martes, 17 de julio de 2012

Quieren desalojar a familia con niño enfermo de Síndrome de West


Dania Virgen García

Joan Blanco Mesa, y Olimpia Rodríguez González, ambos de  23 años de edad, residentes en avenida 3ra número 264, entre 1ra, y 2da, Boca Ciega, sufren  desde que  su bebé de dos años, llamado Yohan Blanco Rodríguez, en el mes de octubre de 2010,   fue diagnosticado con encefalopatía epiléptica,  (síndrome de West) en el Hospital ¨Juan Manuel Márquez¨,  de Marianao. Ahora a ese dolor se suma la amenaza de ser desalojados por ilegales.

El padre del bebé proviene de una familia de  profesionales. Su padre fue ingeniero militar por 25 años. Su madre, que es médico de familia desde hace más de 20 años,  vive en una posta médica. Pero está enferma de cirrosis hepática, por lo que al no poder ejercer más la medicina, será expulsada de la posta médica.

Blanco Mesa, que es miembro de la UJC, se graduó de sargento instructor de las FAR.  Ejerció como tal durante tres años, pero en diciembre de 2010, por la situación de su hijo, se vio obligado a solicitar la baja.

Comenzaron los problemas cuñado a su esposa le entregaron una chequera por 152 pesos moneda nacional, que meses después le fue retirada.

Desde hace nueve meses esta pareja de joven, viven ilegales en la dirección antes mencionada.

La vivienda desde hacía más de 8 años se encontraba abandonada. Supuestamente la vivienda pertenece al grupo hotelero Isla Azul, que realizó una denuncia. Blanco Mesa fue sancionado por el tribunal popular municipal a trabajo correccional sin internamiento por un año. La medida fue cambiada en la apelación por 100 cuotas de un peso.

Desde noviembre de 2011, esta pareja ha escrito al Ministerio de Turismo (MINTUR), el MINSAP, la Dirección Provincial de Vivienda, la Dirección General de la Cadena Isla Azul, el Consejo de Estado, el Consejo de la Administración Provincial, el PCC provincial, y Seguridad Social.

Las cartas enviadas no  han sido respondidas, o las respuestas han sido insignificantes.

El 7 de mayo, esta pareja recibió un emplazamiento de la Dirección Municipal de Vivienda, que fue respondida  el 14 de mayo.

El  15 de junio,  se realizó un operativo en la casa que están ocupando ilegalmente los   dos jóvenes, y su niño enfermo, para  desalojarlos. El desalojo  no se efectuó por el apoyo de los vecinos de la comunidad quienes están al tanto y cuidados de ellos.

Estuvieron presentes en el operativo más de 50 policías, representantes de la Dirección vivienda, el PCC, y el Poder Popular.

Estos jóvenes, a quienes se les ha negado hasta el agua potable,  han sufrido  en las madrugadas actos de vandalismo por parte de personas enviadas por los funcionarios de la Dirección de Vivienda  y otros que desean la casa para  negociarla.

Asegura la fuente que una vivienda en las Playas del Este cuesta 60 mil dólares.  “La Dirección de Vivienda y el Poder Popular tienen  estas casas congeladas, pero no para el que tenga dinero para pagarla bien”, comenta.

Alrededor de la casa, tan codiciada por la Dirección de Vivienda,  hay más de 100 viviendas deshabitadas (Ver video tomado por esta reportera, el mismo día de la entrevista a esta pareja).

El padre del niño, denuncia ante la opinión pública internacional, a las organizaciones e instituciones involucradas, por haber atentado contra la integridad, y la salud, de su bebé de dos años, que se encuentra críticamente enfermo.

“Han sido violados  los derechos humanos y de la infancia, por los que tanto dicen abogar  y por los que recientemente la UNICEF  premió a Cuba”, afirmó.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes