una vez al mes-

Respecto a lo que le preguntaron, Lázaro Pie le dijo que diariamente  los presos son golpeados por  los carceleros y que no conoce a ninguna terrorista.

“Me relaciono poco con los presos para que no den testimonios falsos en mi nombre, porque son sumisos a ustedes por el pánico que les tienen”, les dijo.

Pie les pidió que no le envíen más presos para que lo  agredan, como  hicieron la mañana del pasado 5 de agosto, cuando fue agredido por Gabriel Núñez Manzanares, de 44 años de edad, residente en la Habana, y quien cumple una sanción de 12 años, y  Gleibis López, alias Pirili, también de La Habana, con una sanción de 20 años por homicidio.

“Y por el teléfono no se preocupe, así hablo un poco menos con mi familia, ya que el poco tiempo  que me dan, con un teléfono para toda la prisión, no me alcanza. Y a mi familia no la metan en esto que el opositor soy yo”, dijo.

Informó Pie, que el agua potable la suministran dos veces al día cinco minutos. Los baños y los turcos están hediondos, pero no se pueden limpiar por la falta de agua.

También desde la prisión el preso William González Concepción informo que  al preso Bryan Socarrás Hidalgo, el 18 de agosto, tras llegar trasladado de otra prisión,  lo requisaron el mayor Mijan, y el capitán René Tolón, quienes le robaron siete jabones de baño, Kínder, Palmolive y Lux, un perfume marca Náutica, un desodorante Obao, y un haragán de limpieza. Fueron testigos Yunieski Alonso Montero, y el preso político Luis Enrique Labrador Díaz.

González Concepción dijo que los presos Gabriel Núñez y  Pirirli, quienes agredieron a  Lázaro Pie fueron utilizados por el Tte. coronel Emilio Cruz, quien les prometió que serían trasladados a La Habana, demostrándose después que dicha promesa había sido falsa.  En esa prisión diariamente los carceleros y jefes les hacen promesas a los presos paramilitares para que agredan a los que dicen la verdad. Testigos: Lázaro Jiménez Herrera y Yunieski Alonso Montero.


dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes