lunes, 2 de julio de 2012

Moringa, morera y noni


Dania Virgen García

Foto: moringa

Al anciano Fidel Castro en sus mini reflexiones, al parecer se le ha olvidado todo lo que hemos tenido que recorrer  los cubanos por muchos años. Eso pensé cuando el pasado viernes, en la TV, la conductora Agnes Becerra leyó lo escrito por Fidel Castro, donde anunciaba que ya estaban las condiciones creadas para implantar el cultivo de la moringa oleífera, y la Morera, “que son fuentes inacabables de carne, huevo y leche.”

En Cuba, son muchos los que con tal de que les permitan seguir robando y  no ser expulsados de sus centros de trabajo, están dispuestos a hacer lo que diga el octogenario y su camarilla. Aunque sea un disparate.

Una amiga me contó que ya en varias provincias se están realizando reuniones  en las cuadras para plantar moringa en los patios de las viviendas.

En Cuba, la carne de res solo se vende, muy cara, en las tiendas recaudadoras de divisas. La que venden  a las embarazadas por dieta  es de segunda, bastante mala. En la dieta de los enfermos del VIH-SIDA, la carne fue sustituida por pollo. La de los niños fue cambiada por mortadella, que sabe  ácida. En las otras dietas, nunca se ve la carne.

Ahora, es probable que la moringa  sustituya a la carne en las dietas de los enfermos y los niños.

El huevo se pierde en ocasiones y cuando vuelve al mercado liberado y a las carnicerías por la libreta de abastecimiento, la mayoría están podridos. Seguro que eso no pasaría con la moringa.

La leche ni hablar. Bastante cara que se vende en las tiendas recaudadoras de divisas: 5.75 CUC. La leche que  les es dada a los niños hasta que cumplen los siete años,  en ocasiones,  parece  maicena. ¿Se podrá sustituir por moringa?

Los presos me han contado que como desayuno les están dando un cocimiento por las mañana que sabe a rayos. A lo mejor es  moringa.

Los pobres se alimentarán de moringa, ese rico alimento, pero no la comerán Fidel Castro, su hermano Raúl, y toda su camarilla. Ni Mariela, que tanto aboga por los homosexuales; espero que participe el 1ro de julio en la marcha con la comunidad  LGTB y que luego meriende moringa.

Los dictadores no van a ingerir moringa. Ellos  tienen carne de res, huevos y leche, no les puede faltar, para que estén bien alimentados y puedan decir bastantes mentiras, y echarle la culpa a los Estados Unidos de sus fracasos.

Foto: noni

Hace unos años atrás, cuando hubo mucha escasez de medicinas, se habló mucho del noni, una planta que según decían, servía para 101 enfermedades (los 101 dálmatas). Ahí la emprendieron los cubanos a tomar noni en cocimiento, porque aseguraban que quitaba todo tipo de enfermedad. Hasta yo la consumí, y no me hizo nada. Ni a mí ni a nadie. Y pasó  la moda. Hasta ahora no he  conocido a nadie que se haya curado alguna enfermedad con el noni.

Me pregunto qué vendrá detrás de todo esto. Lo bueno es que los cubanos llevamos 54 años soportándolo todo, y hemos superados todas las catástrofes gubernamentales.

¿Acaso no resistimos el periodo especial? ¡Qué tiempos aquellos!  Una cajetilla de cigarros llegó a costar 50 y 60 pesos, la botella  de manteca de puerco, 100 pesos, una libra de carne de puerco, 100 pesos,  un dólar llegó a costar 120 pesos. Los apagones,  eran por más de 12 horas diarias, teníamos que dormir en los techos, en los portales, y con la casa abierta, y ahí aprovechaban los ladrones. ¡Como sufrimos!

Pero aquí estamos en el 2012, en pleno siglo XXI. Y los Castro acabándose, pero no se acaban. Y todavía hay cubanos que les siguen sus consejos.  Nosotros somos de hierro, y fuertes. ¡Qué le vamos a hacer! ¡A sembrar moringa oleífera y morera!

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes