jueves, 15 de agosto de 2013

Conducida a una prisión de menores hija de presa política

Dania Virgen García

En la tarde del jueves 25 fue conducida a la Escuela de Formación Integral “José Martí”, la prisión de menores más  conocida como el Combinadito del Este, situada en el kilometro 3 1/2, carretera Monumental,  Guanabacoa,  la hija de la presa política Madeline Lazara Caraballo Betancourt, llamada Gladis Yandi Fernández Caraballo, de 13 años de edad.
Antes de comenzar a dar la información quiero aclarar a los lectores, que la presa política antes mencionada, la única familia que tiene es su madre, de 81 años de edad, una hija de 19 años con dos niños, uno de un año y otro de dos años de nacidos.

Madeline  es de la raza negra. En Cuba, a pesar de lo que diga el gobierno, todavía existe la discriminación racial. Está demostrado en dos mujeres negras,  Sonia Garro y Madeline Lázara Caraballo, que han sido sometidas a todo tipo de torturas sicológicas.

En el caso de Caraballo, el gobierno se ha ensañado debido a que es una activista de los derechos humanos muy activa. Ella fue una de las personas que se introdujo en la Iglesia de la Caridad del Cobre, en Centro Habana, el pasado año, en vísperas de la visita del papa Benedicto XVI.

Su hija quien no ha tenido el amparo de su madre, por llevar más de nueve meses en una prisión, sin pruebas de las acusaciones  que le imputa el gobierno,  ha tenido que valerse por sí sola. Esta reportera la ha socorrido en todo lo que ha podido, a ella, a sus hijas y a su madre. Pero las personas ajenas, por mucho que hagan, no pueden ser igual que la madre.

En la tarde del 23 de julio, una adolescente, su madre y sus hermanas le propinaron varios golpes en una riña a Gladis Yandi, quien llego a su casa con moretones y le explicó a su hermana, lo que había sucedido. Resulta que las dos hermanas salieron y se produjo otra riña. Las dos hermanas fueron detenidas y liberadas al otro día.  La hermana mayor de Yandi, Mawglaudis, fue multada con 60 pesos moneda nacional.

Quienes comenzaron la riña no fueron multados, ni detenidos.

Al salir Yandi de la unidad regresó al lugar de los hechos y la madre de la adolescente con la que riñó fue a la unidad de la policía de Dragones en la Habana Vieja, y la acusó de amenaza.

Gladis Yandi Fernández, fue detenida por segunda vez. Por no tener quien se haga cargo de ella, fue trasladada para la prisión de menores antes mencionada.


dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes