domingo, 23 de diciembre de 2012

Las religiones y el gobierno


Dania Virgen García

El régimen castrista, cada vez más desgastado y desacreditado, trata de confundir y desvirtuar al pueblo. También en el tema de la religión.

En sus  primeros años,  la  revolución de Fidel Castro  persiguió y repudió a los practicantes de todas las religiones. Muchos fueron a parar a las cárceles.

Los católicos tuvieron que esconder todas las imágenes. También los practicantes de la religión yoruba.

Los ritos de origen africano eran considerados atrasados. Como en la canción de Adalberto Álvarez y su son, la gente decía que no estaba en nada, e iba a consultarse de madrugada.

Para pertenecer al PCC o  a la UJC,  solamente podías  creer en Fidel Castro, que era el único Dios.

Recuerdo que cuando era niña, mi abuela tenía vasos espirituales e imágenes de santos en la sala.  Mi tío, que en aquellos años pertenecía al PCC,  y que todavía lo es, peleaba con mi abuela para que  quitara de la casa todo lo relacionado con la santería, porque decía que lo abochornaba ante sus compañeros.     

Ahora mi tío lleva casado más de 10 años con una practicante de la santería, y no se abochorna, porque ya está permitido creer, y tiene su economía con sus santos.

Ahora dondequiera venden calderos, collares y yerbas y palos para hacer trabajos de santería. También en las iglesias venden objetos religiosos.

Hoy se ven oficiales del MININT, sus conyugues y familiares, vestidos de blanco, y con collares. No se quedan atrás  fiscales, abogados, jueces, médicos, artistas y maestros entre otros.  

No sé cómo carajo consiguen el dinero para hacer santo, que eso cuesta bastante caro.  Tal vez es gracias a las remesas de sus parientes en los Estados Unidos, ahora que ya tienen permiso para relacionarse con ellos. 

Cerca de mi casa reside un militar que se apellida  Cartaya, que trabajó en varias prisiones. En todas tuvo suficientes problemas. Fue a parar a los bomberos. Los ritos de la santería no le hicieron ningún bien. Pero su mujer se hizo santo.

Hace unos meses, que la casa la tienen llena de imágenes y muñecos de santería. Parece que para que los santos los ayuden.  La familia del militar santero tiene problemas con una vecina, también santera, por un pedazo de patio que él le robó. Ya saben cómo es la historia…

En la actualidad hacerse santo es una moda. Ya  confunden a las santeras con las Damas de Blanco. Me contó una dama de blanco que en una de las redadas del  DSE en la iglesia de Santa Rita, detuvieron a una mujer que estaba vestida de blanco que no tenía nada que ver con ellas. Se la llevaron a rastras. Me dijo que la mujer gritaba y lloraba en el carro patrullero cuando se la llevaban.

Ahora el gobierno y sus seguidores son creyentes. Santeros. Se les puede ver, como hormigas, en las casas de los babalaos  y en los toques de santos. Van a consultarse, en busca de más grados, para protegerse de las brujerías y ver  cómo pueden hacerle daño a los que les estorban.

En la iglesia católica ocurrió algo parecido a lo que pasó en la religión yoruba.  Los católicos eran despreciados y los curas eran acosados y obligados a cooperar con las autoridades. Pero ahora, el gobierno dice tener excelentes relaciones con la Iglesia Católica y no quiere que nadie recuerde el tiempo de las persecuciones.

No me lo contaron. Yo lo sufrí en carne propia. Desde que era una adolescente  tuve  inclinación por la religión católica, aunque en mi familia todos son creyentes de la santería.  Cuando cursaba la secundaria básica íbamos un grupo de jóvenes y nos sentábamos en la parte de atrás de la iglesia que está situada en el centro de Guanabacoa. Ahí nos congregábamos para cantar y conversar con el cura, que por cierto falleció hace unos pocos años. Nos perseguían los agentes del DSE y nos decían que estábamos con un cura que nos mentía y nos enseñaba cosas malas. También iban con el chisme a nuestros padres

Alina de la Caridad Lanz García me dice que  los Testigos de Jehová, que por muchos años estuvieron perseguidos, ahora cooperan con la Seguridad del Estado para no ser molestados y poder expandirse por toda la Isla.  ¡Cuidado, con ellos no se puede hablar de política! Aunque después se personen en el Departamento de Refugiados de la SINA diciendo que son perseguidos políticos.

Desde que se inició el año, al gobierno cubano le va cada vez peor.  El año no les fue  como querían, a pesar de que tuvimos la visita en el mes de marzo de Benedicto XVI.  La oposición y las Damas de Blanco no tuvimos el privilegio de poder venerar a Su Santidad. Fuimos impedidos en todo el país por una oleada de detenciones y golpizas.

Siguiendo la tradición,  los babalaos de la Comisión Organizadora de la Letra del Año se reunirán el 31 de diciembre  para las predicciones del 2013. 

Y en las iglesias cristianas se celebrará los días 24 y 25, el nacimiento de Jesús,  y la Navidad.

Y los del gobierno están en las dos religiones. Lo mismo está con Dios que con el diablo. Ahora todos  del PCC, y los que lo siguen, son religiosos y revolucionarios, y ruegan por la libertad de los cincos espías presos en los Estados Unidos y porque los Castro puedan seguir oprimiendo al pueblo y engañándolo a su antojo.

¿Y quién ora por los presos que mueren por culpa de los funcionarios de orden interior en las cárceles cubanas, por los enfermos de dengue y cólera, que ha cobrado varias vidas en las prisiones y en las zonas orientales, por los periodistas independientes amenazados, por los opositores detenidos por horas y días, por las víctimas de las golpizas?  ¿Quién reclama por los abusos?

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes