domingo, 7 de julio de 2013

Preso se fugó para ir al hospital

Dania Virgen García

En la prisión Cerámica Roja, en Camagüey,  el preso Maikel Garay Artiaga, quien padece  de cardiopatía congénita, diabetes, e hipertensión, se encuentra en la enfermería del penal debido a un estafilococo que contrajo producto de una intoxicación por un pescado en descomposición que comió el pasado 23 de marzo del año en curso, cuando se encontraba en la granja Adela, en la misma provincia.

Garay tuvo que fugarse para ser atendido en un hospital.

Al comenzar a sentirse mal el reo, se dirigió al jefe del campamento, Osorio,  pidiéndole asistencia médica, pero el oficial se la negó, manifestándole que tenía que esperar hasta el otro día. A las siete y cuarto de la mañana el preso Garay se volvió a dirigir al jefe, negándose este por segunda vez. A  la tercera vez, el carcelero le dijo al preso que esperara sentado y que tenía dos opciones: morirse o escaparse.

Maikel Garay se fugó y se dirigió  al Hospital “Amalia Simoni”, de Camagüey, donde fue atendido por  el estudiante de Medicina Yordanis Rivero Rivero,  la enfermera Yaneth Ramón Consuegra y un dermatólogo.

Del hospital,  el reo se dirigió al campamento La Empresita, donde  le levantaron una causa.  Al recluso le tocaba la libertad condicional en mayo, pero  le fue denegada por la fuga.


dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes