miércoles, 22 de agosto de 2012

Las mujeres y la religión


Aimée Cabrera

Foto: María Cuesta y la Dra. Maybell Padilla Pérez

Las mujeres han tenido y tienen un papel importante en cualquier religión. Por eso, es interesante ahondar sobre las Ìyàmì con la Dra. Maybell Padilla Pérez, quien ha recibido reconocimientos por sus investigaciones de carácter religioso, como cuando fue finalista al premio Casa de las Américas, por uno de sus libros, Sacerdotisas y brujas en Cuba.

Aimée Cabrera (AC): ¿Es nuevo el tema de las Ìyàmì en Cuba?

Dra. Maybell Padilla Pérez (MP):  No, Las Ìyàmì o Gëlèdè no son recientes en Cuba, ya han existido en otros tiempos mujeres miembros de la sociedad Gëlèdè, como es el caso de María Pilar Gómez Pastrana, conocida como Ferminita. Ferminita Gómez, Oshabí,  nació  en el pueblo de  Alacranes,  perteneciente a la  provincia de Matanzas, en 1844.

En  su larga  vida, duró 104 años, dejó un legado histórico, y tuvo un gran  reconocimiento  por parte de quienes la conocieron. Don Fernando Ortiz la visitó  en 1948 y dejó por escrito su testimonio. Aún Ferminita es mencionada en las casas religiosas de prestigio.  Ella entre otros cultos, difundió el de Olokkun en casi toda Cuba. Otras de  estas sacerdotisas han sido  mencionadas por Lidia Cabrera y Natalia Bolívar en su amplia bibliografía.

AC: ¿Y qué pudiera decir de las actuales Ìyàmìs cubanas?

MP:  El 14 de agosto de 1998, una sacerdotisa africana Gëlèdè juramentó en la  Òrìşà  Ìyàmì, a un grupo de 4 cubanas, juramentadas en el templo Ifá Iralowo, para así rescatar a la Òrìşà femenina no conocida en el actual panteón Yoruba. En estos momentos hay 14 juradas y 30 se preparan para ello. Deben de cumplir  varios requisitos como ser buena madre, buena esposa, y dar una esmerada  atención  a sus hijos, también estudian la vida de mujeres relevantes y debaten su obra en la sociedad a la cual pertenecen.

AC: ¿Qué otros aspectos, caracterizan a  esta sociedad sacerdotal femenina?

MP:  Su séquito está formado por animales sagrados. Sus preferidos son los pájaros porque se mueven entre el cielo y la tierra; los peces por su poder oculto y estar asociados a la vida, la muerte y la renovación. No se pueden dejar de mencionar la serpiente y el camaleón. La serpiente simboliza la tranquilidad, la pasividad, la inercia y la ancestralidad, mientras que el camaleón se asocia al ciclo de vida, el principio y el fin.

AC: ¿Y cuál es la importancia de las máscaras en  La sociedad secreta Egbe Gëlèdé?

MP:  Las máscaras son de gran interés en el culto Gëlèdè donde se danza con ellas, ellas expresan las características y aspectos  del animal que representan. La fiesta se realiza entre los meses de marzo y mayo en África, porque este periodo marca el inicio de la estación agrícola, estas danzas aseguran la fertilidad de los sembrados.

En las mascaradas se aprecian dos fases: Gëlèdè y Èfè. Gëlèdè se realiza durante el día, con un ofrecimiento a las Madres Ancestrales para que ayuden a la comunidad. Èfè re realiza por la noche y evoca  el poder de la brujería. Las máscaras que  representan a los hombres se denominan akogi y las de las  mujeres abog”i. 

Durante la noche se ofrecen  sacrificios, los que se hacen bajo un ritual riguroso. Se encienden velas o lámparas de aceite y los sacrificios se realizan en rutas, caminos o encrucijadas. Las ofrendas se hacen con animales de cuatro patas y aves.

AC: Quisiera terminar con algún aspecto no cuestionado.

MP:  No obstante haber accedido a la entrevista, no puedo dejar de recalcar que en Cuba, las mujeres más acreditadas para hablar sobre este tema son Nidia Águila de León, María Cuesta Conde y Regla Estrada, las primeras iniciadas.

 AC: Gracias.

aimeecabcu2003ster@gmail.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes