lunes, 19 de agosto de 2013

Reos sin asistencia medica

Dania Virgen García

Add caption
En el centro de trabajo forzoso, CETEM, en la provincia Granma, se  encuentra el preso político Ariel Arzuaga Peña, miembro de la UNPACU, quien dijo a esta reportera que las condiciones en el lugar son pésimas.

Hace más de cinco días que la turbina del agua se rompió. El agua que se está utilizando es la una cisterna que hace muchos años que no se usaba, ni se limpia. El agua está contaminada, pero es la que se usa  para tomar. El jefe de la prisión ordena que le echen cloro, pero no limpian la cisterna. Los presos protestan porque el agua de tomar sabe a cloro puro, 

Arzuaga Peña padece de hipertensión emotiva, faringitis crónica, hernia discal, gastritis, artrosis en la rodilla de la pierna izquierda, y se le inflaman en ocasiones los pies.

Debido a sus enfermedades  no puede ejercer ningún tipo de esfuerzo físico, pero el agua hay que cárgala en tanquetas.
Su esposa se dirigió a la delegación de Cárceles y Prisiones de la provincia, pero no la atendieron por que según le dijeron, todos los oficiales se encontraban en la prisión de Las Mangas por la situación del cólera.

En el Combinado de Este, el preso Dariel Garrido Campos, de 30 años de edad, de la raza negra, ha tenido cuatro intentos de suicidio desde el más de abril del presente año hasta junio. Ha estado las cuatro veces ingresado en terapia intensiva en los hospitales Miguel Enríquez, de 10 de Octubre, y la Covadonga, en el municipio Cerro.

Ahora, desde hace varias semanas está presentando continuamente falta de aire que le calman con  spray de Salbutamol. Ha bajado mucho de peso y no tiene asistencia médica. Su madre Gisela Campos Pérez, está preocupada por  la salud de su hijo. Teme que sea tuberculosis o neumonía lo que padece. Ha reclamado a la Dirección Nacional de Cárceles y Prisiones en la Habana, pero en la prisión, no le hacen caso a sus reclamos.

En la prisión de Kilo 7, provincia de Camagüey, se encuentra el preso Lázaro Rafael Marquetti Cao, quien el pasado 19 de abril del presente año, cuando se encontraba extinguiendo sanción en la prisión del Combinado del Este, se quejó ante la prensa oficialista e internacional, sobre las malas condiciones, maltratos, y actos degradantes e inhumanos a que están sometidos los presos.

En represalia, por órdenes de la Dirección  de Cárceles y Prisiones, el 16 de mayo, fue trasladado en cordillera para la prisión Kilo7. Antes permaneció en una celda de castigo varias horas, en la prisión de Canaleta,  Matanzas.

El preso Marquetti, presenta varias patologías, entre ellas, una lesión estática SNC, en el cráneo, debido a las golpizas a que ha sido sometidos durante el tiempo que lleva en prisión, y epilepsia. En la prisión donde se encuentra le suspendieron la dieta que le fue indicada.

Refiere su madre, quien es la única que lo visita, que el traslado  le ha afectado de manera directa y negativa, por su mala situación  económica y la distancia de más de 700 kilómetros.

Se encuentra ingresado desde el 8 de agosto por una huelga de hambre de más de 35 días en el HNR, de la prisión del Combinado del Este,  el  miembro de la UNPACU, Yovel Román Ramos, recluido en la prisión de Guanajay, provincia Artemisa.


dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes