domingo, 24 de marzo de 2013

Madre acusada de actos contrarios al menor


Dania Virgen García

Los casos sociales críticos en Cuba, son abandonados en su mayoría por los factores de la comunidad,  las instituciones municipales, provinciales, y el gobierno,  llegándose a crear dificultades serias a estas familias.

En muchas ocasiones  familias  como la de Tania Brigantti Pérez, de 40 años de edad, con dos hijos, uno de 18 años y una niña de 8, llamada Yaquelin Ramos Brigantti.

La niña  desde que nació, fue abandonada totalmente por su padre biológico, quien es un oficial de la Contrainteligencia que se llama Ramón Ramos.

Madre e hija residen en Calle 86 número 1518 entre 15 y 17, en la cuartería El Hueco, en  Playa.

Tania Brigantti fue detenida la mañana del día 5 de marzo junto a su hija cuando se dirigía a llevarla a la escuela “Mario Muñoz”, y acusada por actos contrarios al menor, con un número de denuncia 63921del año 2011.
Ernesto Frank Álvarez es la fuente de información de este triste caso.

Esta familia, integrada por cinco personas,  vive en un estado  incalificable de precariedad y miseria. Duermen en el piso, no tienen sustento económico, llevan más de 20 años sin ser atendidos por los factores y funcionarios del gobierno. A pesar de que el padre de Tania es también un alto oficial, Rafael Brigantti.

Cuando Tania, debido a su situación económica, se dirigió al padre de la niña para reclamarle la manutención, este un día la amenazó que si volvía a molestarlo la iba a matar.

El día que detuvieron a Tania la ingresaron en el Hospital Siquiátrico de la Habana, (Mazorra) en la sala Castellano, para un proceso investigativo. La niña fue internada en la escuela primaria Cambodia, situada en Calle 4ta entre 1ra y 3ra, Miramar, en la que estará de lunes a jueves, y de viernes a domingo es ubicada en un hogar para niños sin amparo familiar, situado en 64 entre 7ma y 5ta A, Playa.

Madre e hija están en espera de un juicio para decidir el destino de las dos.

Todo comenzó una mañana del año 2011.  La niña Yaquelin Ramos se encontraba en la escuela primaria “Comandante Pinares”, sita en 13 y 78 y su madre fue a llevarle la merienda a la escuela.  Como la niña es pobre, la maestra la maltrataba, y le negó a Tania que le entregara a su hijita la merienda, por lo que se produjo un altercado con la maestra, en el que intervino la directora. Esta última llamó a la policía, pero no pudieron atrapar a Tania, que ya se había marchado. 

A las 4 de de la madrugada del siguiente día, tres carros patrulleros se personaron en el domicilio de Brigantti, con una orden de detención. Allí se produjo un forcejeo, en el que intervinieron  la madre de Tania, y su hermano Rafael que tenía la niña. Los agentes de la policía le rastrillaron la pistola y los amenazaron con matarlos si no soltaban a la niña. La familia, por miedo, no denunció a los policías, pero tuvieron conocimiento los factores de la FMC, el Poder Popular, el CDR, y las instituciones médicas, que  nunca le prestaron atención al caso.

Tampoco atendieron a tiempo los problemas sicológicos causados a Tania Birgantti que comenzaron a agravarse con el tiempo, al punto que ya deambulaba por las calles junto a su hija, por miedo a que se la quitaran.

Desde el día de los hechos referidos, la acción policiaca continuó contra Tania Brigantti Pérez, hasta que fue detenida violentamente por una decena de agentes policiales,  la mañana del pasado 5 de marzo.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes