martes, 7 de mayo de 2013

Desde las prisiones


Dania Virgen García

Pese a las mentiras del gobierno y la prensa oficialista, continúan los maltratos a los presos y las condiciones infrahumanas en las prisiones.

Desde el campamento de trabajo forzoso, CETEM, La Empresita, situada en la provincia de Camagüey, en la mañana del día 6 del presente mes, el carcelero Juan Basconsuelo, le propino un puñetazo al recluso Daniel Palmero Reyes, que le saco un diente.

El carcelero está sancionado, y está cumpliendo la sanción en el campamento.

En la prisión  Kilo 5 y medio, situada en la provincia de Pinar del Rio, los presos, Ramón Rodríguez Gamboa, Lázaro Yasser de la Guardia Martínez, y Eduardo Rodríguez Valdez denunciaron las torturas en dicha  prisión. Según las fuentes, el jefe del penal, el Tte. coronel Ernesto, el mayor Forano, jefe del área dos, y el mayor Osmani, jefe de orden interior, quienes dicen que en la prisión mandan ellos,  que Raúl y Fidel mandan en el Consejo de Estado.

Aseguraron que  la alimentación es mala y mal elaborada. La atención médica  es pésima. No hay agujas para las inyecciones, las pocas que hay, tienen las puntas partidas.  

Los presos se quejan de que sus familiares son maltratados física y verbalmente por los guardias. A los familiares de los habaneros presos les impiden las visitas.

Las fuentes describen un tipo de tortura en que a los presos los esposan de manos y pies, los arrastran y los tiran en el patio, de rodillas, con la cabeza en la tierra, bajo el sol, por más de cinco horas, sin tomar agua.

El reo Lázaro Yasser de la Guardia asegura que fue víctima de esta tortura. 

Refiere Lázaro Yasser que en la celda 3,  la ventana se encuentra en el techo, por lo que el sol es permanente, y si llueve se mojan.

A los presos les han quitado las llamadas telefónicas, y  no les permiten tener libros, ni periódicos; tampoco les permiten escribir  cartas. Los dejan sin colchón desde la seis de la mañana hasta las 6 de la tarde.

El reo Eduardo Rodríguez, aseguró que existen más de 8 presos durmiendo en el piso, en el destacamento uno, debido al hacinamiento.

Afirma Rodríguez que hay muchos presos desnutridos y que muchos se desmayan de hambre.

Desde la prisión preventiva El Vivac, en Calabazar, La Habana, el preso Daniel Pérez Díaz, informó que el pasado 2 de mayo, los inspectores de establecimientos penitenciarios sancionaron al policía con chapa 38009 por defender  los derechos de los detenidos. En cambio, asegura la fuente,  existen otros policías, como el de número de chapa 076631, que ofende a los detenidos con palabras obscenas, los torturan físicamente y no son sancionados. Es el caso también de la enfermera Maida, que trabaja en el puesto medico,  que no le presta atención médica a los detenidos en huelga de hambre porque según manifiesta, no le interesa lo que les ocurra.

El preso Yosvani Guerra Godínez, de 28 años de edad, se encuentra en la prisión el Centro Típico de Manzanillo.

Refiere que se introdujo en la vivienda de un capitán retirado llamado Josué Aguilarte, para robarle unas maderas para hacer una embarcación. El dueño de la vivienda lo sorprendió y con una escopeta  le disparó. 21 municiones que se le quedaron en el cráneo.  Fue operado de urgencia, pero perdió la visión. En el juicio fue sancionado a 10 años de privación de libertad por el delito de robo con violencia. Lleva dos años y medio en la prisión. Sufre  fuertes dolores de cabeza, pero no permiten que sea atendido por  especialistas. Lo tienen en una celda aislada, en condiciones infrahumanas. La licencia extrapenal, que le debe ser otorgada por los médicos, le ha sido negada.

En  la prisión para enfermos del VIH-SIDA, en San José de las Lajas,  provincia  Mayabeque, los reos son maltratados, la alimentación es pésima y poca, hay falta de higiene,  los enfermos no reciben sus dietas.  El reo que proteste es severamente castigado y encerrado en celda de castigo. Los carceleros, el segundo jefe de la prisión y el jefe de orden interior, les manifiestan a los presos que no tienen derecho a reclamar.

La mayor parte de la comida que no se roban, va a parar al sancocho  destinado a los cerdos de los guardias. Asegura  el vicepresidente del Movimiento Pacifico por los Derechos de los Presos Enfermos de VIH-SIDA, Jorge Luis Agrado Lupina, que hay muchos presos  desnutridos y muy enfermos en el penal. Los análisis que tienen que hacerles para saber cómo se encuentra su sistema inmunológico, no se los hacen, porque según expresan los médicos, no hay reactivos en el IPK.

Desde la prisión de régimen especial la 26, en la provincia de Camagüey, el vicepresidente del Movimiento Democrático 8 de Agosto, Noel González, informó que en las últimas semanas los presos no han recibido atención médica ni medicamentos, debido a que el médico se encuentra de certificado. Los presos han  solicitado que envíen otro médico, pero los carceleros les responden que “tienen que esperar”.

El preso Lemay Díaz Pantaleón, de la misma prisión, se encuentra desde el 7 de febrero desnudo porque los carceleros le recogieron su ropa  para que tuviese que vestir el uniforme de preso.

El preso Fráncico Abel Delgado Fornaris, de 43 años de edad, enfermo de cáncer, se encuentra desde el día 2 de mayo ingresado en la sala de penados del Hospital “Julio Trigo”, en Arroyo Naranjo, la Habana, para ser sometido a su séptima operación de  la garganta. Ese día, la anestesista que tenía que examinarlo no se presentó. Hasta el próximo jueves no será reconocido por la especialista, por lo que tendrá que seguir soportando los dolores. Aseguró la fuente que hace dos años que tiene cáncer. Ha tenido que ser operado varias veces porque después de las operaciones, no es tratado con sueros, ni radiaciones. En una operación, perdió un labio por negligencia de los médicos.

Desde la prisión de Ariza, provincia de Cienfuegos, informó Yasser Rivero Boni, acerca de la golpiza que le propinaron y que  dejó con sangramiento en el ojo izquierdo, y hematomas en el cuerpo, al joven de 19 años Rodelkis Vargas Polo,  solamente  por vestir una camiseta blanca dentro del destacamento. La golpiza le fue dada en la oficina de reeducación por el carcelero Yoslani y otros militares, en presencia del segundo jefe de la prisión.

Estas son solo algunas muestras del  perfecto sistema penitenciario cubano, las que no han mostrado los representantes del régimen castrista en el Consejo de Derechos Humanos de  la ONU.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes