jueves, 7 de junio de 2012

Tres meses de huelga de hambre


Dania Virgen García

El recluso colombiano en huelga de hambre  John Alexander Serrano Rincón, que  en grave estado de salud se encuentra en el Hospital Nacional “Enrique Cabrera”, en Alta Habana, Boyeros.

John Alexander Serrano lleva más de 94 días en huelga de hambre. Se encuentra muy depauperado.

A Serrano Rincón, que está preso desde enero, las autoridades cubanas lo acusan de narcotráfico, pero él afirma ser inocente.

Adrián González Morales, el ciudadano guatemalteco cuyo testimonio fue usado en contra de Serrano Rincón, se halla en una sala aislada de la enfermería de la prisión para enfermos del VIH-SIDA, en San José de las Lajas, provincia Mayabeque.

Nuris Piñero Sierra, es también la abogada de Alan Gross y los 5 cubanos en Estados Unidos acusados de espionaje en ese país.

Según un recluso que  no quiso dar su nombre por temor a represalias, González Morales le aseguró que instructores de Seguridad del Estado le prometieron que lo iban a liberar y enviar para su país, si testificaba en contra Serrano.

A Serrano Rincón le fue puesto una abogada de oficio por las autoridades cubanas,  llamada Nuris Piñeiro, abogada defensora de los cinco espías presos en los Estados Unidos. Refirió una fuente de información que la abogada es enviada por la Seguridad del Estado, que prepara un juego amañado para el juicio y poder sancionar a John Alexander. Serrano fue uno de los que participo en la filmación de los videos, donde manifiesta su inocencia.

Otro reo que fue llevado a prisión, por el supuesto delito de tráfico de estupefacientes, fue el ciudadano colombiano, Luis Fernando Guevara.  El día del juicio, el pasado 29 de mayo, la abogada de oficio que lo representó declaró que no existía caso que lo involucrara en el delito, por lo que quedó concluso para sentencia.

La Vicecónsul de la Embajada de Colombia, Clara Inés Ruge, quien es abogada,  presencio el juicio. Refirió el reo Luis Fernando que la diplomática lo abrazó al final de la vista oral, demostrándole que creía en su inocencia.

A Luis Fernando Guevara Castro, de 61 años de edad, le fue ocasionado un paro cardiaco en el interrogatorio por el instructor Joel Pino, que fue quien interrogó también a John Alexander. El resultado fue que tuvo que ser  operado de urgencia y le implantaron un marcapasos en el corazón. Ahora se encuentra con síntomas de gravedad en la prisión. Ha sido llevado en dos ocasiones al HNR.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes