lunes, 1 de julio de 2013

Petición Fiscal de presa política

Dania Virgen García

El pasado 12 de junio le fue entregada a la mayor Zeida Hernández González, jefe de reeducación, la petición fiscal contra la presa política Madeline Lázara Caraballo Betancourt, quien se encuentra recluida en la prisión para enfermos del VIH-SIDA, en San José de las Lajas, Mayabeque.

La licenciada Claudia Aguilar Arrieta, de la fiscalía de la Habana Vieja, revisó el expediente de fase preparatoria, EFP 2-266/2012, y abrió la causa 137/2013, para el juicio oral.

El día 15 de mayo del presente año, la fiscal cerró el expediente. En las conclusiones dijo que: “Lázara Caraballo es responsable en concepto de autora por ejecución directa de los delitos, desorden público, articulo 200.1.2, desacato, 144.1,  instigación a delinquir, 202.1.3, y resistencia, 143.1, del código penal, para una sanción única y conjunta de tres años de privación de libertad”.

Nueve testigos falsos de la Dirección de Vivienda y la policía declararon en contra de la acusada.

Según la fiscal, durante el juicio, Madeline Lázara  manifestó  que “los dirigentes cubanos eran unos mentirosos y no resolvían ni cojones, que los funcionarios y oficiales eran unos hijos de puta y ratas”, y escupió a un policía vestido de civil.

La fiscal asegura que Lázara Caraballo “se reúne con personas de conducta antisocial que no están vinculadas laboralmente” y que “se ha manifestado en innumerables ocasiones en contra del proceso revolucionario”. 

La mayoría de los testigos de Madeline Lázara,  que sí presenciaron los hechos, fueron amenazados por la policía y  la Seguridad del Estado para que no declararan a favor de ella.

En la petición,  la fiscal no presentó el certificado médico que declara que  Madeline Lázara Caraballo fue golpeada por miembros de  la brigada de respuesta rápida y que  estuvo más de un mes con hematomas y laceraciones en todo el cuerpo. Con el tiempo, han aparecido síntomas patológicos  como caída del pelo y un nódulo que le ha brotado  en el seno izquierdo y que no ha sido atendido por un especialista.

Madeline Lázara fue recluida el primero de octubre del pasado año por tratar de impedir un desalojo. En los más de 8 meses que lleva en prisión ha sufrido maltratos verbales y golpizas por los carceleros, ha sido conducida a celda de castigo, se ha declarado en huelga de hambre en dos ocasiones para exigir su libertad, y fue amenazada por la policía de  Seguridad del Estado por informar a esta reportera las violaciones y maltratos a los presos enfermos. En una ocasión los mencionados oficiales le filmaron un video.

Su madre, de 80 años, quien padece varias enfermedades,  ha sufrido en estos meses la ausencia de su única hija. La hija de Caraballo, de 13 años, es quien se ha encargado de visitarla todos los meses en la prisión, distante unos  50 kilómetros de La Habana, en ocasiones con su hermano, de seis años, por no tener más familiares.

Madeline Lázara Caraballo Betancourt desde hace más de un año es fuente de información activa de esta reportera. Fue presidenta de la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales, (FLAMUR), y del Partido Republicano de Cuba, en el municipio  Habana Vieja, entre los años 2009 y 2010, y  secretaria de la Comisión Cuba. En la actualidad  pertenece al Sindicato Independiente de Trabajadores (SIT).

Entre los años 2007 y 2010 marchó como dama de apoyo para exigir la excarcelación de los 75 presos políticos. Enfrentó golpizas y actos de repudio en la sede de las Damas de Blanco.

Fue una de las activistas que ocuparon en el Santuario de la Caridad del Cobre,  en Centro Habana, en vísperas de la visita del Papa Benedicto XVI.

Lázara Caraballo contribuye con los donativos de los presos que colaboran con la  prensa independiente desde las prisiones, apoya a la Comisión de Atención a Presos Políticos y sus Familiares (CAPPF) y otras ONG y participa en actividades realizadas por esta reportera.

Enfrentó dos mítines de repudio, en el año 2010, donde a sus dos hijos menores de 12, y 3 años de edad, le fueron lanzadas piedras y botellas.

En su lugar de residencia,  constantemente Madeline Lázara y su familia son molestados por los delgados de la circunscripción, el CDR, la FMC, y el jefe de sector policial. Ha tenido más de 30 detenciones arbitrarias.


dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes