domingo, 18 de marzo de 2012

Los que viven en el basurero

Dania Virgen García


En el basurero que llaman El Bote, en la avenida 100, en Marianao, acampan hombres, a veces por más de 20 días, en chozas improvisadas por ellos mismos, en espera de los camiones que botan la basura del  aeropuertos y de varias empresas estatales.

De la basura sacan alimentos, prendas de vestir, botellas y latas, para vender, a los puntos estatales de recogida de materia prima o a personas tan pobres como ellos.

La mayoría de los que habitan en El Bote vienen de las provincias orientales. Llegaron a la Habana con la intención de conseguir trabajo y vivir como seres humanos. Todo les salió mal, pero ya no pueden volver atrás.


La Policía Nacional Revolucionaria persigue a los llamados buzos por vender desechos recogidos de la basura. Los acusan de propagar enfermedades. Pueden imponerles multas de entre 250 y 1000 pesos. Cuando en reiteradas ocasiones han sido detenidos, son llevados a juicio. Pueden condenarlos a sanciones de entre uno y cinco años de privación de libertad por el delito de propagación de epidemias.

Refirió un buzo que no quiso dar su nombre por temor a represalias que en el basurero es donde él puede conseguir el plato de comida para sus  hijos. “Los trabajos están cada día más malos y pagan en moneda nacional y el gobierno todo lo vende en moneda convertible. A mí nadie me explota por un mísero salario mensual que no me alcanza ni para comprarle la leche a mi hijo más chiquito. Buceando siempre resuelvo algo para poderle llevar comida a mi familia”.

dania@cubadentro.com


 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes