jueves, 16 de agosto de 2012

Carta de los niños cubanos a los cinco héroes


Dania Virgen García

Queridos hermanos: Espero que cuando lean nuestra carta se encuentre René disfrutando de la libertad condicional que le impuso el país de los malos.

Tienen que recuperarse comiendo mucho, así que cuando se coman los bistés de carnes de res y las buenas comidas que saborean a diario, acuérdense de que los niños en Cuba no la vemos pasar, ni tampoco los enfermos, ni  los viejitos revolucionarios que tanto los apoyan a ustedes

Nosotros aquí tenemos esperanzas de que vuelvan pronto, pero no sabemos si se van a adaptar a estar aquí.
No se olviden de las hambrientas brigadas de respuesta rápida, y de la Seguridad del Estado, que pertenecen al sindicato “Cuba sí, yanquis no” que tanto los apoyaban en marchas y tribunas, e impiden que la oposición en cuba salga a las calles a exigir al gobierno la libertad de los presos políticos. Quiero decir, los de aquí. 

Si tienen falta de dinero en el teléfono celular, los niños en Cuba estamos recaudando un dinero para enviárselo y que le sirvan al menos para que sigan hablando por teléfono desde allá, con el presidente de la Asamblea Nacional, Ricardo Alarcón, sus familias, los hermanos Castros, y los periodistas de la Mesa Redonda.

Nosotros acá también estamos luchando por todos los presos políticos y de conciencia en toda Cuba. Tenemos entendido que no solo son cinco, como ustedes, sino que existen más de 65 de este lado, en las cárceles cubanas. Que son torturados, poseen mala atención médica y están esqueléticos por la falta de alimentación. La que le suministran es elaborada con todo tipo de porquerías y suciedad. La carne de res no la ven pasar, ni cuando son liberados, menos todavía. Las prisiones están llena de ratones que conviven con los presos, como el pajarito que cría Ramón en su celda.

Los presos políticos viven junto con  delincuente altamente connotados, les son violados todos sus derechos, cumplen sanciones sin ser juzgados, solo por ser contrarrevolucionarios.

René, Antonio, Gerardo, Ramón y Fernando, ustedes son cinco espías, y nuestros presos políticos y de conciencia no son terroristas, solo luchan por la democracia, ellos son tan héroes como ustedes.

Sin más nos despedimos solicitándoles que le supliquen a los Castro que muchos de los niños cubanos quieren tener esa libertad condicional que se le dio a René.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes