lunes, 23 de julio de 2012

Reo teme por su vida


Dania Virgen García

Desde la prisión del VIH-SIDA, en San José de las Lajas, provincia Mayabeque, el reo Stalin Gilberto Mesa Marrero, de 34 años de edad, manifestó por vía telefónica, que teme por su vida.

Refiere que en la prisión están sucediendo problemas en los que  no quiere estar involucrado. En varias ocasiones le ha pedido al jefe de la prisión que lo traslade y este lo ha engañado.

Stalin Gilberto  es enfermo de VIH-SIDA desde hace cuatro años. Se encuentra en la prisión desde hace un mes, pendiente de juicio por un supuesto delito de estafa. No hay  pruebas ni evidencias contra él. La persona que lo acusa es el padrastro de su pareja, que  es un alto funcionario de la Aduana General. Jefe de decomiso, Jorge García ha influido para que permanezca en prisión, y sea acusado, además de haber sido investigado por  corrupción.

El reo padece también de glaucoma. Afirma que no ha tenido atención médica adecuada. Las gotas de timolol al 0.5%  indicadas por especialistas, le fueron cambiadas por  gotas  del 0.25 %.

Asegura la fuente que en la prisión hay problemas serios de tráfico de estupefacientes, que son conocidos por  los jefes de la prisión.

Según la fuente, los condenados a más de 10 años son los que mandan en esta prisión, porque los funcionarios de orden interior  les temen.

El recluso  es licenciado en educación, en la especialidad primaria, máster en ciencia en educación, graduado en el Instituto Superior Pedagógico José Varona, en el año 2003. Fue director de varias escuelas primarias en el municipio  Guanabacoa, donde residía, y  metodólogo inspector de educación primaria del municipio Plaza. Fue también metodólogo inspector asesor del sistema, en la dirección municipal de Guanabacoa. Después pasó a ser profesor a tiempo parcial en la Universidad de La Habana. En la Facultad de Ciencias y Letras, llegó a tener categoría de profesor asistente. Finalmente dejó la profesión, buscando mejorías económicas.

Ahora este profesor se halla en la prisión de enfermos del VIH-SIDA, pendiente de un supuesto delito de estafa. Un  funcionario del gobierno lo tiene en prisión por tener relaciones sexuales con su  hijo adoptivo, Danil Santiago Hernández Rodríguez, de 20 años, residente encalle San Pedro, edificio número 552, apartamento 24, entre Ayestaran y Ayuntamiento, municipio Plaza. Hernández Rodríguez, quien es bisexual,  fue quien le pidió el dinero a la madre de su novia, lo que consideran fue una estafa.

Apoyándose en una sanción que tuvo anteriormente por el mismo delito, sin privación de libertad, donde Stalin pagó el daño a la víctima, fue que el padrastro de Hernández Rodríguez y la policía lo condenaron a prisión preventiva.
Durante el proceso de investigación por la policía del municipio Plaza, en el careo estuvieron presentes  los altos funcionarios de esa unidad, violando las leyes de procedimiento penal.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes