domingo, 21 de abril de 2013

Prisión Ariza


Dania Virgen García

El interno Yasser Rivero Boni, del destacamento seis, informó desde la prisión provincial de Ariza, provincia Cienfuegos, acerca de la visita de periodistas a la prisión, la auto agresión del preso Joaquín Morfa González, así como de  la comisión de supuestos siquiatras que consultaran a los auto agresores.

En hora de la mañana del sábado 13 de abril visitaron la prisión varios periodistas nacionales e internacionales.
Estuvieron solamente en algunas aulas de la escuela del primer piso.  Días antes la dirección del penal pintó  las fachadas para la ocasión.

Como de costumbre, los periodistas entrevistaron a tres presos paramilitares que responden a los altos mandos de la prisión.

Según el interno, mientras la prensa filmaba las falsedades, los carceleros para desvirtuar a los presos, cerraron los destacamentos seis y siete.

El segundo jefe de la prisión, quien impuso la medida preventiva, realizó con varios carceleros un falso chequeo de módulos y avituallamiento para que los presos no se percataran de la presencia de los periodistas y no hicieran protestas y manifestaciones.

Entretanto, el pasado 12 de abril el preso Joaquín Morfa González, de 47 años de edad, en un arranque de desespero, se inyectó en ambas manos petróleo mezclado con excremento humano, en protesta ante la sanción impuesta por el tribunal provincial de Cienfuegos de 8 años y cinco meses de privación de libertad por un delito de robo con fuerza que dice que no cometió.

El preso, desde su llegada a la prisión, ha solicitado a los jefes carceleros y a los oficiales integrales del DTI (Departamento Técnico de Investigaciones) que le realicen una nueva investigación. Ha sido privado de las entrevistas con los inspectores de establecimientos penitenciarios.

El reo Morfa González le expresó a Boni, que con el acto de auto agresión que perpetró espera llamar la atención  para que le hagan una revisión de causa.

En la actualidad Morfa se encuentra en el cubículo 11 del destacamento seis, con las manos muy inflamadas, calientes y negras, y con fiebre, producto de la infección.

El preso fue trasladado para el hospital provincial con una orden de ingreso, y fue devuelto a la prisión sin ser asistido por los médicos y enfermeros.

También el día 16 del presente mes, a las 11 de la mañana, los carceleros recogieron los nombres de cada destacamento de los presos auto agresores, para que un grupo de  siquiatras y sicólogos consulten en los próximos días  profesionalmente a estos presos.

La cifras de auto agresores y enfermos mentales en la prisión son elevadas.

Algunos se agreden después de sufrir las golpizas propinadas por los carceleros, o por librarse de las torturas de las celdas de castigos, o para reclamar las visitas familiares y pabellones conyugales, también por las rebajas de los dos meses por años cumplidos que se le hayan quitado,  y para protestar por la mala alimentación,  reclamar asistencia médica,  dietas alimenticias, o cuando ya no resisten  tantos años de encierro.

Los jefes carceleros  pretenden eliminar con un team de médicos las enfermedades mentales de los presos provocadas por el mismo sistema penitenciario.  Las causas por   que se auto agreden no las toman en cuenta,  expresó Yasser Rivero Boni.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes