miércoles, 20 de junio de 2012

Una madre y sus hijos en la calle


Dania Virgen García

En la vivienda de la opositora Madeline Lázara Caraballo fue acogida  una familia  hace varios días, quienes llegaron desesperado pidiendo ayuda a la gente de los derechos humanos.

La familia, integrada por Alicia Bacarisas Echemendía, y sus dos hijos menores edad, llamados Orlando García Bacarisas, de 14 años, y William Bacarisas Echemendía, de 11 años, residían en la vivienda, sita en Cárdenas número 153, entre Gloria y Misión, en la Habana Vieja.

Alicia Bacarisas refiere que antes de pedir ayuda a la opositora, llevaba cinco años durmiendo en los parques y en la terminal de ómnibus y la de trenes. Su ex esposo la desalojó de la vivienda con la ayuda de la presidenta del CDR, quienes buscaron la ocasión para acusarla por amenaza. En el año 2006, fue sancionada por el tribunal de la Habana vieja a dos años de privación de libertad,  sanción que cumplió en la prisión de mayor rigor para mujeres  Manto Negro.

Sus hijos le fueron quitados y llevados como “hijos de la patria” a una beca  llamada Bolodia, por no tener quien los atendiera, en el cual se mantienen en subvención  hasta la fecha. Orlando, el mayor, fue trasladado para la llamada escuela de la patria, ¨Machaco Amejeira¨, donde sale de pase los fines de semana.

Afirma la fuente que tiene una chequera por asistencia social, de 167 pesos en moneda nacional, equivalente a siete dólares, por mes, que no le alcanza para el sustento de sus hijos, por lo que ha tenido que pedir dinero en las calles junto a sus hijos para poder comer y comprar sus medicamentos.

Sus hijos atestiguan que han sido maltratados, ofendidos y humillados en las becas por los maestros, y directores del centro. El menor, William, fue expulsado de la escuela hace más de siete meses porque descubrió al sub director masturbándose en el baño de los niños en la madrugada. Este lo abofeteo y lo expulsó. Su hermano mayor alega haber visto al sub director haciendo lo mismo junto a otros niños.

La madre de esta familia ha pedido y ha reclamado en vano en la Dirección de Vivienda, el PCC, los tribunales, el Poder Popular y el Consejo de Estado,  para que les asignen un albergue donde pueda convivir con sus niños.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes