martes, 24 de julio de 2012

Quieren desalojar a mujer con hija enferma de Síndrome de West


Dania Virgen García

Haila de la Caridad Corrazo Palacios, de diez años de edad, padece de síndrome de West sintomático. Nació con una hipotomía generalizada, y otras enfermedades. Vive con su mamá, Yamila Palacios Cruz, y un hermano, de 18 años, en una vivienda que ocupan de forma ilegal desde hace un año, sita en 466 número 708, entre 7ma, y 9na, Guanabo, municipio Habana del Este.

Cuando Yamila Palacios rompió con el padre de la niña, tuvo que irse con sus hijos y dormir en el portal de la bodega, y en otros sitios, en muchas ocasiones. Cuando se introdujo en una vivienda por primera vez, fue sacada a la fuerza por la policía, funcionarios de la vivienda, el Poder Popular, y el PCC. Asegura  que poco  faltó para que le mataran a su hija.

Desde hace un año, esta madre y sus dos hijos viven en la vivienda antes mencionada. Las autoridades conocen su caso. En los últimos diez años,  ha escrito al  Consejo de Estado, la Dirección de Vivienda, y el PCC municipal y provincial. Frente a sus sollozos, los funcionarios han prometido solucionar su problema y darle  un lugar para vivir con sus hijos, pero no han cumplido sus promesas.

Esta madre tiene una chequera que le asignan por  seguridad social que no le alcanza ni para empezar. A su hija, tan pronto cumplió los siete años de edad, le retiraron la leche en polvo que recibía por la libreta de abastecimiento Los culeros que le deben asignar para su hija enferma, nunca los ha visto.  Una iglesia católica es quien le dona los culeros desechables para la niña.

Cuando Camila Palacios se introdujo  ilegalmente hace un año, en la casa mencionada anteriormente, los funcionarios de la Dirección de Vivienda le comunicaron que la vivienda pertenecía a la empresa La Giraldilla. Los  dirigentes de esa entidad se personaron un día para desalojarla, pero no lograron su objetivo.

Hace tres meses  se personó un  abogado llamado Juan G Morales de la Lastra, quien aseguró que la vivienda le pertenecía a él, que estaba esperando los papeles de la propiedad. Explicó que la casa, que le fue asignada por la Dirección Provincial de Vivienda,  la tendría para veranear. El abogado Morales de la Lastra vive en Calzada de 10 de Octubre número 168 entre Alejandro Ramírez y Agua Dulce y trabaja en la Dirección de Vivienda del municipio 10 de Octubre.

Con  más dinero y poder, un abogado corrupto aspira a conseguir la casa que no logró la empresa La Giraldilla. El  abogado  se ha personado en varias ocasiones, con su esposa, para intimidar a la pobre madre, sin importarles la situación en que vive con su hija enferma.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes