domingo, 28 de julio de 2013

Le apagaron la sonrisa a Condingo

Dania Virgen García

Por falta de asistencia médica, falleció de un infarto, el pasado 11 de julio, el reo Oliver Guevara Valier, alias Condingo, de 40 años de edad, informó la Dama de Blanco, Yaquelin Boni Echavarría, por vía telefónica desde la Dirección de Cárceles y Prisiones 15 y K Vedado, La Habana.  Según la fuente,  se encontraba en el lugar antes mencionado cuando la familia del fallecido exigía explicaciones. 

El preso se hallaba cumpliendo una sanción de un año de privación de libertad, en el destacamento 10 de la prisión Valle Grande, en la Habana.   El 20 de junio fue ingresado de urgencia el preso Oliver Guevara por hipertensión arterial, en el Hospital Nacional de Reclusos, HNR, del Combinado del Este. Fue dado de alta el primero de julio, y devuelto a la prisión Valle Grande.

Llevaba 8 meses recluido. A los cinco meses de estar preso, le efectuaron el juicio oral, siendo sancionado a un año por peligrosidad social.

Yander, el reeducador de la prisión Valle Grande, lo tenía en el destacamento de pendientes, porque el tribunal que lo había sancionado llevaba tres meses que no le concedía la sentencia.

Asegura Yaquelin Boni que la familia le dijo  que no  tenían conocimiento de que Guevara estaba preso. Sus padres residen en Guantánamo y son de avanzada edad.

Dicen que Condingo era una persona alegre, que siempre se estaba riendo.

El preso, desde el instante en que fue sancionado por el tribunal, tenía que estar en un campamento, y recibir pase cada 45 días, dijeron los familiares.

En el momento en que falleció Condingo, según las leyes, ya tenía que estar en libertad.


dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes