miércoles, 22 de agosto de 2012

Desabastecimiento, maltrato e indolencia


Aimée Cabrera

Son las once de la mañana de un día entre semana cualquiera en la capital. La tienda recaudadora de  divisas la Época, sita en Galiano y Neptuno es una de las más concurridas de la capital. En la actualidad, es uno de los pocos almacenes que vende detergente en polvo, en los gramajes más baratos, y en las marcas más demandadas.

Dicha mercancía se oferta en el sótano pero la fila de personas llega  hasta la planta de arriba. La escalera está atestada de personas que marcan su turno para cuando vendan el detergente “Hogar” por la tarde. Los dependientes no saben decir la hora exacta. La situación desespera, además del calor reinante para ahorrar energía y maltratar más a los clientes.

En fechas recientes era difícil adquirir el detergente en polvo sobre todo las marcas “Fami”, “Hogar” o “Paloma” pero “ibas a dos o tres tiendas y en alguna lo encontrabas”- dice una señora que critica también la falta de frazadas para limpiar el piso y destaca que “nada más las tienen los revendedores por la calle, no entiendo por qué las venden tan caras, en la shopping valen a 0.80 CUC y ellos las venden a cuarenta pesos” (más de 1 CUC).

Críticas sobre la carencia de ambos productos han sido publicadas en la prensa y se han visto reportajes por los noticieros televisivos. También, además del marcado desurtido de todo lo que tiene precios más económicos o tiene mucha demanda, las personas se quejan de la mala calidad de productos como las colonias, champús y cremas acondicionadoras, entre otros.

“Cuando dejaron de vender el champú y el acondicionador “Garnier”,  empecé a comprar el “bio” de manteca de carité que no es igual pero me dejaba el pelo bien. Ahora están vendiéndolo en otro envase y no sirve para nada el acondicionador que compré en la perfumería de 23 en La Rampa. Ni perdí el tiempo en ir, porque para saber si sirve o no tienes que usarlo. Ni pagando caro consigues algo que valga la pena”- opina con desilusión una joven morena que visita cerca del almacén mencionado.

Éste sábado entré en más de cinco tiendas buscando colonia o violeta para mi niña y no la hay. Ahora venden una marca infantil que los pomos (frascos) son chiquitos y los precios muy caros, la colonia cuesta más de tres chavitos y es la mitad de la  Boni (marca que vende la  empresa cubana perteneciente a la entidad  Suchel, la cual  fabrica todo lo relacionado con perfumería, y artículos de limpieza.

Las respuestas que han dado los funcionarios de Suchel no convencen a los compradores. Las carencias se acrecientan y la calidad merma aún con frascos sellados por lo que la corrupción, la indisciplina laboral y la indolencia  de los dirigentes administrativos y sindicales en las fábricas,  hacen un equipo de maltrato y desfachatez, sin precedentes.

aimeecabcu2003ster@gmail.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes