domingo, 3 de junio de 2012

Desterrar presos un gran negocio


Dania Virgen García

Desde la prisión de régimen especial de kilo 7, en la provincia de Camagüey, el reo Jorge Alberto Liriano Linares, informa que cada año  destierran a centenares de presos habaneros, principalmente del Combinado del Este, a  cárceles en otras provincias, lo que provoca grandes conflictos a los presos y sus familiares.

La mayoría de estos sancionados  que son trasladados lejos de sus provincias de origen se ven privados  de las visitas familiares, debido a la falta de recursos y las difíciles condiciones del transporte que enfrenta el país.

Al empeoramiento de sus  condiciones de vida, se suman los malos tratos, el rechazo, y el odio a que son sometidos los presos por parte de guardias sin escrúpulos y regionalistas.

Asegura  Liriano Linares que según datos de oficiales, cerca del 50 % de  presos se encuentran  en cárceles fuera de sus provincias. De ellos, más del 60% es de la raza negra. La mayoría de los trasladados son pobres, con trastornos mentales y  homosexuales.

El alto nivel de corrupción de los jefes y de sus subordinados militares en las prisiones, y de las direcciones de cárceles y prisiones,  ha convertido en un gran negocio  la política de desterrar presos a otras provincias.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes