jueves, 2 de mayo de 2013

Propagación de enfermedades


Dania Virgen García

En el municipio  San Miguel del Padrón, los delegados y demás funcionarios del Poder Popular, los inspectores, el PCC,  los agentes de orden público y la policía de la Seguridad del Estado, en el mes de febrero, cuando brotó la epidemia del cólera, adoptaron medidas y realizaron algunos arreglos  que han provocados serios problemas en la comunidad.

A pesar de los arreglos de las tuberías que hicieron en la barriada de La Corea, para que la comunidad pudiera tener agua potable,   los habitantes no tienen  agua. Tuvieron que romper las  tuberías nuevas que puso el acueducto para poder abastecerse y cargar los cubos de agua. 

En todas las barriadas del municipio, desde hace años hay roturas de tuberías, tanto de aguas albañales como potables.

Los huecos que fueron arreglados a principios de enero en la calzada de San Miguel, están generando más problemas que antes. Se han convertido en pantanos, con criaderos de mosquitos y moscas. La fetidez penetra en las viviendas, donde viven niños, ancianos y personas enfermas.

La Dama de Blanco Rebeca Rojas Ullán informó que  varias calles del barrio de la  Corea, se encuentran en esa situación.

Decenas de vecinos de distintas comunidades han reclamado antes los consejos populares, el Poder Popular, y el PCC, aterrorizados de que vuelva a producirse una epidemia de cólera que cobre vidas humanas, pero las mencionadas instituciones han hecho caso omiso a la situación crítica que  presenta el municipio.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes