martes, 7 de mayo de 2013

Peloteo en caso social

Dania Virgen García


Desde Guantánamo, informa el colaborador de esta reportera, Niober García Founier, miembro del Movimiento Cubano de Jóvenes por la Democracia, acerca de las críticas condiciones en que vive Malberkis Liranza Matos.

Su casa, en la que residen ocho personas,  sita en 5to Sur número 1210 entre 6 y 7 Oeste,   es de madera, con techo de fibrocemento. Desde los años 90, estaba inclinada hacia un lado, casi cayéndose.

En el año 2010, la vivienda se derrumbó totalmente, quedando atrapados Malberkis y un niño de 11 meses. Tuvo que acudir el comando de bomberos de la provincia a socorrerlos.

También se personaron los inspectores de la vivienda y el presidente en aquel tiempo del Poder Popular, quien le aseguró que le daría los materiales para que construyera la vivienda por sus propios medios.

Días después, Osvaldo Céspedes, el director provincial de  Vivienda  le quito los documentos que poseía la afectada que habían sido extendidos por el poder popular, entregándoselos al director municipal de  Vivienda, Alexeis Ramos Rodríguez. Le manifestaron que su caso pasaba al plan del gobierno, que en un año le resolverían su situación.

El 16 de mayo del 2010, la damnificada le escribió una carta al 1er secretario del PCC de la provincia, Luis Antonio Torres, y Jorge Batallón Matos, jefe de atención a la población, le respondió que su caso que estaba en el Poder Popular municipal, que era donde tenían que resolver su problema.

El 30 de julio del 2010, Malberkis Liranza le escribió al Comité Central. La carta fue dirigida a José Ramón Machado Ventura, quien en aquel tiempo era el vicepresidente del Consejo de Estado. Mediante Magalis Guerra Hernández, jefa del departamento de atención a la población de esa entidad, le enviaron la respuesta. Decía que su caso estaba en el Poder Popular provincial, que sería quien se encargaría de resolver el problema.

Pero el Poder Popular de la  provincia de Guantánamo le comunicó que su caso lo habían pasado al Poder Popular municipal para que le dieran solución.

El 19 de agosto del propio año, envió otra carta Malberkis al Consejo de Estado, y María del Carmen Sedeño le envió la misma respuesta del Consejo de Estado, continuación del peloteo.

El 17 de septiembre de 2010, en el periódico provincial Venceremos, la periodista Lilisbet Alfonso Martínez se refirió al caso de Malberki en el artículo titulado “Soluciones en el piso”.

El 22 de febrero y el 16 de marzo de 2011 volvió Liranza Matos a enviarle  cartas al Consejo de Estado.
La respuesta de las instituciones fue que “su caso no lo conocían”. La propia María del Carmen Sedeño le expuso que lo enviaron a la provincia de las instituciones mencionadas.

José Antonio Alcántara Díaz, vicepresidente de inversiones del Poder Popular, le comunicó a  Malberkis Liranza Matos que “su caso estaba en desarrollo, pero  tenía que esperar porque se  estaba dando prioridad a los médicos y a los casos de la CTC”.

La damnificada duerme en el patio de su casa, en una casa improvisada, de piso de tierra, con cuatro palos que sostienen un nylon que sirve de techo. Como no tienen baño,  ella y su familia tienen que hacer sus necesidades  en javitas de nylon.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes