domingo, 28 de julio de 2013

Prisión Agüica

Dania Virgen García

El preso Jorge Luis Martínez Delgado, de 39 años de edad, cumple una sanción de cadena perpetua en la prisión de régimen especial Agüica, en Matanzas.

En el mes de diciembre le confiscaron 139 tabletas de benadrilina y gravinol y fue conducido a la celda de castigo.

El pasado mes de marzo, hubo una inspección del MININT, y el reo aprovechó y se quejó  del jefe de orden interior Yoslen, conocido por el Jabao. Como resultado, el preso fue sacado del Vivac y llevado a las celdas de La Polaca, sin luz y sin TV.

Como si fuera poco, lo llevaron al tribunal  provincial, donde el fiscal pidió seis meses de condena por acaparamiento de medicamentos, y el juez lo condenó a 8 meses. El 13 de junio,  la sentencia firme fue de 3 años de privación de libertad.

El recluso lleva 17 años en prisión en condiciones infrahumanas. Le quitaron todos los beneficios de visitas familiares, según informó el preso de origen hindú Dalvinder Singh Jagpal.

En la prisión es prohibido hablar por vía telefónica sobre el tema de la salud del preso, la alimentación, y las condiciones de vida.

El pasado 8 de junio el preso Yosvany Crociel García, alias Sam, le estaba contando a su esposa y madre por vía telefónica de su estado de salud, y el carcelero Ferreira, quien estaba escuchando, le colgó la llamada.

Dicho preso está muy enfermo. Su cuerpo está muy hinchado, pero le dicen que no hay medicamentos para su mal.
Los carceleros y el jefe de la cárcel dicen que la alimentación y la salud no  su prioridad, según  Dalvinder Singh Jagpal.

El reo Yandis Félix Suarez Poyó, de 21 años de edad, quien es homosexual, dijo por vía telefónica que el jefe de orden interior Yoslen,  le propina golpizas, le aplica descargas eléctricas y lo conduce a celda de castigo, para obligarlo a tener sexo con él. Asegura la fuente que teme por su vida, porque también el reeducador le envía presos paramilitares para que abusen de él. Dijo que fue violado una vez. El reo tiene una sanción de tres años de privación de libertad. Lleva preso un año y tres meses. Está en Agüica desde hace dos meses.

Al reo Yosvel Lemus González, le es negada la dieta por la doctora Adriana, quien le ha manifestado en varias ocasiones que la prisión no tiene para suministrarle su dieta, “que si quiere puede quedarse sin comer y así resuelve su problema”.

Lemus estuvo en huelga de hambre cuatro días. Los carceleros Lisandro Arguelles Fonseca y Yoel Abascal Pérez, por órdenes del jefe de la cárcel, Emilio Cruz Rodríguez, lo condujeron brutalmente hacia la celda de torturas del Vivac. Dicha celda   tiene una cama con correas para amarar a los preso de manos y pies. Allí los torturan, les aplican descargas eléctricas, los alimentan a la fuerza,  los inyectan para mantenerlo dormidos.  En esta celda, con estos métodos, pretenden quebrantar la moral del preso. Atestiguan esta información Lázaro Pie Pérez, Alicia González Dorticós y Orestes Rodríguez Pinto.

El preso Alain Rodríguez Reyes, se presentó a la enfermería y después de varias horas pidiendo  ser atendido, por un dolor en el abdomen, la doctora Yerine Urria Zulueta, sin reconocer al preso, le diagnosticó una inyección de solución de agua y dextrosa, intramuscular. El reo continuó con los dolores y la inyección le causó un hematoma en un glúteo. Testigos: Luis Enrique Labrador Díaz y Yunieski Alonso Montero.

Al reo Yosvani Grocier García, los carceleros Lisandro Arguelles, Yoel Abascal y el Tte. Ferrer, jefe de del destacamento especial la Polaca, donde se encuentran 18 hombres en celdas de castigos tapeadas de 2x3 metros y medio, le propinaron una golpiza que lo dejó con hematomas en el cuerpo. Debido a eso, se encuentra en huelga de hambre desde el día 24 de junio. Testigos: Yunieski Alonso Montero, y Noelio Casañala Rodríguez.

Las cuatro últimas informaciones fueron dadas por el preso William González Concepción.


dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes