miércoles, 7 de noviembre de 2012

La Polaca de Agüica


Dania Virgen García

El hindú Dalvinder Singh Jagpal se halla en la prisión de máxima severidad  de Agüica, en la provincia de Matanza. Por sacar clandestinamente de la prisión 10 videos que mostraban las infrahumanas condiciones de reclusión del Combinado del Este y que fueron hecho públicos el 14 de marzo del presente año, el castigo fue trasladarlo a Agüica, por órdenes del general Marcos, jefe de la Dirección de Cárceles y Prisiones.

Desde Agüica, Singh Jagpal ha informado de las torturas a que son sometidos los presos, y descrito las horrendas mazmorras llamadas el Vivac y la Polaca. En esta última debe permanecer por dos años, en régimen de máxima severidad.

En la Polaca las celdas son húmedas, mal ventiladas y faltas de higiene, lo cual produce enfermedades que se tornan incurables en la  mayoría de los casos, debido a la falta de  asistencia médica, medicamentos, y la mala alimentación.

En la Polaca se hallan confinados 15 presos.  Según Singh Jagpal, “es como si estuvieran sepultados vivos”.

Esta área está situada cerca de unas cochiqueras, por lo que los presos están obligados a soportar el mal olor y el ruido que hacen los puercos.

Singh Jagpal afirma que los presos se  exponen a que les den algún tipo de psicofármacos para mantenerlos dormidos.
Los reclusos trasladados para esta prisión de otras provincias reciben amenazas de muertes y golpizas severas. A algunos les suman nuevas causas. Las golpizas son dirigidas por el jefe de la unidad y por los funcionarios de orden interior Norlen, más conocido como el Jabao, Mijaíl, y René Tolón Torres, quienes según Singh Jagpal, “actúan como caníbales para buscar ascensos”.

Recientemente fue trasladado para el área La Polaca, de la cárcel de Agüica, el reo Francisco Santiago Engroda Rodríguez.   Fue golpeado salvajemente en la prisión el Pre de Santa Clara, por discutir con un funcionario de orden interior. Le propinaron un golpe en la cabeza que requirió una sutura de 25 puntos. Después le levantaron una nueva causa, siendo condenado a 7 años de privación de libertad, con 30 años que tiene pendiente, y  la conjunta. Tiene que  empezar de cero, los años que lleva cumplidos no se lo cuentan.

Asegura Singh Jagpal que en Agüica se practica todo tipo de torturas físicas y ensañamiento contra los presos.

El pasado 23 de agosto dos jóvenes Jorge Reyes Galindo, quien se hallaba en la celda 14, y Youseht Tejera Zulueta, de la celda 11, lograron escapar del área La Polaca, pero no pudieron lograr  brincar el principal cordón. Fueron atrapados, golpeados y torturados salvajemente en el centro de tortura el Vivac.

 Reyes y Tejera fueron  torturados hasta desmayarse por tres veces. El jefe de orden interior Norlen, conocido como el Jabao, les lanzaba agua para avivarlos y volverlos  a golpear. A estas golpizas se sumaron el anterior jefe de la prisión, Emilio Cruz (quien fue expulsado una semana después del intento de fuga), el actual jefe, Mario Mijail Cartaya, y René Tolón Torres, el segundo jefe de la prisión.

Después de tal salvajismo, los reos del área La Polaca fueron esposados contra las rejas de las celdas durante más de dos horas para requisarlos. 

Ahora, Reyes y Tejera enfrentarán nuevos cargos y les impondrán otras condenas. Ya les advirtieron que se podrirán en la cárcel.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes