domingo, 3 de junio de 2012

Llevado por tres meses a celda de castigo


Dania Virgen García

El recluso Yasser Rivero Boni, quien se encuentra extinguiendo sanción en la prisión de mayor rigor del Combinado del Este,  e hijo de la Dama de Blanco Yaquelin Boni Echavarría, fue enviado a  celda de castigo por tres meses.

El pasado 11 de mayo, el reo Yasser Rivero fue trasladado para el área de seguridad la incrementada , en el edificio uno, por haberse negado a la petición del teniente Javier, instructor de  Villa Marista, de dejarse filmar un video donde declarara que eran falsas las informaciones que se publican en la agencia de prensa Cuba Por Dentro, donde ha denunciado constantemente los maltratos de los guardias en la prisión, la mala calidad de la comida, la insuficiente asistencia médica,  y otras condiciones infrahumanas en que viven los presos.

El teniente Javier y otro militar  le advirtieron  “que iba a podrirse en la prisión, porque era un negro delincuente”.

Inmediatamente, como represalia, el mayor Rodolfo Cruz Valdéz, jefe del edificio tres, donde se encontraba Rivero Boni, le suspendió el derecho al teléfono, luego de ofenderlo y humillarlo  delante de los demás presos.

Luego que lanzara  varias proclamas en contra de los abusos y la dictadura, el jefe de la unidad tres, junto con Liván, el oficial de la Seguridad del Estado, lo trasladaron para la celda de castigo.

En la incrementada existen 26 celdas de castigo, con condiciones infrahumanas,  que funcionan como locales de torturas. Debido a las filtraciones, dichas celdas son muy húmedas. En algunas de ellas, las aguas negras corren por las paredes.   La humedad hace que muchos reos enfermen de  neumonía. Abundan los mosquitos y cucarachas. Las ratas  transitan por todos lados y hasta se trepan encima  de los presos, que corren el riesgo de contraer la leptospirosis.

Asegura Rivero Boni que estuvo más de 24 horas sin pertenencias ni colchones, y que tuvo  que dormir  en el suelo.

Las llamadas telefónicas le son asignadas cinco minutos al mes, esposado  a una tubería, junto a un guardia que escucha las conversaciones.

Informa la fuente que en las celdas de castigos existen varios presos en huelga de hambre, en condiciones infrahumanas, maltratados y ofendidos constantemente. Son despojados de sus pertenencias. Les retiran  los colchones desde que amanece  hasta la noche, por lo que por el día tienen que dormir  él en el piso.

El Tte. Coronel Tomás Gabriel Vargas Díaz, fiscales, y doctores pasan todos los lunes por esa área de castigo. Tienen  conocimiento de las torturas a que están sometidos los  presos, pero aprueban estos métodos, porque según dicen son  “para castigar a asesinos connotados, prófugos y agresores”.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes