miércoles, 7 de agosto de 2013

Quienes provocaron el motín en la prisión de mujeres de Guatao

Dania Virgen García

Una fuente  confiable que pidió no se mencionara su nombre por medida de seguridad –se  aclara que esta fuente no es la presa política Sonia Garro, recluida ilegalmente en dicha prisión-, aseguró que quienes provocaron recientemente  el motín en la prisión de mujeres  del Guatao, al oeste de La Habana, el pasado 26 de marzo, fueron funcionarias y funcionarios de orden interior que fueron trasladadas para otras prisiones sin ser procesadas por los delitos de instigación a delinquir, y otros que son sancionados por las leyes militares.

La fuente responsabiliza de dicho motín al primer sub oficial de orden interior Yunieski Figueredo García; Yasnay Vélez Hariarte, jefa de reeducación, trasladada para la prisión  1580,  en San Miguel del Padrón, donde le otorgaron un apartamento cerca de esta prisión; Ismari Torre Pexidor, reeducadora del destacamento 3; y la jefa de orden interior, Rosaidi Osorio Palmero, alias “la dama de hierro”, que fue trasladada para la prisión de Valle Grande.

Todos los mencionados mantenían fuerte corrupción con las llamadas cuellos blancos.

La sub directora de la prisión, la oficial Betty, fue trasladada para la Dirección Nacional de Cárceles y Prisiones, situada en 15 y K, El Vedado.

Las seis presas que iniciaron el motín, la mayoría muy jóvenes, todavía están en la prisión de mujeres Manto Negro.
Según la fuente, “a la prisión del Guatao envían el peor personal dirigente del MININT”.

La nueva jefa de la prisión, la mayor Sara, antes era la segunda. Vino sancionada de otra prisión. Hasta que no cumpla la sanción, por ella está ejerciendo el Tte. coronel Díaz.

Yunieski Figueredo alias el Negro,  el esposo de la jefa de orden interior Rosaidi Osorio, todavía continua en la prisión como si nada hubiera sucedido. Este sub oficial es quien  recibe a las nuevas reclusas. Acostumbra a acosar a las presas para forzarlas a  tener sexo con él.

Aludió que a las presas cuellos blanco que llevaban la economía y finanzas en la prisión, les prohibieron ejercer el cargo y fueron sustituidas por oficiales que no tienen experiencia en la materia.

Un grupo de presas que trabajaban en la escuela militar “Luis Ramírez Perdigón” se ocupaba de las ubicaciones de presas en  las prisiones y otros datos, militares.

Ahora los cuellos blancos son ubicados como auxiliar de limpieza en diferentes hospitales habaneros, como el Clínico Quirúrgico, el Pediátrico “Juan Manuel Márquez”, Calixto García, y el  Oncológico.

La prisión del Guatao alberga a más de 100 reclusas, por delitos económicos, malversación, corrupción y robo en paquetes aduanales, entre otros.  Todas las semanas entran mujeres con estos delitos.

“El Tte. coronel Díaz es racista”, aseguró la fuente. Refiere que las carceleras que dirigían el pelotón de conduce, que en su mayoría eran negras, fueron sustituidas por  carceleras de la raza blanca, lo que ha provocado  inconvenientes entre las funcionarias.

Aseguró que las reclusas recién paridas y embarazadas, que están en las galeras de la prisión de Manto Negro, están en condiciones extremadamente reprobables. Las galeras son muy húmedas, debido a las filtraciones en los techos y paredes.

Señaló que en la prisión del Guatao hay dos carceleras que pertenecen al cuerpo represivo de respuesta rápida que reprimen a las Damas de Blanco,  nombradas Yarelis Hernández Herrera y María Pedroso Herrera, ambas suboficiales.
La antigua directora de la prisión de mujeres Manto Negro, la Tte. coronel Mercedes Luna. Fue promovida hace un par de años a la Dirección Nacional de Cárceles y Prisiones (15 y K), está cumpliendo misión internacionalista en la República de Angola.


dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes