domingo, 25 de noviembre de 2012

Desde la Prisión de Agüica


Dania Virgen García

Desde la prisión de régimen especial Agüica, provincia Matanzas,  presos activistas de derechos humanos informan sobre las violaciones que se cometen a diario en la prisión del silencio, como le llaman.

El preso político Luis Enrique Labrador Díaz, presiente del movimiento “La fuerza de la Verdad”, afirmó que los guardias y oficiales de la cárcel constantemente torturan, y reprimen a los presos.

Refiere que en las últimas semanas han habidos más de tres auto agresiones de presos que se encuentran en celdas de castigos, sometidos a torturas sicológicas y físicas.

Asegura que las dietas que tienen que ser suministradas a los reos enfermos, algunos en estado crítico, se las están negando para dárselas a los reos paramilitares que hacen el trabajo sucio de los oficiales y funcionarios de orden interior.

En las celdas de castigo “La Tercera”, continúa la aglomeración de reclusos. La mayoría de ellos no han cometidos indisciplinas, solo reclaman sus derechos como presos.

Según refiere la fuente, la alimentación es pésima. Llevan más de dos meses suministrándoles harina de maíz, y espaguetis blancos.    

El preso político Labrador Díaz y el reo Willian González Concepción, miembro del mismo movimiento, refieren que el reo Michel Martínez Pérez fue acusado por los delitos de hurto y sacrificio de ganado mayor y por un robo con violencia, y sancionado a 10 años de privación de libertad. En el juicio oral,  no hubo pruebas testificales que lo implicaran. Martínez Pérez inició una huelga de hambre de 52 días para que le reabrieran el proceso e hicieran una nueva investigación. El recluso fue visitado por oficiales del Departamento Técnico de Investigaciones (DTI), quienes le prometieron que si levantaba la huelga  se le iba a revisar su caso. El preso fue trasladado para el DTI, donde refieren que fue torturado por el instructor, el teniente Alain, que fue apoyado por el mayor Mendoza, jefe de dicho departamento. Posteriormente fue trasladado para la prisión, donde reanudó la huelga hambre, en la que lleva más de 32 días. Se halla aislado en una celda de 1x1.90, la llamada celda del silencio,  destinadas para  reos en depauperación contestataria.

El reo González Concepción también informó que al recluso Luis Manuel Prendes Ibáñez, quien trabajaba como jefe de la restauración de la prisión de Canaleta, en la misma provincia, el mayor Jorge Luis Vega García, el capitán Prieto, jefe de orden interior, y el 1er teniente Plasencia, 2do jefe de orden interior, lo utilizaron para  desviar  materiales de la construcción para uso personal. A causa del robo de materiales, en dos ocasiones la reparación de la prisión quedó paralizada. Los tres  oficiales advirtieron al reo Luis Manuel Prendes que si hablaba, no iba a trabajar  más en el lugar.

Cuando terminaron de desfalcar todo lo que necesitaban, trasladaron al preso para la prisión de Agüica. Los familiares del reo reclamaron a la dirección del penal por lo sucedido, pero hicieron caso omiso.

El recluso William González refiere que el pasado 24 de octubre, el reeducador sub teniente Maikel Toledo, en represalias por las informaciones que  suministra González a la prensa independiente,  propuso a la jefatura “un profiláctico”, método empleado con presos proclives a cometer delitos. Llevado al tribunal,  allí le manifestaron a González que “él no tenía problemas de indisciplina, pero estaba dando informaciones de la prisión a la contrarrevolucionaria Dania Virgen García”. Le advirtieron que a ellos no les importaban esas denuncias, que “ellos son los que mandan, y están autorizados por Raúl”.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes