miércoles, 7 de noviembre de 2012

Condiciones infrahumanas en las provincias orientales


Dania Virgen García

Desde las provincias orientales esta reportera ha recibido varias llamadas acerca del ambiente de tensión que vive la población por los engaños de los altos funcionarios del gobierno tras el paso del huracán Sandy.

Una parte de la población que se ha quedado sin vivienda deambula por las calles. Otra parte se halla alojada en escuelas, que han sido convertidas en improvisados albergues para albergar a las familias sin casa.

Varios lugares de las provincias se hallan totalmente incomunicados desde el paso del huracán el pasado 24 de octubre.  No tienen  luz eléctrica, agua ni alimentación. 

Se está publicando en la prensa oficialista que a los damnificados se le está entregando una ayuda humanitaria gratis.  En realidad,  todo lo que le es dado a la población le es vendido.

En el municipio Antilla, provincia Holguín, continúan en la misma situación desde que pasó el huracán, informó el activista Jorge Manuel Machado Ramírez, integrante de la Corriente Martiana.

Los pocos materiales de construcción que le están ofertando a la población  los están cobrando a precios muy altos: las tejas de techo de fibrocemento, a 118 pesos moneda nacional, la de metal a 500 pesos, mientras que  la madera y las puntillas las venden a precios inaccesible que las familias necesitadas no pueden pagar.

Los agentes del orden público, el DTI y la Seguridad del Estado, temerosos de protestas y manifestaciones, crean el pánico entre la población con su aparatosa presencia.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes