lunes, 31 de diciembre de 2012

Acusado de un delito que aseguran que no cometieron


Dania Virgen García

Belkis Barrios Suarez, y Daisy Quesada Falero, residentes en central CAI Elpidio Gómez, municipio Palmira, provincia Cienfuegos, madre y esposa respectivamente de Ernesto Sánchez Barrios y Yoandry Vega Barrios, quienes están acusados de un delito de robo con violencia en la causa 367/2012,  aseguran que ambos son inocentes. 

Los sancionados se encuentran en la prisión de Ariza perteneciente a la misma provincia. Ernesto Sánchez fue sancionado a 12 años de privación de libertad y Yoandry Vega a 8,  sin pruebas testificales, solamente las que presentaron los oficiales.

El recurso de casación, que presentó el abogado de los dos acusados, Olialyn Suarez Ávila, sobre la sentencia 412/ 2012,  se apoya en la causa 1 del artículo 70 de la ley de procedimiento penal, por la denegación de pruebas testificales.

El tribunal de la provincia aceptó la declaración de los testigos Jorge Luis Infante de la Torres y Yoelvis Manreza Roldán, en las conclusiones de defensor, donde no se presentaron en el tribunal, determinando los jueces que no eran  necesarios.

Tal como establece en el artículo 356 de la ley de procedimiento penal, el tribunal debió impedir que se practicaran en el juicio pruebas inútiles que no aportaran informaciones  con los hechos, pero se tomaron en cuenta  pruebas extensas e ilegales, por lo que se impuso las sanciones, con las declaraciones controversiales de la víctima del robo.

Las huellas de olor que fueron obtenidas por el acusado Yoandry fueron negativas, quedando bien claro que los familiares de los sentenciados trataron de esclarecer los hechos debidamente en el acto del juicio.

Yoelvis Manreza Roldán, oficial del DTI, había visto en horas de la tarde a Ernesto y a Yoandry, en la PNR, por lo que no podían estar en la UBPC Maraboto a la misma vez.

En el acto del juicio el señor Juan del Cueto Rodríguez, asegura que no tenía seguridad de que los acusados tuvieran parte en los hechos.

Tampoco en el juicio se tuvo en cuenta a otro de los testigos, Ciprián Agustín García, quien afirmó que los hechos sucedieron el 19 de marzo de 2012, y no el 20.

De igual manera la afirmación de los testigos Paula León y Midrey Quesada tampoco la tuvieron en cuenta.
El tribunal dio por probados los hechos y sancionó a los dos acusados.

La madre de Ernesto y la esposa de Yoandry han reclamado en todas las instancias gubernamentales, presentado cartas que no le han querido recibir. En días pasados se personaron en el Consejo de Estado y la Fiscalía, donde  tampoco le aceptaron las reclamaciones.

En la fiscalía de la provincia, la secretaria  manifestó que Belkis Barrios Suarez por ser la madre de Ernesto Sánchez, no era la persona idónea para hacer  reclamación alguna. Ante esta situación, no le ha quedado más opción que recurrir a los defensores de los   derechos humanos.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes