miércoles, 20 de junio de 2012

Joven enfermo torturado desde los 17 años de edad


Dania Virgen García

Alina Castellanos Cordovi es la madre de Luis Candeau Castellanos, un joven enfermo con trastornos mentales desde niño. Desde que cumplió  los 17 años, esta madre comenzó su odisea. Luis Candeau Castellano,  fue a prisión por el delito de peligrosidad social, desde entonces ha sufrido las peores torturas que un joven de esa edad pueda soportar.

Luis Candeau nació con un daño cerebral, y desde niño tiene que tomar Carbamazepina. A los 12 años intentó suicidarse en dos ocasiones. En la actualidad  sufre esquizofrenia paranoide.

Refiere  Alina Castellanos que su hijo ha estado en menos de dos años en casi más de 8  prisiones de adultos y de régimen especial.

A los 17 años tuvo que ir a prisión por el delito de peligrosidad social. El 4 de julio de 2008 fue enviado a cumplir un año de privación de libertad en la prisión de jóvenes del Cotorro; de allí fue trasladado para el Combinado Sur, de la provincia de Matanza; más tarde fue trasladado a la  prisión de régimen especial Agüica, de la provincia antes mencionada. Fue liberado el 24 de abril de 2009, el mismo día que cumplía los 18 años, por un cambio de medida que realizó su abogado por sus patologías.

A los siete meses de estar de libertad, el padre de su novia lo acusó por amenaza. Fue sancionado a un año de privación de libertad. Volvió a la prisión de jóvenes del Cotorro el 7 de noviembre del 2009. 

El día del juicio el abogado presentó certificados médicos de su enfermedad, pero a fiscales y jueces no le incumbieron las condiciones de Luisito, y fue a parar a prisión.

Estando en la prisión de jóvenes del Cotorro, se produjo una riña tumultuaria entre Luis Candeau y otro reo, al que le ocasionó una lesión leve.  Fue presentado a juicio, lo sancionaron a seis meses, y seis que le faltaban, le impusieron una  sanción conjunta de un año.

Por castigo fue llevado a celda de aislamiento por cinco meses.  Se encontraba en la celda tres, cuando el joven reo Michel Pérez Ribe que se hallaba en la celda uno, intentó suicidarse en febrero de 2010, quemando un colchón sobre  él.

El consejo disciplinario levantó causa a todos los jóvenes que se encontraban en celdas de castigo en aislamiento. Al que intentó suicidarse le aplicaron seis años de privación de libertad y lo enviaron a la prisión de mayor rigor del Combinado del Este.

A los otros jóvenes  les impusieron una sanción de cuatro años,  sin haber cometido delito. La sanción conjunta para Luis fue cinco años de privación de libertad.

Luis Candeau, desde la prisión de jóvenes del Cotorro, fue trasladado a la prisión de mayor rigor de Kilo 5 ½, de la provincia de Pinar del Rio. Después fue trasladado para la prisión la 26 régimen especial, de Camagüey, de allí para la prisión de Kilo 8, de régimen especial, después para la Pendiente de Santa Clara, de régimen especial. Fue trasladado para la prisión de régimen especial de Agüica, Matanzas, ya con 19 años, de Agüica para la prisión del Combinado del Sur, de ahí para el Combinado del Este, unos meses después fue a parar a la prisión de la 1580.

Estando en esta última prisión hubo una reyerta, donde él fue a separar a los reos, se puso fatal y le hirieron en el cuello. Fue devuelto para el Combinado del Este. En todas estas prisiones ha tenido períodos de meses de estancia.
El joven reo, que ahora tiene 21 años, se encuentra en la prisión de régimen especial de kilo 7, destacamento 11, provincia de Camagüey, desde el 10 de mayo del presente año.

En la visita familiar que tuvo el joven reo, el pasado 13 del presente mes para sorpresa de la madre hubo una reyerta, y su hijo le cortó el rostro a otro recluso.

Asegura Alina Castellanos, que el jefe de la prisión llamado Martín, le comunicó que su hijo iba a ser trasladado para Kilo 8, a cumplir unos cuantos años más de los que ya tenía.

En llamada telefónica que recibió en la noche del 14 de junio la madre de Luis, el reo Oscar Luis Bolaño Medina, del destacamento 2, y otros que no mencionaron sus nombres por miedo a represalias, le dijeron a Alina que Luis había sido golpeado severamente en tres ocasiones por los guardias, y que se halla con hematomas en todo el cuerpo, ingresado en una celda de castigo del salón de la enfermería, desnudo, y en condiciones infrahumanas.

La madre de este joven ha reclamado, sin tener solución al Consejo de Estado, la Dirección de Cárceles y Prisiones (15 y K), atención a la ciudadanía, y otros organismos.

El abogado de su hijo pidió revisión de causa desde el mes de diciembre del pasado año y no ha recibido respuesta alguna.

Alina Castellanos Cordovi, pide ayuda, asegura que su hijo se va a suicidar en la prisión. Ha sido torturado física y sicológicamente desde los 17 años, ha estado en las infernales prisiones de régimen para adultos, lo han tratado como a un criminal,  ha tenido que convivir con asesinos, pederastas, y delincuentes connotados. Está muy enfermo, a veces no se acuerda de lo que hace, y asegura que su hijo no ha recibido los medicamentos que tiene que tomar de por vida en ninguna prisión, y tiene miedo por lo que le pueda suceder.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes