viernes, 23 de marzo de 2012

Sancionado por tener nivel de vida alto

Dania Virgen García

Eduardo López Abreu, es uno de los tantos ciudadanos  cubanos que son sancionados y enviado a prisión por las arbitrariedades que cometen los instructores policiales, la fiscalía y los jueces.

Refiere la madre de  López Abreu, Anisia de la Caridad Abreu Soria, de 72 años de edad, quien vive en la avenida Siboney número 8531, entre Lindero y B, reparto Siboney, San Francisco de Paula, municipio San Miguel del Padrón, que su hijo fue sancionado por  convicción, según dijeron en el juicio, “por tener un nivel de vida alto”.

Anisia de la Caridad, tiene dos hijos, que viven en Alemania, y varios nietos.

Desde antes del año 2000, su hijo Eduardo López fue sancionado a tres años y seis meses de privación de libertad, por un supuesto delito de receptación, donde hubieron implicados 16 personas más, quienes fueron privadas de sus derechos.

En el registro que le hicieron, a López Abreu le fue ocupado un TV de pantalla plana, un Lada a nombre de Anisia, teléfonos celulares, entre otras cosas, todos con sus propiedades a nombre de su mamá, entrados por el aeropuerto internacional José Martí.

La madre del reo ha reclamado en el Consejo de Estado, la fiscalía provincial, y otras entidades. La repuesta dada por estos funcionarios del gobierno es que todavía están revisando el caso.

“Mi hijo está cumpliendo una sanción injusta, no le ha robado nada a nadie, el único delito que ha cometido es que tiene a sus hermanos en Alemania, que le han dado todo lo que él ha querido. El gobierno no tiene que despojarlo de sus cosas por el solo hecho de vivir como se debe. Llevo más de un año reclamando la inocencia de mi hijo, y que se me devuelva todas las pertenecías que le fueron extraídas de su vivienda”.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes